LA VERDAD SOBRE AGUAS DE CARTAGENA

La real crisis de Aguas de Cartagena

LA VERDAD SOBRE AGUAS DE CARTAGENA

– En 5 años, Cartagena vivirá una crisis de agua
– Aguas de Cartagena condenada en 21 ocasiones por violar el derecho a la vida.
– ¿Por qué Aguas de Barcelona quiere vender sus acciones?
– Cartagena, tesoro de los piratas

Aguas de Barcelona, operadora privada del sistema de acueducto y alcantarillado del Distrito de Cartagena a través de Aguas de Cartagena, no solo ha demostrado sus irregularidades en la administración de los recursos financieros adquiridos por préstamo del Distrito con la banca internacional sino que también se ha caracterizado por su total conducta violadora de los derechos fundamentales de los cartageneros.

A su vez, para la operación del acueducto y alcantarillado de Cartagena de Indias, el Distrito es parte del operador, es contratista y es interventor, pero en el ejercicio de este triple rol ha actuado en detrimento de la ciudadanía apartándose del control y vigilancia que constitucionalmente le corresponde y judicialmente le fue ordenado en las acciones de tutela y populares.

ANTECEDENTES FACTICOS Y JURIDICOS

En estos diez años de existencia (1995-2005) el operador privado ha manejado 236 millones de dólares sin un verdadero y efectivo control institucional y social basados en indicadores cualitativos de saneamiento ambiental pero sobre todo de sostenibilidad social, poniendo en entredicho el modelo privado vendido desde Cesar Gaviria hasta Álvaro Uribe Vélez.

Diez años después el resultado de gestión de Aguas de Cartagena se resume así:
– Aguas sin contabilizar 52%, incluyendo fugas, cifra cercana a la que vivió las Antiguas Empresas Públicas Distritales que marcó su defunción. Aguas de Cartagena solo reconoce un 46.4% para esconder su deficiencia operativa.
– Si bien se aumentó en cobertura, puesto que hoy es del 98%, tal hecho entrará en crisis en los próximos cinco (5) años puesto que no tienen contemplado dentro de la ejecución del empréstito la construcción de una nueva planta de acueducto. Esto significaría que la ciudad llegaría a los estándares y niveles deficitarios parecidos a los de la década anterior donde no se podía construir edificaciones nuevas ante la imposibilidad de atender la cobertura. La situación se agravaría, ya que la tasa de crecimiento poblacional de la ciudad es superior a la nacional, en tanto la construcción de nuevas edificaciones vive una bonanza actual que se incrementará durante la próxima década, según informaciones de los inversionistas del sector inmobiliario.
– Si bien es cierto que existe un incremento de usuarios, estos no se han adquirido gracias a los recursos de Aguas de Cartagena sino del Distrito y de los mismos usuarios.
– Se vive actualmente un alto endeudamiento del Distrito e imposibilidad de endeudarse más para construir plantas y demás infraestructura para atender el déficit y crisis que se presentará en la próxima década.
– Las obras civiles ejecutadas por Aguas de Cartagena nos trajeron nuevas tecnologías, pero su resultado social es deficiente por cuanto las obras complementarias y los resarcimientos de daños a terceros no fueron ejecutados con transparencia y honestidad. Por ejemplo, en las calles donde instalaron los colectores no le construyeron, o lo hicieron a medias, cunetas, bordillos, andenes y deterioraron el medio ambiente destruyendo las zonas verdes, aunque estaba contemplado en los empréstitos. ¿Qué se ha hecho el dinero que dejaron de invertir?. Asimismo han destruido viviendas de humildes familias que hicieron su sacrificio para construirlas, y ahora se niegan a resarcirlas de los daños provocados para quedarse con los dineros previstos en los rubros aprobados en el proceso licitatorio. Pueden darse un paseo por La María, San Francisco o La Esperanza para darse cuenta de esta situación. ¿Quién les hizo veeduría? Nadie. ¿Qué dice la interventoría? Nada

AGUAS DE CARTAGENA (FILIAL DE AGUAS DE BARCELONA) CONDENADA POR VIOLAR DERECHOS HUMANOS

La comunidad afectada por la destrucción de sus viviendas quiso llegar a un acuerdo con Aguas de Cartagena para que le reconocieran los daños provocados, pero la entidad incumplió los diferentes acuerdos establecidos. Manifestaba que estaba dispuesta a atender los daños, pero pretendía que los damnificados recibieran un presupuesto injusto de todo punto de vista, muy por debajo del 50% de los reales.

Ante esa situación los afectados interpusieron 30 acciones de tutelas para proteger el derecho a la vida, la integridad personal, la vivienda digna y la igualdad, de las cuales hasta ahora han fallado 21 favorables en primera y segunda instancia. Cuatro (4) están por definirse en segunda instancia, y cinco fueron negadas en primera y segunda instancia. Los jueces que fallaron contra derecho fueron denunciados penalmente por los tutelantes porque lo hicieron sin el recaudo de la prueba, o habiéndolas practicado no las tomaron en cuenta. En este sentido están denunciados los jueces 2º (Alfredo Alvarez), 3º (Roberto del Río), 9º (Juan Carlos Cerón Díaz), 11º (Doris Russ Mejía) 12º (Mauricio González), y 13º (Miledys Oliveros Osorio) Civil Municipal.

EL CUMPLIMIENTO DE LOS FALLOS

Se hace imperioso el cumplimiento de los fallos proferidos por los jueces porque los derechos fundamentales protegidos son esenciales para la existencia de muchas familias que hoy ven cómo los organismos del Estado son indiferentes ante la gravedad que presenta la situación. Ningún organismo de control ha ejercido su función contra la arbitrariedad de Aguas de Cartagena.

Los damnificados son victimizados por Aguas de Cartagena en primera y segunda instancia, porque luego de producirle los daños ahora se niega a cumplir con los fallos de tutela, incluso haciendo fraude procesal, por lo cual cursan en la fiscalía especializada de la seccional Bolívar denuncias penales contra el gerente JOHN MONTOYA CAÑAS.

Se acude al Consejo Distrital para que ejercite el control político que le corresponde y se haga efectivo el resarcimiento de los daños causados a terceros en el período de ejecución del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado. Una obra pública que supuestamente tiene como objetivo la prosperidad general debe generar respeto a los derechos fundamentales y, por lo tanto, no puede perjudicar los intereses de los sujetos de derechos. Sobre todo porque no están obligados a sufrir los daños antijurídicos del Estado.

CARTAGENA SIGUE SIENDO TESORO DEL PIRATA

Como una práctica plena de los capitales golondrinas en esta época de Globalización, Aguas de Barcelona después de disfrutar los 236 millones de dólares del Banco Mundial y del Bid, de recibir los miles de millones de pesos anuales que nosotros pagamos por el servicio de acueducto y alcantarillado y de llevarse las pingues ganancias a España, nos deja una empresa en crisis, una alta deuda que nos impide endeudarnos más y una inminente crisis de agua como en aquellos tiempos en que la empresa era manejada por la clase política tradicional, acusada de corrupción, malversación y desidia.

La pregunta clave ahora es, ¿cómo calificar a este modelo de empresarios privados que nos dejan un nuevo cascarón que todos/as debemos pagar como lo estamos haciendo con el antiguo cascarón de las empresas públicas municipales?

¿Si en 1995 todos condenaron a la clase política dominante y señalaron que los trabajadores, empleados e ingenieros y sector ejecutivo de las empresas públicas municipales eran unos corruptos, qué dice la sociedad cartagenera de este nuevo chasco que comienza a develarse? No todo lo público es malo, como tampoco no todo lo privado es bueno. ¿Por qué el modelo de las empresas públicas de Medellín es vigente y bueno con una alta gestión social?

Se comieron la pulpa, y ahora nos pretenden dejar el hueso. Después de la captura del tesoro, venderán las acciones, seguirán vinculados en la obtención de ganancias durante diez años más, y los cartageneros nos quedaremos con el pasivo laboral de la flamante empresa Aguas de Cartagena. Y después nosotros a crear una nueva empresa para hacer el mismo ciclo. Es la lógica del capitalismo salvaje de los operadores privados que buscan máximas ganancias pagándole salarios de hambre a sus trabajadores y malos precios a sus contratistas que deben ejecutar obras de mala calidad, razón por la cual el 60 por ciento del deterioro de la malla vial de Cartagena se debe a esta causalidad. Pero el capital foráneo realiza esta operación con la complicidad de algunos empresarios y políticos lacayos y servirles que reciben migajas del Tesoro.

En estos diez años de gestión de Aguas de Cartagena queda al descubierto además:

– Presunta indebida celebración de contratos puesto que no se ejecutan las obras de acuerdo a como fueron licitadas.
– Responsabilidad civil y penal del Distrito de Cartagena de Indias (los alcaldes desde 1995 hasta el 2005: Gabriel Antonio García Romero, Guillermo Paniza, Nicolás Curi Vergara, Gina Bedetti Vélez, Carlos Díaz Redondo y Alberto Barboza Senior).
– Fallas en el servicio, por la inobservancia de las medidas de control y vigilancia por parte del Distrito.
– Complicidad en la captura de los recursos públicos.
– Incapacidad de endeudamiento para gestionar nuevas obras sociales.
– Las obras llamadas de progreso realmente no han aumentado el nivel de vida de los cartageneros en este período de 10 años de gestión privada de los servicios públicos, cayendo a niveles paupérrimos: 75% de pobreza.

LA SOLUCION

Solicitamos al Concejo Distrital que propenda para que:
1. La sociedad civil debe asumir un mayor control del patrimonio público.
2. Los concejales deben coadyuvar en la planificación estratégica de la ciudad.
3. El Distrito debe intervenir directamente en Aguas de Cartagena en razón de ser socio mayoritario e interventor del servicio público, pero sobre todo por su papel definido en los artículos 365 al 370 de la Constitución Nacional.
4. El concejo debe exigir la reparación inmediata de las personas y barrios victimizados por Aguas de Cartagena y el Distrito en la ejecución del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado.
5. Solicitar un control excepcional de la Contraloría General de la República y una auditoría especial para establecer el estado de pérdida y ganancia, contratación, pago de impuestos, carga prestacional al personal administrativo, sistema de proveeduría, etc. de Aguas de Cartagena..

Puede encontrar más detalles de la verdadera situación de Aguas de Cartagena en el informativo Vox Populi o en la webblog del periodista de investigación EDISON LUCIO TORRES: lucioysusnotas.blogspot.com

Director Ejecutivo: EDISON LUCIO TORRES

Gerente de Proyectos: RUBY BELEÑO SUAREZ

VOX POPULI CORPORACION: es una entidad sin ánimo de lucro que propende por la promoción y defensa de los derechos humanos, y la verdad pública.

Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Nit 806.008.799
Director Ejecutivo: Edison Lucio Torres
Docente Universitario de DDHH

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.