Familiares de Américo Mendoza comerán natilla en casa, pero siguen vinculados al proceso

Google+ Whatsapp
phoca_thumb_l_mayo-11-1

Flor Elena aparece con su hermana Olga Lucía.

Los familiares y amigos del concejal de ASI, Américo Mendoza Quessep, regresaron anoche a casa y seguramente podrán comerse en paz en su casa la natilla y los pasteles que prepara Moisés de la Cruz. Pero seguirán vinculados a la investigación, y su verdadera situación se resolverá una vez el juez de segunda instancia defina la apelación que presentará la Fiscalía.

Por ahora la juez 17 Penal Municipal de Cartagena, Yesenia Bonfante, quien tiene funciones de control de garantías, consideró que no existen méritos para que sigan privados de la libertad la tesorera de la Fundación Prociencia, Flor Elena Pérez Gutiérrez, (esposa del edil) y sus hijos Iván Camilo y María Camila Mendoza Pérez, e igualmente Olga Pérez Gutiérrez y Patricia Arnedo Pombo, presidenta y expresidenta de la fundación, respectivamente.

flor-elenaLa fiscalía investiga a los familiares de Américo Mendoza por varios delitos como falsedad en documento privado, peculado, y concierto para delinquir, razón por la cual en la audiencia de imputación de cargos había solicitado para cuatro de los implicados aseguramiento carcelario con excepción de la hija del concejal María Camila Mendoza, quien es madre gestante.

Apelación de la fiscalía

Seguramente la fiscal Dora Cáceres apelará este viernes la decisión de la juez de garantía de primera instancia. En la sustentación,  la fiscal señaló que ese ente tiene pruebas contundentes que comprometen a los encartados que montaron una unidad familiar para defraudar al Estado. La acusadora, dijo que las autoridades entraron en sospechas cuando pocos días después de recibir el primer anticipo del contrato por valor de $7.828 millones, los hijos del concejal recién salidos de la universidad y que todavía están en el mismo núcleo familiar, constituyeran sendas empresas de proveeduría (Logística Integral SAS y Distrimarket y Comercio) para suministrar productos a Prociencia con el fin de atender el contrato No 3033 de 2015 con el ICBF para suministrarle raciones de alimentos a menores de 0-5 años y niños del sistema educativo de varios municipios de Bolívar.

Los indicios que encontró la Fiscalía son las facturas emitidas por las firmas de proveeduría que presentaban un sobrecosto del 20%. Pero la prueba contundente que le servirá a la fiscalía para solicitarle al juez de segunda instancia la medida de aseguramiento a la familia Mendoza Pérez, se refiere al hecho de que en el menú de entrega de alimentos a 3.744 niños no aparecían las frutas, lo cual configura el no cumplimiento del objeto del contrato.

Por ahora, la familia de Américo Mendoza vuelve a casa y podrán comerse los buñuelos y las natillas este 24 de diciembre en paz.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.