Hoy, cita con los cristianos de La Unción como acto de desagravio al periodista Lucio

Google+ Whatsapp

Desagravio de los cristianos

El pastor Esteban Acosta, invitó a su iglesia La Unción, al periodista Lucio Torres, amenazado de muerte por el pastor Arrázola. No existe enfrentamiento entre periodistas y cristianos, como lo quiere hacer ver una ínfima parte de iglesias del interior del país.

La cita es a las 6:00 pm. Hoy tengo una cita con la feligresía cristiana de una importante iglesia evangélica de Cartagena de Indias: La Unción. La congregación es dirigida por el pastor Esteban Acosta. El encuentro tiene gran expectativa, después de las amenazas de muerte y de las ofensas del líder de la iglesia Ríos de Vida, Miguel Arrázola y su esposa, la también pastora María Paula García de Arrázola.

¿Cómo puedo considerar este encuentro con los cristianos de la iglesia La Unción? ¿Un desagravio? Si, para mí es un desagravio, porque es una reparación de las ofensas emitidas por un líder evangélico el pasado 10 de marzo de 2017 que ha puesto en peligro mi vida y la de mi familia. Lo extraño es que esas palabras sucias vinieron de pastores cristianos, de cuyas bocas solo deben salir voces de amor y no de terror.

El pasado domingo hice un recorrido por varias iglesias cristianas invitado por sus pastores que me expresaron su solidaridad. Una de las cuales es la Iglesia el Poder de Dios —donde asiste mi amigo Fernando Marimón Romero— cuya feligresía me brindó un desagravio conmovedor. Después de la prédica de los pastores Algio y Ana, su esposa, subí al púlpito, y compartí con los feligreses el testimonio de lo que había significado las dos últimas semanas. Mi palabra estaba conmovida después de escuchar la prédica de la pastora que se centró en la fe, en la esperanza de vencer cualquier momento difícil que uno tenga en la vida, como cuando la mujer del flujo de sangre fue en busca del amor de Jesús, y solo bastó que ella le tocara su manto para curarle esa enfermedad que venía agobiando a toda la familia y se habían gastado muchísima plata sin que sanara. Cuando Jesús notó que la mujer le había tocado sus vestidos, según Marcos, 5:34:

“Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.”

La fe, la convicción de lo que uno cree, hace posible lo que uno sueña, lo que siente, y lo que desea. Tengo fe que en estos difíciles momentos se producirá el Milagro de una Vida próspera haciendo lo que mandó Jesús:

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. “Este es el precepto más importante; pero el segundo es equivalente: Amarás al prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen la ley entera y los profetas.”

La fe tiene una parte importante en la vida de uno: lo sobrenatural. Y como dice el pastor Esteban Acosta en su libro La Fe, “viene de los cielos para transformar lo natural”. Si uno hace lo que cree, se dará. No lo dude en ningún momento. No basta con hacer buenas obras, es necesario tener fe. Y esta fe ha hecho que estros días intensos hayan fortalecido mi carácter, y saber que Dios me deparará días de gozo en los postreros años de mi vida. ¿Es algo sobrenatural? Si, pero solo se hace posible si uno cree en la ley divina: amar a Dios y al prójimo.

Lucio en compañía de varios empresarios.

¿Cómo perdonar a un pastor que me ha ofendido? Sin duda, no es fácil, pero lo hice. Mi enfrentamiento con ese pastor me ha dado oportunidad para mostrar lo que siento por dentro: amor. Y llegar hoy a hablarle a una feligresía de más de 12 mil personas de una de las iglesias más importantes de la ciudad, liderada por un pastor que ha demostrado tener amor por el desnudo, el hambriento, el perseguido, por la prostituta, por jóvenes descarriados, por la mujer golpeada y vituperada, es la mejor reparación del agravio sufrido por la sentencia de muerte del pastor de las lucas.

Agradezco al pastor Esteban Acosta y a toda su feligresía por la invitación de hoy a las 6:00 pm en su iglesia La Unción, siento que de su corazón mana amor eficaz.

ESCUCHE A LUCIO SOBRE EL DESAGRAVIO DE HOY:

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.