Zona Franca de Bogotá lleva la universidad a las empresas

En un receso del Gran Foro del Centenario de la Cámara de Comercio de Cartagena. Algunos de los panelistas con la presidenta de la cámara de Comercio.

Juan Pablo Rivera, presidente de ZFB, aparece en el centro con la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, María Claudia Páez en el marco de los 100 años.

Capacitar a los trabajadores para fortalecer su inclinación y rendimiento laboral es la clave de la competitividad que la Zona Franca de Bogotá ( ZFB) viene realizando en alianza con varias universiades y centros de formación para el trabajo.

Juan Pablo Rivera, presidente de ZFB, participó en el Gran Foro de la Cámara de Comercio de Cartagena para celebrar los 100 años de esta entidad con una ponencia que atrajo la atención de empresarios sobre la iniciativa que están desarrollando en Bogotá para facilitar la capacitación de los trabajadores. En entrevista concedida a Vox Populi, Juan Pablo Rivera se refirió al proyecto de Unifranca:

“Esta es una iniciativa de la Zona Franca que permite crear institución orientada para el trabajo. Se busca armonizar la oferta y la demanda del empleo, y lo que la empresa requiere. Por esta razón hemos hecho alianzas con algunas universidades como Uniminuto, Incap, SENA”.

Es una propuesta orientada para la capacitación, el bilinguismo y la formación laboral de los trabajadores en la misma Zona Franca. Es decir, que esta entidad le brinda a las universidades una infraestructura en el mismo sitio para que los empleados se ahorren horas de transporte, y las universidades se ahorran los gastos de logística educativa. De esta manera todos salimos ganando, porque la universidad desarrolla su propuesta académica y técnica a precios económicos, y las empresas pueden apadrinar a sus trabajadores con un alto porcentaje. Por ejemplo, la universidad puede hacer un descuento del 20% y las empresas pueden apoyar hasta con un 40%, y el trabajador solo pagaría un 40% del costo real de la capacitación.

 Rivera dice que el concepto de Unifranca se concibió a la luz de nuevos conocimientos y participación democrática en la formación de los trabajadores a fin de que tengan acceso a la universidad sin tantas dificultades.

Esas iniciativas podrían suplir un problema de capacitación para el trabajo, y podría ser una fórmula para la unión universidad-empresa, pero permite también conocer directamente el tipo de capacitación que el mundo empresarial necesita. De igual manera se reducen los tiempos con el fin de poder salir al mercado laboral con una alta formación y el requerimiento técn ico necesario. En este proceso es importante identificar la fuerza laboral de los sectores priorizados.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.