Colegio San Felipe Neri, nido de desidia y corrupción

Vemos al alcalde manolo Duque con su Secretario de Educación, Germán Sierra, en compañía de Miriam Madrid, quien aparece grabando el discurso del burgomaestre.

Vemos al alcalde Manolo Duque con su Secretario de Educación, Germán Sierra, en compañía de Miriam Madrid, quien aparece grabando el discurso del burgomaestre, en el San Felipe Neri./Cortesía.

La situación física y de calidad educativa de la Institución San Felipe Neri del distrito de Cartagena expresa una sola cosa: desidia y corrupción. Desidia, porque desde hace más de 6 años la institución viene en una decadencia producto de la negligencia de su rector Jorge Acevedo Correa, a juzgar por las constantes quejas y movilizaciones realizadas en los dos últimos años por la comunidad educativa, especialmente estudiantes y padres de familia. Corrupción, porque los dineros del Fondo del Servicio Educativo, los administra con poca transparencia de acuerdo a las evidencias que investiga la propia Secretaría de Educación Distrital.

Si eso sucede en el aspecto de mantenimiento de infraestructura y administración de recursos, ¿cómo será en la calidad educativa?

Por arte de magia, el rector desapareció $126 millones

En abril de este año, los estudiantes y padres de familia realizaron plantones ante la alcaldía de Cartagena Distrital y la Secretaría de Educación. El alcalde Manolo Duque y su Secretario de Educación, Germán Sierra, aceptaron ir a la institución para constatar las denuncias: baños inservibles, aulas deterioradas sin abanicos, instalaciones deslustradas, instalaciones eléctricas inservibles, sin dispensadores de agua.  En fin, era un largo etc. que denotaba la completa desidia administrativa.  Posteriormente la Secretaría les mandó 40 abanicos y les entregó $78 millones más otros recursos que sumaban en total $126 millones para que la rectoría cumpliera con el pedido de la comunidad educativa. En agosto el rector carecía de plata y los problemas continuaron. O sea, que el problema no era la falta de dinero sino su mala administración y la poca transparencia como lo ha manejado el rector Jorge Acevedo Correa. La comunidad educativa creía que era abandono de la Secretaría de Educación, pero se dieron cuenta que el problema era la administración del rector.

Miriam Madrid, consejera escolar en representación de los padres de familia de San Felipe Neri, al respecto manifestó:

Miriam Madrid, líder del Consejo Escolar de San Felipe Neri de Cartagena

Miriam Madrid, líder del Consejo Escolar de San Felipe Neri de Cartagena

“Al ver que no había mejoras, a través de un derecho de petición, le solicitamos al rector que nos entregara un informe detallado del manejo de los recursos. Nos dilató la información, hasta que al fin  en agosto nos entregó dicho informe. Pero en realidad no era tal porque la información fue desordenada, y nos presentó un recibo de Vanyplast, que no se puede asimilar a una factura. El rector dice que pagó 16 millones pero en realidad no fue así. Debía reconstruir una pared en pre-escolar y la pared sigue caída”

Lo cierto de todo es que a corte de agosto, el fondo no tenía un solo peso. Los $126 millones se esfumaron como arte de magia. Y Acevedo le dice a los padres de familia que se invirtieron en las necesidades reclamadas, los padres de familia dicen que es embuste. Pero como los papelitos hablan, Acevedo no ha podido refutar las denuncias, razón por la cual la Secretaría de Educación inició una investigación, cuyos resultados están esperando con ansiedad la comunidad educativa. Esta investigación la realizan la Dirección Administrativa y la Oficina de Jurídica de la Secretaría de Educación Distrital-SED.

Una fuente de entero crédito de la SED, le manifestó a Vox Populi que las denuncias son graves, pero más graves son los hallazgos de la mala administración de la Institución San Felipe Neri. Según la fuente, en este caso hay de todo: malos manejos, desidia administrativa, corrupción.

Pero hay algo que se puede sacar como una lección para los rectores de las instituciones educativas de Cartagena: Las instituciones educativas, administradas por sus rectores, publiquen en la página de la alcaldía, de la Secretaría de Educación o de la misma institución la forma cómo manejan los recursos. No es solamente el control por parte de la Contraloría, o el contralor estudiantil, es la misma comunidad educativa que debe ejercer el control de sus recursos y pedirle cuenta a sus rectores de cada peso que se gastan en la institución. Es evidente que el rector Acevedo Correa no ha sido transparente en la administración de unos recursos que son escasos.  ¿Qué tipo de irregularidades cometió el rector Acevedo? ¿Pudo haber un delito? La primera pregunta la responde la Secretaría de Educación, la Personería y la Contraloría Distrital; y la segunda, la fiscalía. Los padres de familia del colegio San Felipe Neri de Cartagena están dispuestos a llevar esta investigación hasta las últimas consecuencias. ¿Cuál será la suerte de Jorge Acevedo si la Secretaría de Educación del Distrito comprueba todas estas denuncias?

Aquí aparece el secretario de Educación,Germán Sierra Anaya y el Secretario de Infraesrtructura, Wilson Herrera. Aparece el rector Jorge Acevedo.

Aquí aparece el secretario de Educación,Germán Sierra Anaya y el Secretario de Infraestructura, Wilson Herrera. Aparece el rector Jorge Acevedo.

Nuevas instalaciones

El colegio San Felipe Neri será reconstruido. Cerca de $9.500 millones de pesos se invertirán en nuevas instalaciones ubicadas en el barrio Olaya Herrera. La Secretaría de Infraestructura del Distrito prepara una licitación para adjudicar el contrato de reconstrucción de sus instalaciones. El secretario de Educación realizó una nueva visita a la comunidad escolar para anunciarle las buenas nuevas.

ESCUCHE LAS DENUNCIAS DE MIRIAM MADRID EN VOX POPULI

NOTA: La fundación Vox Populi hará un seguimiento a las instituciones educativas que presentan mayores problemas de corrupción con el fin de que la democracia escolar se ejerza con rigor en el control social.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.