¿AL CAPITAN DE PUERTO QUIEN LO RONDA?

En Cartagena muchas personas se preguntan: ¿Por qué la Capitanía de Puerto tiene más poder que los entes territoriales para decidir uso y concesiones del suelo? Y a pesar de todo sigue tan campante.

La Capitanía de Puerto de Cartagena, al mando del Capitán Víctor Hurtado Uririta, tiene varias investigaciones penales en la Fiscalía Seccional por diferentes actuaciones – como fraude procesal, falsedad en documento, prevaricato por acción y omisión, entre otras- que ponen en cuestión su papel de director marítimo seccional para la preservación de los bienes comunes pertenecientes al Estado en esta parte del litoral Caribe.

Los hechos que hoy son objeto de investigación penal, llaman la atención porque al parecer el capitán Hurtado recupera tierras en procesos judiciales, pero luego las entrega irregularmente en concesión a particulares, según las denuncias. De igual modo, dichos procesos hacen que las comunidades le pongan la lupa a concesiones de marinas y de proyectos turísticos que hoy son de pública discusión, como la que está sucediendo con las marinas en la Bahía de las Ánimas y del Centro de Convención.

Pareciera que la Capitanía tuviese mayor poder que la autoridad distrital a juzgar por sus críticos que fueron consultados por este medio. Agregan que esta situación pone en duda el respeto de la autonomía territorial en hechos que se refieren al Ordenamiento Territorial del Distrito de Cartagena.

Por ejemplo, el caso de la construcción de la marina Miramar cerca del Club de Pesca. Una marina es una especie de muelle donde embarcan y desembarcan pequeñas naves o veleros que le dan un uso particular a zonas que desde el punto de vista del Ordenamiento Territorial no está permitido. La comunidad de Manga está en desacuerdo con la concesión de la marina Miramar, y cuestiona la actuación del capitán Hurtado porque ha sido laxo con los requisitos exigidos a los potenciales concesionarios.

En varias oportunidades Asomanga se ha referido a la negativa de la ciudadanía de aceptar dichas concesiones porque perjudican el derecho fundamental al goce de la zona peatonal de la Avenida Miramar, donde se piensa construir dos marinas adicionales a las existentes.

Procesos penales que rondan al capitán de Puerto

De acuerdo a la información suministrada por una fuente cercana a la Fiscalía Seccional, el capitán Hurtado tiene los siguientes procesos penales, algunos de los cuales están muy avanzados:

1. Radicación 14090. Fiscalía No 5 seccional de Cartagena. Denuncia penal por prevaricato por acción. El hecho se refiere a que la capitanía le entregó en concesión Playa Blanca Barú a la Fundación Julio Mario Santo Domingo. La adjudicación de esta concesión es considerada una irregularidad porque es necesaria la consulta directa a las comunidades nativas afrodecesdientes, la cual no se hizo. La denuncia la presentó el veedor Arnulfo Molina. De esta manera se atenta contra los intereses de la nación y de la población afrodescendiente que las priva de su uso.

2. Radicación 13240. Fiscalía No. 5 Seccional de Cartagena. El ciudadano Jesús María Gómez Zapata, denunció penalmente al capitán VÍCTOR HURTADO por darle en concesión a la transnacional Caribean S.A. unos terrenos privados y otros de uso público sin consultar a la comunidad, privando a la población de Boca Canoa del uso y goce de las playas. Al mismo tiempo ha perjudicado a particulares a quienes se les han expropiado por vía de hecho y en forma arbitraria predios de su propiedad.

3. Radicación No. 04319. Fiscalía 48 seccional de Cartagena. Fraude procesal. La denuncia fue presentada por Ascanio y Octavio Aguilar Jaramillo, donde al parecer el capitán Hurtado viene trabajando de la mano de la empresa Caribean. El elemento fundamental que tienen los denunciantes, y que es objeto de investigación, fue la concesión de tierras que supuestamente fueron recuperadas por la Capitanía de Puerto y luego han sido entregadas en concesión a la Caribean como ocurrió en Punta Canoa.

De igual manera, las denuncias penales indican que la Capitanía de Puerto de Cartagena está jugando un papel protagónico en los juzgados para tratar de recuperar tierras y luego entregárselas en concesión, presuntamente, a sus amigos.

El concepto que se plantea está situado dentro de la discusión jurídico-administrativa que se plantea sobre el rol exagerado de la Capitanía de Puerto de Cartagena en la supuesta defensa de los bienes públicos de terrenos urbanos y rurales en las zonas costeras de la ciudad. Incluso, poder que va más allá de la alcaldesa Judith Pinedo Flórez en procesos administrativos como la entrega en concesión de una marina en una zona peatonal como la Avenida Miramar de Manga, según miembros de Asomanga.

Las capitanías de puerto tienen un funcionamiento limitado por la constitución de 1991 y la ley de distritos, las que definió claramente su papel de auxiliar o de dar conceptos para los alcaldes. Pero ya ley 135 de 1961 y la 160 de 1993, había ubicado que el INCORA, eran las únicas entidades, por ejemplo, para delimitar las tierras de la nación con las de los particulares, y el Alcalde de los municipios y distritos la autoridad – según el artículo 132 del Código Nacional de Policía- para definir el carácter de bienes de uso público en los distritos o municipios.

El Decreto 2324 de 1984, en ninguno de su articulado le da esa facultad a la DIMAR o Capitanías de Puerto. Los capitanes de puerto -en diferentes épocas- han utilizados su poder para intimidar a particulares y de paso obstaculizar el desarrollo de los municipios costeros, llevando a privilegiar o recortar proyectos de acuerdo al mejor postor, caso como el del Hotel Las Américas del Centro Internacional de Convenciones dentro de la Ciénaga de la Virgen, o del proyecto turístico privado en las playas de Castillo Grande.

La discusión está –según esa opinión- si el Capitán de Puerto de Cartagena, puede seguir interpretando la ley a su acomodo sin barreras jurídicas y morales, todas vez que en los estrados judiciales de la Fiscalía y en la Procuraduría de Bolívar se le sigue varios procesos por presuntas irregularidades.

El capitán Víctor Hurtado, goza de una simpatía en los medios de comunicación. Es una persona simpática, de verdad. Pero ello se verá en peligro cuando se conozcan detalles de esos procesos penales que podrían ser una caja de pandora. La protección que lo blinda -estoy seguro-no puede provenir de sus superiores, que probablemente desconocen lo analizado en este artículo. El almirante Leonardo Santamaría, director Marítimo de Colombia, y el almirante Guillermo Barrera, comandante de la Armada, deben pronunciarse pronto antes que el fuego se expanda hasta sus barcos.

En tanto un grupo de ciudadanos se viene reuniendo para pronunciarse públicamente sobre los atropellos del Capitán de Puerto de Cartagena. Vox Populi abre la investigación y la discusión en la radio cartagenera.

Escuche a Edison Lucio Torres en Vox populi, Radio Vigía 7:30 de la mañana.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.