ALCALDIA DE CARTAGENA: ¿GOSSAIN O PINEDO?

Por Edison Lucio Torres*

A 7 días de cumplirse las elecciones locales y regionales del 28 de octubre, la disputa por la alcaldía de Cartagena de Indias nos propone un dilema entre dos sectores de poder: la clase política y los empresarios políticos, cuyos fieles representantes son Juan Carlos Gossaín (Colombia Democrática) y Judith Pinedo (Por una sola Cartagena), respectivamente.
Si gana Gossaín, se fomentará la política social implementada por Curi, pero la clase política tradicional se fortalecerá siguiendo el mismo sistema del quehacer político. Salvo que el candidato de Colombia Democrática, haciendo gala de su independencia y carácter, asuma el compromiso de una alcaldía de transición que crea las bases para iniciar un proceso de reconstrucción de Cartagena. Así emularía el caso de Bogotá donde el alcalde Jaime Castro, hombre de la clase política tradicional, sentó las bases para que apareciera un Antanas Mockus o un Lucho Garzón.
Si gana la Mariamulata, habrá renovación entre los funcionarios de la alcaldía, pero no aseguraría una renovación política-administrativa que anhela el pueblo cartagenero, ya que estaría comprometida con el real poder ejercido por los empresarios. Salvo que se decida romper con el paradigma que hasta ahora existe de los candidatos de extracción empresarial que, como Guillermo Panizza, nos dejaron una amarga experiencia como alcalde.

Si César Anaya se adhiere a la Mariamulata, seguramente ésta le acortaría la distancia que la separa de Gossaín, pero si continúa hasta el final indefectiblemente será una victoria de Juan Carlos Gossaín, ya que éste posee la infraestructura electoral para traducir la simpatía en votos que no es el caso de Judith Pinedo.

Dos sectores de poder quedaron a la vera: los financistas al estilo de Hilsaca y los sectores populares. La propuesta de Amaury “Titi” Martelo – que era el candidato de los financistas- no pudo calar en la ciudad y debió renunciar tempranamente. Titi fue objeto de la guerra sucia que se ensañó contra algunos candidatos.
Cesar Anaya Cuesta del sector popular, en las primeras de cambio ganó todas las encuestas, pero al comenzar a subir la cuesta se fue quedando rezagado hasta ser superado por el pastor Yony Copete, la sorpresa en estas elecciones. Para sacarle el diablo a Cartagena, el reverendo apóstol buscó la santa alianza con Colombia Viva de Vicente Blel y Dieb Maloof, senadores que debieron renunciar por la parapolítica.

Muy a pesar de que las condiciones de Cartagena de Indias daban para que triunfara un proyecto popular de transformación, éste no se consolidó porque el Polo Democrático Alternativo fue temeroso de explorar en una consulta popular la escogencia de su candidato, y, en su lugar, impuso un nombre de la política tradicional local que ya estaba quemado. El resultado fue desastroso no solo para el Polo sino para la ciudad.

Por su parte, Argemiro Bermúdez se vio afectado por la crisis del partido Liberal, lo mismo que Miguel Navas Meisel por el partido conservador. Lo dicho, cuatro fuerza estaban llamadas a pelearse la alcaldía, hoy solo quedaron en el escenario dos: la clase política y los empresarios políticos. ¿Gossaín o Pinedo?

____________
*Periodista y docente de derechos humanos. Director del informativo Vox Populi.
E-mail:
editormoreno@hotmail.com
http://lucioysusnotas.blogspot.com/
Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.