Las FARC le ponen corazón a su propaganda

Después de la firma de la paz en Cartagena de Indias el 23 de septiembre de 2016, las FARC dio un viraje a su propaganda política. Si hasta la firma de la paz era guiada por los partes de guerra, el coraje y la prepotencia del poder de los fusiles, luego del 2 de octubre de 2016, sus piezas publicitarias y sus spots buscaban una sola cosa: ganarse el corazón de los colombianos.

Lo primero que hizo Rodrigo Londoño fue armar un discurso que no denotara nostalgia por la guerra sino esperanza por una paz que había sido esquiva. Habló como estadista, como un hombre que estaba pensando en el presente y en el futuro de los colombianos. Esa alusión a los empobrecidos de los cartageneros que no tuvieron la oportunidad de ir a la ceremonia de la firma de la paz, arrancó aplausos desde los gallineros del auditorio. Y cuando ya concluía su discurso con una metáfora de Cien Años de Soledad del amor de Mauricio babilonia por la Meme, quien siempre lo esperaba desnuda en el baño, retumbó en todo el Camellón de los Mártires ese sonido infernal del Kfir, que para los guerrilleros y los campesinos es sinónimo de muerte.  Debió sentir terror, porque muchos de sus compañeros murieron desintegrados al estallar las bombas vomitadas por esos aviones que le compraron a Israel, país que los utiliza para bombardear a los pueblos palestinos. A pesar de ello, el temible Timochenko, soltó una risa para disimular su miedo, y sin embargo dijo, “menos mal que esta vez vino a saludar la paz y no a descargar bombas“.

¿Por qué Timochenko no consideró ese acto imprudente y paradójico? Su mente estaba preparada para la paz, y muy a pesar de lo que sucediera, no había retorno al pasado. Ahora se trataba de conquistar el corazón de los colombianos.

El spot de la FARC sobre la guerrillerada

https://www.youtube.com/watch?v=XGyorYi2N3s

El spot sobre la juventud

 

 

 

 

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.