Carta abierta de un periodista victimizado al Presidente de Bancóldex

Google+ Whatsapp

 

Luis Fernando Castro Vergara, presidente de Bancóldex/Cortesía Portafolio.

Luis Fernando Castro Vergara, presidente de Bancóldex/Cortesía Portafolio.

Doctor

LUIS FERNANDO CASTRO VERGARA

Presidente de Bancóldex

Apreciado señor:

Soy un periodista victimizado dos veces (Res. No 2014-423202 del 25 de marzo de 2014) y perseguido por el Estado atendiendo una supuesta injuria de un senador que fue condenado por los mismos hechos (parapolítica) que denuncié en Vox Populi en 2006. Después de un largo proceso demostré la verdad histórica y jurídica, y me absolvieron. Fui amenazado de muerte, por lo cual me desplacé a Bogotá en 2012. Regresé a Cartagena en 2014. En el período 2000-2012 construimos el informativo Vox Populi de amplia sintonía en la radio cartagenera, haciendo un periodismo de análisis e investigación, al servicio de la paz. Nos cerraron arbitrariamente el informativo. lucio

En 2014 –atendiendo el anuncio de Bancóldex de una línea de crédito para las víctimas del conflicto como mandato de la ley 1448/11- la Fundación Vox Populi (Nit 806008799-6) fue a CORPBANCA en busca de un crédito con el fin de invertirlo como capital de trabajo para montar el estudio y la infraestructura de Vox Populi, y editar tres (3) libros (¿Adiós a la guerra? Cinco Claves para la Paz, El Lado Oscuro del Príncipe y la Revolución de la Esperanza: La paz verdadera) de mi autoría. Todo fue infructuoso, porque “es política del banco de no concederle crédito a Fundación”. Lo quise hacer personalmente, pero por esas razones del desplazamiento había quedado en mora en un crédito con Bancolombia, deuda que pagué pero fui sancionado hasta octubre de 2015. La norma dice que las víctimas quedamos en un “estado especial” cuando entramos en mora y los bancos no pueden reportarlas a las centrales de riesgo ni muchos menos negarle el crédito aduciendo esta razón. La misma operación la hicimos en 2015 y 2016 en los bancos Agrario, Bogotá y Popular, obteniendo el mismo resultado. El último esfuerzo lo hice personalmente en septiembre 27 en Bancolombia donde me informaron que el crédito estaba suspendido por Bancóldex. Analizando las razones de esta situación me di cuenta que para los bancos no es negocio prestarle a las víctimas. ¿Por qué? Porque al cobrarnos una tasa de 6.17%, solo ganarían 4% efectivo anual, ya que Bancóldex les hace un descuento de 2.17% efectivo anual. El interés privado es diametralmente opuesto al interés colectivo y, en especial, de las víctimas.

¿Usted sabía que a nivel nacional somos más ocho millones de víctimas? Para este año destinaron la suma de $2.750.000.000. Es decir, que nos tocaría $343 por víctima, en caso tal todos quisiéramos acceder a la línea de crédito de Bancóldex. En mi vida profesional he sido un periodista emprendedor e innovador con nuestros propios esfuerzos, pero no tenemos la menor posibilidad de conseguir apalancamiento financiero de un Estado que dice tener como centro a las víctimas del conflicto tal y cual se aprobó en los acuerdos de La Habana, donde se dice promover los medios alternativos y comunitarios, como es el caso de Vox Populi. En varias ocasiones me he dirigido a Bancoldex, incluso en 2014, para expresar mi frustración cuando uno cree en la política de beneficios, pero en la práctica no hay tal. Por esta razón, me dirijo pública pero respetuosamente a su Señoría para ponerlo al corriente de la verdadera situación que una víctima del conflicto vive para tener acceso a los créditos que ustedes pomposamente anuncian en los medios de comunicación y reportan a la Corte Constitucional y al Comité de Seguimiento del cumplimiento de la sentencia T-025/04 y de la ley 1448/11. Hoy, como ayer, Vox Populi sigue teniendo serias dificultades en nuestra emisora comunitaria Colectiva 101.6 FM.

Dr. Castro Vergara, le solicito muy comedidamente crear mecanismos efectivos para que las víctimas podamos tener acceso a los créditos anunciados por el Estado. Y sobre todo, para que periodistas victimizados doblemente, tengamos el derecho fundamental a la libertad de expresión y al trabajo. El no poder regresar por falta de recursos para invertirlos en el capital de trabajo e insumo, es una muralla que impide gozar del derecho a la libertad de expresión y al trabajo. En el entendido que nuestro periodismo es de investigación y, por tanto, amerita un trato especial, ya que se trata de poner al descubierto lo que otros pretenden enterrar.

Una puntilla: ¿Por qué suspendieron el crédito especial para víctimas?

Cordialmente,

EDISON LUCIO TORRES

Director de Vox Populi – Periodista profesional

editormoreno@hotmail.com

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.