“En Cartagena existe una fábrica de falsos periodistas”, denunció Baena en conversatorio de la Fundación Vox Populi

Google+ Whatsapp

Libertad de expresión y regulación periodística son reconciliables en una verdadera democracia.

Lucio Torres cuando abría el debate, en el fondo los Ph.D,  David Gómez y Pasquale Sofía.

La fundación Vox Populi, con el apoyo del programa de doctorado de la Universidad del Zulia, la fundación Teknos y CDEI, la alcaldía de Cartagena y la gobernación de Bolívar, -en el marco del Día del Periodista- organizó este jueves 16 de febrero 2017 el conversatorio Democracia, Libertad de Expresión y Periodismo, cuyo debate central fue la cohabitación de la libertad de expresión y la regulación del periodismo como profesión.

Para promover el debate, fueron invitados Pasquale Sofía, Ph.D, filósofo italiano y coordinador del programa de Doctorado de la Universidad del Zulia, y del Ph.D y comunicador social, David Gómez Gamboa, de Venezuela, quienes junto con Lucio Torres, presidente de la Fundación Vox Populi y docente de derechos humanos, presentaron elementos conceptuales sobre el desempeño del periodismo en el marco de la libertad de expresión y de la democracia. El auditorio estuvo compuesto por periodistas profesionales y empíricos, constructores de opinión pública y líderes sociales que asistieron en el auditorio del Museo Histórico de Cartagena -Palacio de la Inquisición.

Lucio Torres, conductor del debate, hizo una serie de preguntas introductorias metodológicas. ¿Puede haber una dicotomía entre libertad de expresión y regulación del periodismo? ¿Los periodistas pueden autoregularse? ¿Es el periodismo una técnica, profesión o vocación? ¿Pueden coexistir periodistas profesionales y empíricos? ¿Qué limites debe tener el ejercicio de la profesión? Inmediatamente puso un ejemplo. Si un vendedor ambulante deja su oficio para dedicarse al periodismo, ¿puede ser un buen periodista?

El profesor Pasquales Sofía, quien ha investigado el fenómeno denominado Colonización Cultural de América, inició su exposición señalando que es necesario tener una claridad gramatical donde la palabra tenga su propia dimensión con la realidad y recobre su valor con la verdad para superar el nominalismo. Sofía, filósofo italiano reconocido por sus tesis sobre la Descolonización del Pensamiento Latinoamericano, en una breve exposición, fue enfático en señalar que el periodismo debe desprenderse de ataduras que le impidan expresar -con claridad gramatical – lo que está sucediendo. Habló de la dependencia cultural de América Latina, por lo cual se necesita construir un Pensamiento Propio a partir de una interpretación de su mundo, deconstruyendo las categorías filosóficas reinantes.

Otro aspecto del conversatorio Democracia, Libertad de Expresión y Periodismo que contó con el apoyo de la gobernación de Bolívar y la alcaldía de Cartagena.

Por su parte, David Gómez Gamboa, abogado, comunicador social y Phd en Ciencias Políticas, descartó que exista una contradicción en el ejercicio del periodismo con la libertad de expresión, ya que ésta garantiza la actividad informativa y periodística. Sin libertad de expresión, no puede haber periodismo. Consideró que no puede haber barreras para el acceso de las personas al uso de los medios de comunicación, y estimó que la fórmula ideal es construir un modelo mixto para que cualquier ciudadano, con el apoyo del comunicador social, haga un programa radial o televisivo. Puso como ejemplo su propia programa “Aula Abierta”, que al principio los comunicadores no lograron producir los contenidos esperados, por lo cual hubo necesidad de hacer un trabajo especializado. Si un médico quiere hacer un programa radial, debe aliarse con un comunicador social para que haya coherencia en el producto comunicativo.

Al abrirse el debate con el auditorio, hubo importantes intervenciones de periodistas profesionales y empíricos, y de líderes sociales, que desde su perspectiva, expusieron sus propios conceptos sobre la actividad del periodismo.

“Periodistas y veedores sociales extorsionadores”

Jairo Baena, periodista..

Jairo Baena Vargas, reconocido comunicador social egresado de la Universidad Autónoma, y quien fuera presidente de la empresa asociativa Periodistas de Bolívar, dijo:

“(En Cartagena como en Barranquilla) existe una fábrica de falsos periodistas  que necesita una alta cirugía por parte de nosotros los periodistas que debemos hacer una gran alianza de organizaciones, las cuales deben depurarse de periodistas y veedores extorsionadores de funcionarios corruptos. Hay funcionarios que dicen ‘búscate un periodista para darte una cuña´. Esta actividad es tan lucrativa que, con la complicidad de gerentes de emisoras, tienen espacios radiales sin control de calidad, desprestigiando el periodismo.  En tanto que gobernadores y alcaldes han desmontado las pautas publicitarias para convertirla en una beneficencia y mantener una mayor dependencia de los medios radiales.

Por su parte, Álvaro Morales, periodista empírico que produce el programa Punto de Opinión que se transmite por emisoras Fuentes de Cartagena, dijo:

Álvaro Morales, periodista empirico.

Soy del grupo de personas que por vocación ejerce el periodismo, oficio o profesión diferente a la que me formé, la Medicina Veterinaria. Veo con preocupación que la ética y la moral son aspectos muy desconocidos y pisoteados por muchos de los que, aún con estudios en esta disciplina, lo hacen. Ahora, también he visto que son las mismas instituciones de gobierno las que se constituyen en verdugos de la libertad de prensa excluyendo de sus oportunidades a quienes nos atrevemos a decir las cosas con verdad, objetividad. Ejerzo esta vocación periodística desde mi Programa Radial y desde una columna de opinión que se publica en el periódico La Verdad desde hace diez años”.

También intervinieron Ada Echenique, Arturo Castillo, William López, José Martelo, entre otros.

El abogado y destacado ambientalista, Jorge Horta Orozco, señaló que a partir de una sentencia del Tribunal Superior de Cartagena que absolvió a Lucio Torres del delito de injuria y calumnia, se creó jurisprudencia en el sentido de considerar el comportamiento del periodista al denunciar la parapolítica en el Caribe, como un deber de su profesión y del ciudadano. Es decir, que la profesión comporta un doble deber, como profesional y como ciudadano.

En el cierre del conversatorio, Lucio Torres  consideró que la autoregulación y la creación de una colegiatura de los periodistas debe ser un desafío de los periodistas para la superación de los problemas éticos y morales en que se ve sometido el periodismo en Colombia y América Latina, y que lo que sucede en Cartagena es parte de un fenómeno que carcome las democracias y a la sociedad:  la corrupción del sector oficial con la de empresarios deshonestos. Señaló que la palabra hay que darle su valor y enderezar su contenido, y destacó los aportes de Pasquale Sofía y David Gómez Gamboa para darle claridad al concepto de libertad de expresión y democracia desde una perspectiva filosófica del hacer periodístico.

En el evento se hizo el lanzamiento del Foro Libertad de expresión, periodismo y política anticorrupción que la fundación Vox Populi realizará en mayo en el Centro de Convenciones de Cartagena donde están invitados el Procurador General, el Fiscal General, el Contralor General, el Auditor General, Pablo Bustos, Gonzalo Guillen, entre otros.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.