¿Por qué hubo un empate técnico entre el concejo de Cartagena y el alcalde Manolo en 2016?

Educación (83%), Corvivienda (82%), Transcaribe (80%), DADIS 77%, sacan la cara por la administración Distrital

Si lo dejan, Manolo tiene 3 años para rescatar su imagen.

En la reciente encuesta de la plataforma Cartagena Cómo Vamos, la imagen favorable del concejo distrital y del alcalde Manolo Duque cayó en picada. El burgomaestre obtuvo imagen favorable 30% y desfavorable 70% y el concejo 31%-69%, casi obtienen el mismo puntaje. La diferencia es que conocen más al concejo (78%) que al alcalde, 66%. En otras palabras, existe un empate técnico, ya que el margen de error de la encuesta es de 3.1%.

La encuesta la hizo Ipsos Napoleón Franco, y para la cual entrevistaron a 1.009 hombres y mujeres mayores de 18 años de edad, residentes en viviendas de estratos 1 al 6, mediante entrevistas cara a cara en hogares , durante el período entre el 15 de octubre y el 9 de noviembre de 2016. Representa a Cartagena, en sus 3 localidades urbanas y rurales, con un margen de confianza de 95%.

El peor porcentaje de imagen positiva-desde que se hace dicha encuesta- lo tenía Judith Pinedo , quien se despidió de la alcaldía en 2011 con 40%, luego que en su primer año había obtenido 77% de favorabilidad. Hoy, Mariamulata debe estar respirando tranquila porque ese fardo se lo dejó a Manolo Duque, quien tiene la oportunidad de reivindicarse en los próximos tres años de gobierno.

El secretario de Educación Distrital, Germán Sierra Anaya y el gerente de Corvivienda William García, como el gerente de Transcaribe, Humberto Ripoll, deben estar alegres, ya que educación se llevó las palmas con el 83% de la opinión favorable, Corvivienda 82%, Transcaribe 80%, y el DADIS 77%.

¿Por qué esa imagen de Manolo?

Realmente en 2016 no le fue bien al alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, quien tuvo la oportunidad de despuntar en diciembre, pero para ese mes la encuesta ya se había hecho. La seguridad había mejorado, cero quemado, cero muerto el 24 y 31 de diciembre.

El hecho de fondo que explica en cierta medida esa imagen negativa del burgomaestre es la falta de un liderazgo en su administración. Manolo no tuvo un escudero en su gabinete que explicara y confrontara ciertas situaciones críticas en la opinión pública. Ni tampoco fuera de su administración. ¡Nadie salió a defenderlo! Una de las cosas que la opinión pública fue injusta con el alcalde cuando dio unas declaraciones a Canal Cartagena sobre el caso de la filosofía. En esos momentos le salí al paso a esa opinión, y manifesté que Manolo no estaba descachado del todo. Y en efecto eso es verdad, tanto que recibí muchas opiniones favorables. ¿Por qué fue demolido -por no decir linchado- por la turba pública? Su gabinete en 2016 brilló por la ausencia de derroteros programáticos que estuviesen encarnados por alguno de sus secretarios con claridad política.

Existe otro elemento de esta explicación. Cartagena es una ciudad emotiva y de baja autoestima, ¡pesimista! Aunque el 46% dijo que su situación económica ha mejorado, el 30% se considera pobre. Solo el 34% considera que la ciudad va por buen camino, y solo el 62% se siente satisfecho de vivir en Cartagena. La gente que vota se casó con Manolo Duque-candidato por la forma de hablarle con desparpajo, a lo champetúo. Le siguió hablando de la misma forma a la ciudad sin saber que existe otro público diferente al electoral. Esto es, que Manolo no entendió que en 2016 ya no era candidato sino burgomaestre. Y todas las aparentes salidas en falso del alcalde se las cobraron con creces. Una cosa es la realidad y otra la percepción. Hubo medidas políticamente incorrectas que le disminuyó su popularidad como el decreto que prohíbe parrilleros en ciertos sectores de la ciudad, que las tiendas no deben vender licor hasta cierta hora de la noche, control del vendedor ambulante, etc. Los resultados han sido óptimos en seguridad, gracias a esas medidas impopulares que hoy los comerciantes lo aceptan y la Cámara de Comercio así lo ha reconocido, pero la opinión pública no lo sabe. ¿Queremos un mandatario popular o eficaz? He allí la pregunta que debemos hacernos los que construimos opinión pública. El populismo de derecha da la apariencia de eficacia, lo cual es una simple percepción, y no necesariamente realidad, que no es el caso del alcalde.

El presidente del concejo de Cartagena, Lewis Montero, le clama al cielo para que este año le vaya bien a la corporación./Cortesía tuiter.

Manolo Duque tiene tres años para reivindicarse con los cartageneros. Tres años para mejorar su imagen y tres años para que cumpla con Primero la Gente, si no lo hace, la historia lo condenará. Por su parte, el presidente del Concejo Lewis Montero, tiene un año para levantarle la imagen a la corporación. Ya no más proyectos de acuerdos ineficaces como prohibición del baile plebe, o que en la ciudad turística no haya hombres con el torso desnudo, y que César Pión no vaya disfrazado de Chapulín o del Chavo a las sesiones. Montero es un hombre pragmático, habla poco pero efectivo en su accionar político.

LEA LOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA

ESPERO TUS COMENTARIOS

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.