¿Por qué salió Rafa Ruíz de La Cariñosa de RCN?

¡Por no ponerse al servicio del NO, Rafa quedó sin chamba!

rafa-ruiz-1

Rafa Ruíz, ahora camino a Emaús.

La salida de Rafa Ruíz Arrieta de la dirección del Noticiero Popular La Cariñosa (Cartagena), quizás no tenga la misma trascendencia del despido de Vicky Dávila de la FM, también de  RCN. El hecho parroquial que nos concierne es más grave para el ejercicio profesional del periodismo y la libertad de expresión, de acuerdo a la versión recibida de dos fuentes de entero crédito. Todo hace indicar que el poder oscuro que mueve al NO en el plebiscito del 2 de octubre, tuvo que ver con el despiadado despido sufrido por el popular Rafa, un periodista y locutor deportivo empírico que supo ganarse la favorabilidad del gerente regional de RCN, Hans Londoño, para reemplazar a Manolo Duque, quien a su vez, lo hizo con el difunto Campo Elías Terán Dix.

En julio se decidió su salida

Álvaro Uribe Vélez, en julio decidió seleccionar las emisoras locales de mayor sintonía de cada ciudad y departamento con el fin de hablar por teléfono sobre los acuerdos de La Habana y promover con anticipación el NO en el plebiscito. Un allegado al Centro Democrático llamó al popular locutor, primero en sintonía en la AM en Cartagena, con el fin de acordar una entrevista con el expresidente y hoy senador de la República. Rafa le dijo que con mucho gusto, pero que debía estar presente en cabina. No conforme con esto, el allegado del expresidente le volvió a llamar para que la entrevista fuera por teléfono. Pero Rafa le insistió que estuviera de cuerpo presente. Pocos días después, el propio Uribe llamó al popular locutor y recibió la misma respuesta. Las cosas quedaron así, aparentemente.

De acuerdo a las fuentes consultadas, en una ocasión el dueño de RCN, Carlos Julio Ardila -hijo del patriarca Carlos Ardila Lulle- le preguntó a Francisco “Pacho” Piña Sabalza quién era Rafael Ruíz. Recordemos que Pacho Piña, cartagenero, fue uno de los destacados ejecutivos de Ardila Lulle por 46 años consecutivos. De contabilista pasó a ser gerente de Postobón y asistente de Presidencia de la Organización Ardila Lulle. Con información de la fuente, recreo la conversación casual de Pacho Piña con el delfín de los Ardila:

¿Tu sabes quién es Rafa Ruíz? – Preguntó Carlos Julio Ardila.

¡Claro! Es el locutor que reemplazó en La Cariñosa al que hoy es el alcalde de Cartagena, Manolo Duque. Es el director del Noticiero Popular. – Contestó Pacho Piña.

Hans Londoño, camino a Emaús

Hans Londoño, camino a Emaús

La fuente no me quizo ahondar más de esa conversación. Se pensó que a Rafa Ruiz la alta directiva de los Ardila Lulle lo quería ascender a cargos de mayor jerarquía. Pero a la semana, Hans Londoño, gerente regional de RCN, llamó al periodista a despacho, y le dijo más o menos lo siguiente:

Rafa tu sabes que yo te estimo pero la empresa maneja el régimen ISO 9000, y los directores de noticieros deben ser profesionales graduados de la universidad. Espero que te matricules en la universidad para que te vuelvas profesional. Si no lo haces, corres el riesgo de salir de la empresa. -Le dijo Hans Londoño.

Bueno, voy a matricularme. -Respondió Ruíz.

Pero Ruiz nunca se matriculó en la universidad. Londoño le pasó la carta de despido y su última emisión del noticiero la hizo el viernes pasado.

El 31 de agosto llegué en la mañana para atender a una invitación que me hiciera Rafael Ruíz con el fin de entrevistarme por motivo del lanzamiento de mi libro ¿Adiós a la guerra? Cinco Claves para la Paz. La entrevista duró 12 minutos. En el intervalo de la publicidad, le pregunté a Rafa: ¿Qué hay de cierto que te ofrecieron plata para promover la campaña del NO? “Si, es cierto, hubo una persona que me ofreció un billete para que asistiera a una reunión donde se iban a dar las directrices para la campaña del NO, pero yo le dije que no, porque yo voy a votar por el SÍ. El man se me puso cabrero”, me dijo.

Análisis

Que un alto ejecutivo indague sobre un empleado de RCN de la provincia es algo raro. Carlos Julio Ardila, es uno de los hijos del patriarca designado para manejar el monopolio de las comunicaciones de la organización que solo alcanza a conocer a los directores nacionales de sus medios de comunicación. Si Ardila Jr. fue capaz de salir de Vicky Dávila, periodista sapera de su organización, ¿cómo no lo va hacer con un periodista de la provincia? La hipótesis periodística que se maneja es que Uribe llamó a su pana, a su vale, Carlos Ardila Lulle, y le habló de la mala actitud de un tal Rafael Ruiz de RCN de Cartagena.

¿Por qué esa hipótesis cobra fuerza? Porque La formalidad del Iso 900, el cual es un sistema que busca estandarizar las actividades del personal que trabaja dentro de la organización por medio de la documentación, es una formalidad que no tiene incidencia cuando el empleado se encuentra vinculado desde antes de entrar en vigencia dicha política. Ahora bien, esa formalidad no puede estar por encima del derecho al trabajo digno. Es decir, no es una causa justa para el despido de un trabajador que lo estaba haciendo bien. Veamos.

El Noticiero Popular de La Cariñosa estaba produciendo $450 millones anuales más perendengues. El costo de la nómina es inferior a $120 millones anual. O sea que tiene una ganancia neta de $330 millones. Es primero en sintonía en la banda AM, y primero en la franja de 4 a 7 de la mañana incluyendo a las emisoras FM. Tiene 90 clientes y este año llegó a copar todo el aforo, es decir, que no le cabía una cuña más, y los clientes debían coger cola para tener la oportunidad de anunciar en La Cariñosa.

¿Se justificaba la salida de Ruíz? Por supuesto que no. Un buen gerente con valores éticos integrales como los que posee Hans Londoño, tal como me lo han referenciado algunos de sus pares de EMAUS, es inadmisible salir de uno de sus empleados que ha mantenido en la cumbre a una de sus emisoras. ¿Qué otra hipótesis se puede dar? ¿El gerente no gusta de negros? Creo que no, porque me resistiría creer que ello sea cierto. Pienso que sacar a Ruiz fue una decisión dura para Londoño y debió tomarla con el dolor del alma, pues algunas personas allegadas al ejecutivo regional de RCN me contaron el cuento con pelos y señales, y me dijeron que Rafael Ruíz Arrieta le caía bien. La pregunta del millón ¿por qué tomó esa decisión? Donde manda capitán no manda marinero, compadre. La orden vino de arriba.

Ahora tanto Ruiz como Londoño irán camino al exilio de Emaús para reconstruir sus vidas. El primero porque queda sin chamba, y el segundo porque fue su verdugo.

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.