“No soy de los Uzúga, es una retaliación por negarme a servirle en Olaya Herrera”, aclaró Alvaro Lloreda, presidente JAC Rfael Núñez.

Google+ Whatsapp
Álvaro Lloreda, espera que en los prxoismos días le definan su situación jurídica

Álvaro Lloreda, espera que en los proxismos días le definan su situación jurídica

  • Álvaro Lloreda, tiene casa por cárcel, sindicado de cómplice de los Uzúga en Cartagena.

  • “Los líderes comunales no tenemos garantías en los barrios marginados de Cartagena”, manifiesta Lloreda.

  • A Alaín Ramírez, mototaxista, los Uzúga  le decomisaron su celular cuando visitaba a Lloreda.

Cuando Vox Populi visitó hoy en su casa a Álvaro Lloreda, presidente de la JAC “Rafael Núñez de Olaya Herrera” y representante por 7 años de los usuarios del servicio de salud de la ESE “Cartagena de Indias”, se soltó a llorar al preguntarle por la solidaridad recibida de sus colegas. El sentimiento de frustración que le embarga, por el mal momento que está padeciendo a raíz de la detención domiciliaria que tiene dentro de un proceso que la Fiscalía Seccional adelanta contra el jefe de los Uzuga en Cartagena, le hace aclarar con firmeza:

“Nunca he pertenecido a una organización por fuera de la ley. Los presidentes de las JAC somos un medio visible en todos los sectores. Aquí, en mi casa, llega gente de todas partes buscándome para cualquier fin. En septiembre del año pasado me estaba buscando un desconocido para que yo les reuniera a los tenderos del sector. Yo le dije que no, y le di mucha vuelta y finalmente no le hice ninguna reunión. Me acosaron y ante esa situación presenté una denuncia contra desconocidos en el mes de enero de 2016”.

Vox Populi supo que el sujeto que fungía como jefe de los Uzúga, llegó acompañado de El Randy,  un mototaxista que de la noche a la mañana apareció como taxista en el sector Rafael Núñez, precisamente donde la Policía le dio de baja a cuatro sujetos que hacían parte del Clan de Los Uzúga el pasado mes de abril sindicados de haber asesinado a tres agentes policivos.

“Los dirigentes comunales no tenemos garantías, llamamos a la policia y se demora una eternidad para llegar. Hace un año trabajamos de la mano con el capitán Zambrano, de la Policía, pero lo trasladaron y se acabó todo lo que veniamos haciendo para la seguridad del sector”, señaló Lloreda.

Análisis de Contexto: ¿Por qué amenazan y matan a líderes comunales?

Lo cierto es que el Clan Uzúga tiene una significativa presencia en los barrios populares de Cartagena y ejerce fuerte presión sobre los líderes para que se pongan al servicio de su proyecto criminal, de la misma manera como los grupos paramilitares lo hicieron en el reciente pasado. Esta podría ser una explicación de lo que sucede con la seguridad personal de la dirigencia comunal de Cartagena y Bolívar. La Secretaría del Interior, conjuntamente con la Secretaría de Participación y Desarrollo Social, deberían realizar un estudio serio del perfil de la dirigencia comunal de la ciudad para tomar medidas extraordinarias con el fin de prerservar la integridad física de sus dirigentes.

Nominalmente desaparecieron los paramilitares tradicionales, pero inmediatamente fueron reemplazados por los urabeños o los Uzúga. Esto es tan cierto, que en las elecciones para JAC y corporaciones públicas ejercieron presión sobre los líderes comunales, populares y deportivos, y, al mismo tiempo, extorsionan a tenderos y pequeños comerciantes. A sotte voce los líderes comunales hablan de esta situación, y hasta el punto que denuncian entre sí la penetración de cuerpos extraños a la organización popular. Ni la Secretaría del Interior, ni la Secretaría de Participación, ni la fiscalía han investigado casos puntuales de las denuncias sobre la interferencia de organizaciones criminales a los procesos participativos que se realizan en los barrios marginados de Cartagena de Indias.

En el barrio Nelson Mandela asesinaron a 7 líderes comunales en lo que va corrido los últimos 20 años. En San José de Los Campanos asesinaron en 2013 a Samuel Ortiz Montoya, homicidio que está en la completa impunidad. Lo mismo que los líderes de La María y de tantos otros, cuyas muertes han sido olvidadas por la Fiscalía y por la propia dirigencia comunal que está absorbida por la misma corrupción. ¿Qué hace la Federación y la Asociación de juntas de acciones comunales?

Denunció trueque de vicio por votos en las JAC

Denunció trueque de vicio por votos en las JAC

Jorge Pérez, presidente de la JAC Santamaría, denunció que “en las elecciones pasadas hasta ofrecieron vicios (sustancias psicoactivas) por votos”, y que hay dirigentes que trabajan con la delincuencia. Es una denuncia grave, porque también lo hizo ante el concejo del Distrito de Cartagena.

Vox Populi consultó a Victor Esquivia, presidente de la Federación de Cartagena, quien precisamente renunció para dar paso a la vicepresidenta Marta Guerrero, dijo:

Esquivia con concejales William Pérez, rafael Meza, Zaith Adechine y Duvinia Cohen

Esquivia con concejales William Pérez, Rafael Meza, Zaith Adechine y Duvinia Torres Cohen.

“Hasta septiembre de 2015 no habíamos recibido denuncia por parte del presidente de la JAC Rafael Núñez, Álvaro Lloreda, si la hubiésemos recibido de inmediato lo hubiéramos reportado a la Federación Nacional, al Ministerio del Interior y a las autoridades correspondientes”.

La domiciliaria de Álvaro Lloreda, presidenta de la JAC Rafael Núñez, quien vive un drama personal y familiar, deberá servir de pretexto para que las autoridades aclaren qué pasa en el sector comunal, cómo están trabajando y qué tipo de garantías ofrece el Distrito y las autoridades para el cumplimiento cabal de sus funciones públicas. Hoy es Lloreda, ¿y mañana quién será?

ESCUCHE LA ENTREVISTA CON ÁLVARO LLOREDA

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.