Demanda contra la Mariamulata

¿TRIBUNAL ACOGERA EL CONCEPTO FAVORABLE DE LA PROCURADURIA?


Por Edison Lucio Torres*

Menos de 20 días tiene el Tribunal Administrativo para acoger o no el concepto favorable a la Mariamulata del Ministerio Público y emitir un fallo de primera instancia sobre las dos demandas instauradas contra la alcaldesa de Cartagena supuestamente por infringir el régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Para el procurador judicial 21, Alberto Javier Vélez, el ex Defensor del Pueblo Arturo Zea Solano no ejerció autoridad civil, política y administrativa un año antes de que se inscribiera como candidata a la alcaldía de Cartagena su esposa Judith Pinedo Flórez.

Las demandas fueron instauradas por Juan Carlos Gossaín, excandidato a la alcaldía de Cartagena y Guillermo Marrugo Olascuaga.

El Ministerio Público considera que no existe inhabilidad y, por ende, no hay nulidad del acto administrativo mediante el cual se expidió la credencial a la alcaldesa, ya que no infringió ninguno de los postulados de la Ley 617 de 2000.

La tesis que primó en el ministerio público fue la misma que sustentó el apoderado de la alcaldesa de Cartagena en el alegato de conclusión radicado el 21 de mayo, poco antes que se emitiera el auto de cierre de la investigación por parte del Tribunal Administrativo de Bolívar. Esta tesis coincidió con el análisis fáctico-jurídico publicado en Vox Populi y en el blog: lucioysusnotas.blogspot.com

En la publicación hecha el 8 de mayo en este medio, presenté un análisis comparativo tomando en cuenta los hechos y la jurisprudencia de la decisión del Juez Sexto Administrativo de Huila de declarar ceñida a la ley la elección del alcalde de Aipe, Luis Felipe Laso, cuya esposa es la defensora regional de Huila. Esta tesis central fue retomada por la defensa de Judith Pinedo y posteriormente por el procurador judicial Alberto Vélez:

1.La Defensoría Regional del Pueblo no ejerce autoridad civil, política, administrativa o militar. Para llegar a esta conclusión, el juez de la causa se basó en el manual de funciones de las defensorías regionales (1995) y en el Código Único Disciplinario, de 2002. Esto es, que la autoridad administrativa, política y civil la ejerce el Defensor del Pueblo y no los defensores regionales. Judith Pinedo, alcaldesa de Cartagena, aportó certificaciones de las funciones de su esposo como Defensor Regional. El funcionario no contrata nada, porque todo está centralizado. Para poner un ejemplo elocuente de que los defensores regionales no tienen autoridad de ninguna clase, salvo la de la magistratura moral, el café lo compra la Secretaría General de la Defensoría del Pueblo con sede en Bogotá, según la resolución No 1602 del 7 de julio de 1995

2. Aún cuando la Defensoría Regional tiene jurisdicción en todo el departamento, no se configura la inhabilidad porque no ejerce autoridad civil, administrativa ni política.”

Pero el punto central de la decisión del procurador judicial se ciño en el análisis del contrato de arrendamiento suscrito el 23 de marzo de 2007 por el defensor regional, manifestando que “el poder de autorización quedó asignado al Secretario General de la Defensoría del Pueblo”, de acuerdo a la resolución No 242 del 4 de marzo de 1998.

En consecuencia, el procurador judicial concluyó:

“Vistas así las cosas, el Ministerio Público es de la posición que no se ha demostrado en el plenario el ejercicio de actos de Autoridad Civil y Administrativa en los términos aquí enrostrados al Defensor del Pueblo ARTURO NICOLAS ZEA SOLANO durante el año anterior a la elección de su esposa la Dra. JUDITH PINEDO FLOREZ como Alcaldesa de Cartagena para el periodo 2008 – 2011.”

Luego de este concepto, le quedan menos de 20 días hábiles al magistrado ponente, Javier Ortiz del Valle, para que presente un proyecto de sentencia sea acogiendo el concepto del procurador o, por el contrario, apartándose del mismo.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.