Dionisio, ¡vete ya!

dionisio v

Dionisio Vélez, podría terminar preso en 2016.

A Dionisio Vélez Trujillo lo presentaron como el salvador, el hombre que iba a ser el piloto de una nave que estaba al garete. Un hombre impoluto, de manos limpias que tenía el respaldo de empresarios igualmente limpios, incluso, del exalcalde de Barranquilla Alejandro Char. Hoy, dos años y medio de gobierno, solo existe una frase para despedirlo como alcalde de Cartagena de Indias: ¡DIONISIO, VETE YA!

Los mismos honorables empresarios de la ciudad que disfrutaron del tesoro durante el gobierno de Carlos Otero, quien también murió de cáncer, se reorganizaron y presentaron en las elecciones atípicas un proyecto político “apolítico” y empresarial encabezado por Dionisio Vélez Trujillo en contraposición de la candidata que representaba el “mal mayor”, María del Socorro Bustamante, quien igualmente este año se despidió para siempre.

Campo Elías Teran Dix (1946-2013) gobernó 8 meses después de ser elegido con el 54.7% de los votos válidos el 25 de octubre de 2011. En el período enero-agosto de 2012 fue objeto de un implacable ataque de todos los centros del poder estratégico de Cartagena. No hubo tregua, ni siquiera cuando agonizaba del cáncer de pulmón en una clínica de Bogotá. La jauría ya se peleaba su sucesión. Sus principales enemigos provenían de su interior, cual Caballo de Troya. El grupo de la Casa García tenía a Carlos Otero -quien murió también de cáncer- como su alfil, grupo que se alzó con el botín con la complicidad de algunos honorables empresarios de la ciudad,  de Bruce MacMaster y del presidente Santos. Casi todos los medios, incluso El Universal y los de cachacolandia, se alzaron contra Campo. “Una banda de pillos” habían asaltado a la alcaldía, fue la conclusión de sus detractores. ¿Acaso Cartagena no estaba asaltada antes de llegar el primer alcalde afro?

Campo, María del socorro y Dionisio, los dos primeros fallecidos.

Campo y María del Socorro (fallecidos) en la confrontación con Dionisio. 2011

Si comparamos el tiempo que duró Campo en el gobierno con el de Dionisio Vélez, notaremos que el período de éste fue tres veces mayor. Yo no digo que con Campo no habían pillos (los había, y muchos), pero los pillos más bravos llegaron con Dionisio. Veamos la siguiente síntesis para demostrar esta premisa.

El CARRUSEL DE LA CONTRATACIÓN MADE IN BARRANQUILLA

La alcaldía de Dionisio tuvo un holding de la corrupción manejado por algún selecto grupo empresarial parecido al que tuvo Alejandro Char y Elsa Noguera en la alcaldía de Barranquilla. Pero había otro hecho común con los Char, las firmas contratistas tienen una empresa nodriza que, a su vez, está relacionada con los inversionistas barranquilleros de la misma estirpe de los Nule. Utilizan nombres sugestivos como “Consorcio Transformemos a Cartagena”, y subcontratan la mayoría de las obras.

El veedor David López, le dijo a Vox Populi 101.6 FM, que por ejemplo, para la pavimentación de las vías, y las demás obras de los $250 mil millones,  se calculó el pago de una mordida de 38 mil millones de pesos. El contratista Alex Rodriguez Peña -from Barranquilla- lo quiso encochinar y le montó una trampa, haciendo entender de que era víctima de una extorsión.

Sin embargo, la denuncia del veedor tiene credibilidad porque coincide con lo divulgado por el presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, al encontrar graves irregularidades en la adjudicación de dicho contrato, el cual fue fragmentado en cinco partes, entregadas a las firmas Consorcio del Norte, consorcio Vial Urbano, Consorcio Pavicar, Consorcio Industrial y Bahía y el Consorcio Vías de Cartagena. Lo mismo hicieron con el contrato para la refacción de 24 instituciones educativas por valor de $70 mil millones de pesos. Lo curioso es que las mismas firmas también se beneficiaron de esta contratación, y algunas del contrato con recursos del DADIS provenientes de un crédito de $250 mil millones de pesos contratados en marzo de 2014.

Juan Martín Caicedo ferrer, presidente de la Cámara de la Infraestructura también denunció algunos de los contratos de Dionisio

Juan Martín Caicedo ferrer, presidente de la Cámara de la Infraestructura también denunció algunos de los contratos de Dionisio

Los veedores, la Cámara Colombiana de la Construcción, la Sociedad de Arquitectos e Ingenieros de Cartagena, el Observatorio de la Contratación de FUNCICAR y las investigaciones que hemos realizado en este resurgimiento de Vox Populi, tiene una conclusión categórica: irregularidades en la contratación y en su ejecución. Contratación sin el lleno de los requisitos, descarado direccionamiento de los contratos para beneficiar a consorcios constituidos por las mismas personas en diferentes procesos licitatorios y una deficiente ejecución de las obras que no satisfacen lo contratado. O sea, la existencia de un carrusel de la contratación para apropiarse indebidamente de gran parte de los $250 mil millones de pesos. Es coherente lo que dice el encartado veedor, que los contratistas debieron pagar una comisión de $38 mil millones de pesos, más o menos equivalente al 15% de valor total del empréstito.

HALLAZGOS IN SITU

David López, el veedor quje denunció una mordida de $38 mil millones de varios contratos.

David López, el veedor que denunció una mordida de $38 mil millones de varios contratos.

Como lo obliga el mismo empréstito, debió crearse una veeduría a la ejecución de las obras. En ese sentido se convino con el Observatorio de Transparencia de la Contratación de FUNCICAR realizar una veeduría técnica. El Observatorio, en alianza con el Consejo Gremial de Bolívar y la Fundación Mamonal, vigiló la manera como la Alcaldía de Cartagena invirtió los recursos provenientes del crédito público por $250 mil millones en obras de infraestructura educativa, de salud y vías. Para ello, visitaron 23 Instituciones Educativas y 9 centros de salud intervenidos y constataron irregularidades en su ejecución: materiales de mala calidad, pésimos acabados, obras inconclusas con placas de inauguración, entre otras. En el Liceo Bolívar y Soledad Acosta de Samper Sede Ana María Pérez Otero en su fachada aparecía la placa de inaugurado sin que hubiesen terminado la obra.(VER EL INFORME)

$715 MIL MILLONES

Dionisio Vélez recibió de despedida la bicoca de $ 715 mil millones: $250 para pavimentación e infraestructura en salud y educación, $225 mil millones para terminar Transcaribe, $200 mil millones incorporados al presupuesto, y $40 mil de regalo de “Niño Dios” en las sesiones extraordinarias del concejo.( VER EL AGUINALDO DE DIONISIO ). Si la ejecución de estos recursos se hizo con el esquema del holding, es muy probable que se haya hecho con el modus operandi del crédito público de los $250 mil millones.

Si a Campo lo acribillaron por un contrato de $5 mil millones, ¿por qué a Dionisio Vélez El Universal lo destaca hoy como el alcalde que realizó una “excelente administración”? ¿Acaso existe dos clases de cedazo para purificar el grano? ¿Será porque uno era negro, pobre e inculto y el otro fiel representante de las élites cartageneras? Algo huele mal en la sociedad cartagenera y, especialmente, en la alta sociedad y en los grupos de poder dueños de la “fantástica”.

¿Y las ías dónde están? Probablemente comiendo perdices con los $ 38 mil millones que dicen haber pagado para hacer el carrusel de la contratación. Si Campo estuviese vivo, estaría preso en la cárcel de Ternera. ¿Cuánto le costará a Vélez Trujillo capotear a las ías? Por todo esto, y por otras cosas graves, DIONISIO, ¡VETE YA!

La puntilla: ¡FELIZ AÑO 2016! ¡Manolo, te tengo el ojo puesto!

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.