Luis Cassiani, el concejal del medio huevo, redimido por el hoy diputado Jorge Redondo

  • Cuando era parte de Cooseheroica, la firma la sancionaron por suministrale medio huevo a los niños.
  • Lo atracaron y le quitaron $100 millones de pesos
  • Cooseheroica es una de las firmas que suministran alimentos descompuestos y contaminados a los niños
  • El diputado Jorge Redondo, fue su llave cuando fungía de director del ICBF Bolívar. Hoy son fórmulas políticas. ¿De dónde sacaron el dinero para sus campañas?

Cuando Jorge Redondo Suárez, hoy presidente de la asamblea de Bolívar, fungió de Director del ICBF seccional Bolívar (2007-2014), no solo elevó su nivel de vida y patrimonio, sino también de algunos de sus amigos como el hoy  concejal de su mismo partido (Cambio Radical) Luis Javier Cassiani Valiente.

Los dos llegaron por caminos distintos al ICBF con una mano delante y otra detrás. Uno como servidor público y el otro como contratista, salieron como diputado (22 mil votos) y concejal (más de 8 mil votos), respectivamente.

Cassiani, antes de hacer parte de la contratación del ICBF estaba mondao (sin plata y sin patrimonio), pero se empeluchó una vez su amigo Jorge Redondo comenzó a desempeñarse en su nuevo cargo. ¿Qué cosa recibió Casiani? Como si el maná le lloviera, muchos contratos recibió la Cooperativa de Servicios Generales COOSEHEROICA LTDA., gerenciada por Reynaldo Camacho. En Cartagena, realmente los contratos lo administraba Luis Cassiani, era como una especie de superadministrador.

Cassiani agradeciendo a quienes lo llevaron al cargo que hoy ocupa

Cassiani agradeciendo a su red de amigos en 2014 en medio de una gran comilona con buffet. Ya había anunciado que iba a ser concejal

En 2011 sucedió un hecho que pasó desapercibido. COOSEHEROICA, que tenía bajo su cargo el suministro de alimentos para los niños de las instituciones Fe y Alegría y Las Américas de Fredonia, entre otras, fue sancionada pecuniariamente porque en una supervisión realizada por la nutricionista de control, perteneciente al programa, constató que el operador en el menú diario no suministraba lo convenido. Por ejemplo, como proteína suministraba medio huevo de gallina, cuando lo contratado era un huevo por niño. Era la proteína más barata del menú. También hallaron otras irregularidades. La Asociación de Padres de Familia denunció que al mediodía no había alimentos para los niños y debían pasar hambre. También denunciaron que el programa no estaba dando los resultados esperados, ya que los indicadores de nutrición eran deficientes.

Cassiani hizo todo lo posible por evitar que se remitiera el informe, pero la nutricionista se mantuvo en su posición y documentó los hallazgos, situación que hizo irreversible un proceso de investigación que terminó con la sanción pecuniaria de COOSEHEROICA por una suma superior a $50 millones. Su amigo, el director del ICBF, Jorge Redondo, no pudo impedir dicha sanción.

En ese mismo año de 2011, Cassiani dijo que había sido víctima de fleteros que se alzaron con una suma de $100 millones, los cuales estaban destinados para pagar a proveedores. Quizás esa sería la razón por la cual la sanción, al parecer, nunca la pagaron ni tampoco hubo autoridad alguna que lo hiciera pagar.

La nutricionista que hizo los hallazgos la quitaron del cargo y la mandaron a la oficina a cumplir otros menesteres distintos a supervisar contratos, cosa que la directora del ICBF, Cristina Plaza, debe revisar, ya que las cosas han cambiado para seguir iguales.

En esta comilona, Cassiani agradeció a todos sus amigos que le ayudaron a ser un buen contratista

En esta comilona, Cassiani agradeció a todos sus amigos que le ayudaron a ser un buen contratista, que le quitaba medio huevo a los niños de los establecimientos escolares.

En 2012, al acabarse el Programa Alimentación Escolar Administrado por el ICBF, precisamente por las múltiples irregularidades en todo el país, pasó al Ministerio de Educación y a las gobernaciones, pero la dinámica fue la misma, tal como se pudo constatar en las investigaciones realizadas por la Defensoría del Pueblo y la Contraloría General. Las evidencias están en casi todos los departamentos, pero dramáticamente en la región Caribe y Chocó. No solo se hallaron faltantes sino que los alimentos los suministraban descompuestos ocasionándoles problemas mayores a los niños.

Del actuar de contratistas y funcionarios del ICBF devino para la sociedad bolivarense y, en particular de Cartagena de Indias, deterioro de la calidad de vida de la población escolar, acrecentamiento de los niveles de desnutrición, detrimento patrimonial, y, lo que es peor, deserción escolar por física hambre

Pero existe una conducta dolosa y, al mismo tiempo, reiterativa de un conjunto de individuos que evidentemente se enriquecieron. Y es la continuidad de dichas irregularidades. Cuando la organización se encuentra sumamente boleteada, como COOSEHEROICA, recurren a organizaciones sin ánimo de lucro. Es el caso de la Fundación Para el Desarrollo Social FUNDES, representada por SORAYA MARÍA ROMERO BAYUELO.

Como el ICBF se desatendió del Programa de Alimentación Escolar (PAE) y se concentró en el programa de primera infancia, los primeros beneficiados con los grandes contratos fueron los mismos con las mismas, ahora con nueva organización como FUNDES. Algunas funcionarias se prestaron para que estas organizaciones defraudaran a la institución en perjuicio de la salud de los niños, como es el caso de supervisoras y algunas nutricionistas. En tanto el sindicato del ICBF solo se dedicó a sacar prebendas para la dirigencia, en perjuicio de los empleados y de la niñez, tomando en cuenta que la presidenta es ¡nutricionista!

¿Cuántos niños murieron por desnutrición entre 2007 y 2014? ¿Cuántos niños padecieron de desnutrición en ese período?

cristina_plazas_michelsen_directora_del_icbf

CRISTINA PLAZAS, valiente mujer que quiere cambiar el ICBBF. /Cortesía Colprensa.

Pero Jorge Redondo, exdirector del ICBF y Luis Javier Cassiani, empleado de los contratistas, hoy uno es diputado de Bolívar y presidente de la Asamblea, y el otro concejal de Cartagena por Cambio Radical con una primerísima votación. ¿De dónde sacaron la plata para financiar sus campañas? No queremos responder esta pregunta para evitar suspicacias, pero estoy seguro que la fuente principal está en la jugosa contratación del ICBF de Bolívar en el mismo período 2007-2014, que dejó una estela de desnutridos y de niños muertos en Cartagena. ¿Podrán responder estas preguntas? ¿Qué dice CRISTINA PLAZA?

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.