Concejales: ¿El Distrito puede reversar el contrato con Aguas de Barcelona?

Si Metroagua es de Santa Marta, Aguas de Cartagena pasará a ser de Cartagena?

Metroagua S.A. pasó a los samarios. Esta es la firma del acto de traspaso. Lo mismo podemos hacer en Cartagena. Cortesía.

El agua que consumimos los cartageneros no es de Cartagena sino de Barcelona. Españoles y —y ahora franceses— son dueño del agua, de la infraestructura, de las redes y de los empleados de Aguas de Cartagena S. A. E.S.P. ¡Nuestra ciudad se quedó sin agua! No nos pertenece, porque desde 1995, los inversionistas de Barcelona pertenecientes al holding Agbar —que ahora pasó en un 70% a los franceses— se han quedado con todo… hasta con las fuentes de agua.

Por eso el agua gratis para los estratos 1 y 2 es una quimera, un sueño que jamás los españoles y franceses harán realidad. Es un sueño que solo los cartageneros unidos haremos posible.

Contrario a ese sueño, el recordado Dionisio Vélez le terminó entregando todo a Aguas de Barcelona. Este acto ilícito contó con la complicidad de unos pocos cartageneros que siguen como sanguijuelas al interior de la empresa, ganando salarios exorbitantes y contratos millonarios entregados al dedo. Además, el silencio del concejo en 2015 fue diciente, solo la voz solitaria de David Múnera se escuchó. La acción —considerada arbitraria— fue denunciada en su momento por la Fundación Vox Populi ante la Procuraduría General y la Fiscalía, entidades que deben pronunciarse este año. (Ver Cinco razones para oponerse a la prórroga de Acuacuar).

La génesis de un asalto pirata

Aguas de Cartagena S.A., E.S.P. fue creada una vez el Concejo Distrital de Cartagena facultó al Alcalde mediante el acuerdo N° 05 de marzo de 1994, con lo cual se liquidó las Empresas Públicas Distritales para buscar un socio operador con amplia experiencia en la gestión de estos servicios. ¡Eureka! Encontraron a los españoles del grupo AGBAR, de Barcelona, quienes fueron los nuevos amos del agua ante la incapacidad, desidia y corrupción de los políticos y empresarios cartageneros que administraban el suministro del líquido. Este acto fue considerado en su momento como un asalto pirata.

Aún así, el 51% de las acciones de Aguas de Cartagena eran de los cartageneros, pero en su totalidad la empresa era administrada por el operador privado.

Sin embargo, el raponazo vulgar que vino a quitarnos la empresa a hurtadilla se dio en la clandestinidad de las fiestas de la Independencia de España de un 10 de noviembre de 2015. Cuenta la historia que los que hicieron el raponazo fueron:

Dionisio Vélez Trujillo (alcalde), Fernando Domingo Tallarico, John Jairo Montoya Cañas, Henry Laíño López y José Villegas Vélez, en sus condiciones de miembros de la Junta Directiva de Acuacar.

Acción Popular para reversar Acuacar a los cartageneros

La Fundación Vox Populi está preparando una Acción Popular para lograr que los bienes de Aguas de Cartagena reversen a la ciudad. Así como Santa Marta logró que sus bienes regresaran a los samarios, de la misma manera lograremos que Aguas de Cartagena regrese a La Heroica.

El agua es un derecho fundamental que debe ser accesible, asequible y de calidad, pero sobre todo con tarifas posibles para que miles de usuarios puedan disfrutar del líquido. Así lo señala la jurisprudencia de la Corte Constitucional en varias de su sentencia: El agua se erige como una necesidad básica, al ser un elemento indisoluble para la existencia del ser humano. (Sentencia T-740/11.

Si Metroagua, administrada por los españoles, pasó a Santa Marta, de la misma manera Aguas de Cartagena pasará a los cartageneros, todo es cuestión de iniciar un proceso que combine la iniciativa judicial (acción popular) con la movilización social y la opinión pública.

ESCUCHA A LUCIO TORRES

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.