LA CONDENA CONTRA CÁCERES ES UN ACTO DE JUSTICIA

-Declaración Pública de Lucio Torres-
Uno de mis perseguidores, el otrora todopoderoso senador de Cambio Radical, JAVIER CÁCERES LEAL, con grandes amigos en las altas esferas del Estado, acaba de ser condenado a 9 años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado en fallo proferido por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. No me gozo la desgracia ajena, porque cada quien labra su propio destino, pero bienaventurada la justicia cuando absuelve al inocente y condena al culpable para proteger a la sociedad de sus males.
Desde que comencé -2006- a denunciar la parapolítica en Bolívar y el Caribe colombiano, he soportado persecusión, hostigamientos, amenazas de muerte y acoso judicial que un periodista comprometido con la verdad y la justicia jamás haya sufrido.
Si en mi informativo radial VOX POPULI dije en 2006 que le preguntaran al jefe paramilitar (a.) “Juancho Dique” -ver transcripción del análisis- fue porque tenía la certeza y las pruebas de las reuniones sostenidas por el expresidente del senado con los jefes paramilitares. Por haberme atrevido a decir la verdad, el juez Fernando Orlando Jaiquel -hijo del exmagistrado Domingo Orlando Rojas, conocido como “el Calabrés”, y amigo de Cáceres- me condenó a 18 meses de cárcel. Sentencia que apelé ante el Tribunal Superior de Cartagena, instancia que debe resolver mi situación jurídica en estos días.
Sabía que no estaba solo. Que la justicia llegaría. Que la infamia contra el periodismo comprometido y serio de la región Caribe, y las penurias soportadas, se verían recompensadas algún día. Este fallo hace justicia a la verdad periodística que en 2006 me atreví a decirla, aunque me enfrentó a un hombre poderoso que tenía fuertes tentáculos en la Fiscalía y en el poder judicial de Bolívar. ¿Vocación de suicidio? No, hermano. Compromiso con la verdad y con los débiles de la sociedad.
Bogotá D.C. 11 de abril de 2012
Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.