“Charescándalo”: Char compraría voto de Leyton para elegir a Prasca rector de Uniatlántico

El clan Char no se detiene para quedarse con Uniatlántico

El alcalde Alex Char, como si fuera el jefe del gobernador Verano de la Rosa, le exige que se ponga firme los pantalones para que elijan rector. Es decir, elijan a Prasca, porque era lo que tenía cocinado. La arrogancia de Char se estrelló con el voto inteligente del gobernador.

El Poder quiere más poder en Barranquilla y Atlántico. Cuando el poder no tiene argumentos para expandirse, usa su capacidad instalada para sobornar y comprar conciencias o imponer el terror sobre sus subordinados. Es el caso de Alex Char, “el mejor alcalde del mundo”, quien, apelando a su poder, compraría la conciencia del más débil del Consejo Superior, Leyton Barrios Torres, para quedarse con el Alma Máter.

Lo que era una sospecha y un rumor entre consejeros y personas allegadas a la Universidad del Atlántico, este periodista está en condiciones de argumentar y demostrar el tránsito de la sospecha a la evidencia de que Char realizaría un complot para sobornar a Leyton Barrios y quedarse con el botín que le falta: la Universidad del Atlántico.

 

Esposa de Leyton contratada en la Comisaría Quinta de Char

Beatriz Gómez, esposa de Leyton Barrios Torres, consejero de la Universidad del Atlántico y ficha segura de Carlos Prasca. Hasta diciembre de 2016 hacia parte de Talento Humano del Alma Mater. Este año fue vinculada por la Comisaría Quinta de Familia del Distrito de Barranquilla./Cortesía Facebook.

El viernes 12 de mayo de 2017, a las 6:45 de la mañana llamé desde mi móvil a la trabajadora social Beatriz Gómez, esposa de Leyton Barrios Torres, consejero de Uniatlántico, con la que tiene dos hijos menores a quienes debe sostener. Como Leyton es muy inestable afectivamente, su conducta privada ha trascendido el ámbito público, y todo indica que no es la única mujer que tiene trabajando por causa de su rol como consejero.  Marqué tres veces al número del celular personal de Beatriz Gómez; es un número que había conseguido detrás de la pista del supuesto complot charista, pero no me respondió. Al filo de las 8:00 AM recibí una llamada. Consideren el siguiente diálogo:

¡Aló…! —Respondí.

¿Con quien hablo? —Me preguntó una voz femenina.

Le habla Lucio Torres. ¿Hablo con la doctora Beatriz Gómez? —Por supuesto, no le dije que era periodista.

¡Sí!

— ¿Usted trabaja en la Comisaría Quinta de familia de Barranquilla, doctora?

Sí! ¿Qué se te ofrece? ¿Para qué me necesita?

Doctora, quiero hablar con usted sobre un caso para que me atienda en la Comisaría Quinta, si es tan amable.

¿Y sobre qué caso quieres hablar?

Personalmente se lo quiero explicar.

¿Cuándo me atendería en la Comisaría Quinta?

El lunes a las 9 de la mañana puedes llegar.

— Gracias, doctora. Me saluda a su esposo Leyton Barrios

— Gracias, lo saludaré.

El lunes visitaré a Beatriz Gómez para conocerla personalmente.

Voracidad insaciable

Leyton Barrios, en la vieja época, devorando un suculento sancocho, como el charismo quiere devorar la UA./Cortesía. Algunos ricos inescrupulosos, se aprovechan de la pobreza mental de la gente.

El charismo ya domina todo el sector educativo: Son dueños de la Secretaría Distrital, Secretaría de Educación Departamental, de una universidad privada (Litoral), tienen una gran influencia con la Ministra de Educación, Yaneth Giha, quien es capaz de darle todo hasta satisfacerlo. El charismo en Barranquilla y Atlántico es un Leviatán, un monstruo, que no se satisface con nada. Ejemplo, el mismo Verano de la Rosa no sabe qué darle más a los Char, puesto que, según los entendidos, tienen más de media gobernación en su poder y todavía piden más. Es un monstruo insaciable —como lo dijera el filósofo inglés Hobbes— es un “homo hominis, lupus“, el hombre es un lobo para el hombre. Así, ha hecho de la alcaldía una máquina de poder que la ha puesto al servicio de sus intereses particulares, en detrimento del interés colectivo. Su forma aparentemente franca y sin tapujo de hablar, ha hipnotizado al barranquillero que le sigue creyendo. Mientras tanto, a los 12 mil jóvenes bachilleres de la ciudad, que no logran entrar anualmente a la universidad, les ofrece una educación de pobre, como la oferta de la Universidad del Litoral, donde los pelaos van hacer sus pasantías a las droguerías olímpicas o a sus demás empresas pagándoles salarios miserables.

Carlos Prasca en uno de sus cumpleaños. Es la cabeza de playa de la maquinaria pesada de Alex Char.

¿Es esa la universidad que quieren los Char? Quieren una educación arrodillada a su poder, servil a sus intereses de un capitalismo depredador y esclavizante, que carcome el espíritu y el alma de los profesionales. Alex Char, el alcalde del 90% de favoritismo, quiere una universidad para dividirla en pedacitos y llevarla a los barrios populares para que los jóvenes se entretengan 5 ó 6 años, y al término del cual, regresarán al pavimento porque empleo no hay, y si existe, ya están copados por los egresados de la universidad del Litoral y de ITSA. Quieren una Uniatlántico para feriar los 550 contratos, entre profesionales y docentes, que cuesta $8 mil millones para pagar favores por la elección de sus subalternos y aliados. Quieren el Alma Máter para esquilmar los $16 mil millones de la estampilla universitaria para seguir pagando favores políticos, como el que le están pagando a Salim Suz, Secretario de la Junta Ciudadela de la gobernación del Atlántico, quien recibió este premio de consolación luego de que fracasara el intento charista de llevarlo como alcalde de Sabanalarga. ¿Quieren más? Son unos monstruos insaciables (¡codiciosos!, como dijera una fuente que los conoce muy bien), y el gobernador Verano no sabe qué darle, hasta votó en la primera ronda por el candidato que le impusieron: Carlos Prasca Muñoz. A Verano lo tratan como si fuera un empleado de Olímpica:

“Verano se tiene que poner firme los pantalones en el Consejo Superior de la Universidad para que haya rector en propiedad”, dijo Alex Char a los cuatro vientos.

Yaneth Giha, al parecer, respalda la tripleta Vargas-Char-La Gata para ir por el último botín: la UA

Tales eran los mensajes por tuiter que continuamente Alex Char emitía como forma de presión contra Verano para que eligieran rector en la sesión pasada del Consejo Superior donde se realizaron dos rondas en las cuales el candidato charista recibió en la primera ronda 4 votos, y posteriormente Verano se puso firme votando por Mattar, quedando Prasca con solo 3, contrario al deseo de los Char. Si el Consejo Gremial del Atlántico habilitare a otro representante en el Consejo Superior, en reemplazo de César Lorduy, éste  primero debería renunciar y luego la dirección máxima de la Uniatlántico, deberá escogerlo en sesión previa a la elección del rector, ya que el período institucional de los consejeros es de dos años. Pero todo indica que Verano volverá a votar por Mattar, y es muy posible que recusen a Leyton Barrios por conflicto de intereses, y los Char se quedarían sin la Uniatlántico.

De la Yidispolítica al Charescándalo

Así como los ministros de Álvaro Uribe compraron la reelección del Presidente de la República con notarías y otras dádivas dentro del proceso de la Yidispolítica, el alcalde de Barranquilla, Alex Char, compraría el voto del representante de los egresados en el Consejo Superior corrompiendo la esencia misma de la democracia. El hecho de que su esposa haya sido contratada este año de 2017 como trabajadora social de la Comisaría Quinta de Familia de Barranquilla se está inaugurando el Charescándalo. Un hecho que, si existe justicia, tendría consecuencias penales, fiscales y disciplinarias como el caso de la Yidispolítica, y se llevarían por los cachos hasta el propio Alex Char, el presunto determinador de este delito, que en el Código Penal se llama cohecho. El mismo delito que cometen los políticos cuando le compran por $50 mil el voto al barranquillero que baila arrebatao.

¿Quién contrató a Beatriz Gómez? ¿Por qué la contrataron? Si el Secretario del Interior, Clemente Fajardo; y la jefe de Talento Humano,Elania Redondo, metieron la mano para pagar las dádivas ofrecidas por Char y Prasca a Leyton, uno de los votos que necesitaba para imponer rector en la Universidad del Atlántico, deberán responder como lo hicieron el Ministro del Interior, Sabas Pretelt de la Vega y el Ministro de Salud, Diego Palacios, con las dádivas dadas a Yidis Medina y a Teodolindo Avendaño. Igualmente Prasca y Leyton se verán sometido a un proceso penal, ya que harían parte del sujeto activo de este crimen. O sea, que el mejor alcalde del mundo, Alex Char, se vería en problemas junto con sus subalternos Fajardo y Redondo, por un lado, y por el otro, Carlos Prasca y Leyton Barrios, uno por beneficiarse con la compra del voto y el otro por recibir las dádivas.

Char el “papá” de Prasca, y éste el “papá” de Leyton

¿Existe un vínculo civil entre entre Leyton Barrios Torres y Beatriz Gómez Tirado? En los círculos privados es su esposa, según algunos testigos. Luego, públicamente pasó a ser su “ex”. ¿Por qué? A raíz de un debate en noviembre de 2016 propiciado por Roberto Figueroa, representante de los docentes en el Consejo Superior de la Universidad, acusaron a Leyton Barrios de tráfico de influencia por tener varias órdenes de servicios (especialmente mujeres) trabajando en esa institución. Una de esas mujeres es precisamente Beatriz Gómez Tirado, quien estuvo vinculada en la Universidad del Atlántico hasta diciembre de 2016, de acuerdo al contrato No 0537. Desde que Leyton Barrios era el suplente de Carlos Prasca, Beatriz Gómez fue contratada como trabajadora social para la oficina de Talento Humano, cuyas funciones —según el contrato de prestación de servicios— debía encargarse de la vinculación docente. Prasca, obrando como representante de los egresados, participó del pudín burocrático con la vicerectoría de docencia a cargo de Remberto de Jesús de la Hoz Reyes, traído del ITSA donde fue el vicerector para incidir en la contratación de docentes y en decenas de órdenes de servicios. De la Hoz Reyes, quien fuera decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Simón Bolívar, fue la cuota más significativa de Prasca en el pudín de la Universidad, porque podía incidir en la contratación de docentes y en el concurso docente.

Remberto de Jesús de la Hoz Reyes, ficha de Prasca, y los dos, fichas de los Char.

De la Hoz Reyes llegó en 2011 como punta de lanza de Char en la Universidad para apoyar políticamente la gestión de Ana Sofía Meza, cabeza de playa del uribismo. Es decir, que los Char se unieron al uribismo para tomarse la universidad. Algunas de las acciones del nuevo Vicerector de Docencia:

  1. La nómina de profesores catedráticos y ocasionales fueron manejadas minuciosamente, respetando las recomendaciones de Prasca y Leyton, las mismas de los Char.
  2. Remberto de la Hoz incidió en la contratación de profesores en detrimento de la calidad académica ocasionando, presuntamente, detrimento patrimonial. En esta tarea le acompañó, al parecer, Osiris Mercado, Moisés Avilés y Elizabeth Díaz, ésta última se encuentra vinculada en la Universidad.
  3. Una vez salió de la Universidad, Remberto de Jesús de la Hoz Reyes, elevó su nivel de vida, de acuerdo a las versiones de las personas que lo conocen muy de cerca. Se le veía mucho en Villa Campestre en una camioneta Duster, al norte de Barranquilla.

Entre tanto Beatriz Gómez era la ficha que trabajaba de la mano del vicerector. Los rectores encargados (Rafael Castillo y Rafaela Vos) le respetaron la cuota burocrática de Leyton (y por ende, de Prasca) hasta cuando se formó el debate en noviembre al interior del Superior por conflicto de intereses de algunos de los consejeros, especialmente de Barrios Torres. Hoy, el representante de los egresados mantiene el poder de Prasca, tanto que domina la oficina de suministro de la UA, de acuerdo a la denuncia de estudiantes.

Recordemos que Carlos Prasca fue elegido representante de los egresados en 2013 y para ello no se sonrojó para utilizar el poder que tenía como rector de la institución universitaria de ITSA con el fin de alcanzar sus fines. Pero también repitió la misma dosis en las elecciones de 2015 cuando era Secretario de Educación del Atlántico. Por ejemplo, en una reunión realizada en las instalaciones de ITSA de Olaya Herrera, entre Felicidad y Manga de Oro, pocos días antes de las elecciones,  algunos funcionarios públicos le dijeron a este reportero que en ese lugar Prasca presionó a supervisores y rectores para que los egresados vinculados a escuelas y colegios votaran por Leyton Barrios. Solamente analizando este acápite, se puede colegir que existe conflicto de intereses —tal como lo establece el Estatuto General de la UA— entre Leyton Barrios Torres y Carlos Prasca Muñoz, conflicto que impediría de suyo que el primero eligiera al segundo.

Existen varias razones que prueba esta tesis que estamos desmenuzando: (1) Barrios fue suplente de Prasca en el anterior Consejo Superior; (2) Beatriz Gómez, compañera permanente de Barrios, era contratista de la UA hasta diciembre de 2016; y (3) Prasca, como Secretario de Educación Departamental charista, ayudó a elegir a Barrios para el Consejo Superior. ¿Utilizó los recursos de la Secretaría de Educación del Atlántico? Los estudiantes dicen que sí. Pero no sería raro, ya que cuando fue rector del ITSA, Prasca fue sancionado por la Procuraduría en 2005 por hallarle varias irregularidades en la contratación pública. (ver LA TRIPLETA VARGAS-CHAR-LA GATA VA POR EL BOTIN QUE LE FALTA: UA).

Si bien los consejeros no pueden ser asimilados como servidores públicos (funcionarios públicos), tienen el mismo régimen de inhabilidades e incompatibilidades que cualquier junta directiva de una entidad pública. Es decir, que un consejero no puede recibir beneficio individual de sus decisiones. Si Prasca eligió a Leyton Barrios para que este lo elija rector, no solo habría conflicto de intereses sino también que viciaría la democracia, y corroería el acervo de la autonomía universitaria y la esencia de la academia.

En un contexto democrático, un consejero honrado y con valores, se debería declarar impedido estando en las condiciones de Leyton Barrios Torres. “Yo te elijo para que me elijas” es la máxima de la relación Prasca-Barrios. En un video grabado por estudiantes de la UA, se ve al secretario de educación  del gobernador Antonio Segebre, Carlos Prasca Muñoz, junto con el charista y exdirector del DAMA, Julio César Novoa, haciendo campaña abierta en las elecciones para escoger el representante de egresados, es decir, a Leyton Barrios Torres, quien derrotó con 2.017 votos a José Humberto Torres, quien obtuvo 1.600 votos.

Génesis de una crisis

Durante la grave crisis de la Universidad del Atlántico (período 2005-2006) el presidente Uribe violó la autonomía universitaria y la carrera administrativa al colocar como encargada en la rectoría a la uribista Ana Sofía Meza, uña y mugre de Ana Lucía Velilla, la eterna directora de la división de apoyo del Ministerio de Hacienda, que le blande la espada de la ley 550 a entes territoriales y entidades oficiales que atraviesan crisis fiscales como es el caso de la Uniatlántico. Ana Sofía Meza era la mano derecha de Velilla, comedoras de arepa paisa, y llegó a la Uniatlántico como si fuera una interventora, gracias al papel claudicante que asumió el gobernador Carlos Rodado Noriega, y a la dictadura ejercida por Álvaro Uribe Vélez, a través de su representante en el Consejo Superior, Héctor Rodelo, presidente de Monómeros Colombo-Venezolano. Al ser encargada Ana Sofía Meza, se violentó flagrantemente la autonomía universitaria, la ley 30/92 y la carrera administrativa. ¿Por qué encargar a una funcionaria externa a la universidad? Es algo similar como si el alcalde Char encargara en sus ausencias a un ciudadano común y corriente en su reemplazo.

Ya instalada en el sillón de la rectoría, Ana Sofía Meza solicitó al Consejo Superior, presidido por Rodado Noriega, reformar el Estatuto General de Uniatlántico. Al año siguiente de la llegada de la Meza, se pudo establecer que el Consejo Superior, como máxima autoridad de gobierno universitario, podía elegir rector de terna que surgiera de convocatoria pública. De esta manera se le dio sepultura a la consulta universitaria que permitía elegir rector. El último rector popular seleccionado por el Consejo Superior como resultado de una consulta fue el magangueleño Kike Meza.

Una cosa está clara. Los Char quieren la Universidad del Atlántico para ponerla a su servicio. El pretexto es que tiene una larga inestabilidad, y que ellos son los únicos que pueden salvarla, cuando ellos mismos participaron del asalto que hizo el gobierno central.

Todo hace indicar que el voto de Leyton Barrios está comprado. ¿Podrá votar? ¿Lo recusarán por conflicto de intereses? ¿Será otra baja que sufre el charismo y solo se quedaría con dos votos en el Consejo Superior: los representantes del presidente Juan Manuel Santos (Germán Urrego) y de la ministra de Educación, Yaneth Giha, (Natalia Ruiz Rodgers)? Sin embargo, se prevé que una vez Presidencia se entere de toda esta patraña oscura que motiva la presión indebida que está ejerciendo el alcalde Alex Char sobre el gobernador Eduardo Verano y demás consejeros, podría hacerle un jalón de oreja a sus representantes.

En todo caso, la fiesta de los Char se le ha aguado a pesar del dinero y el poder que están de por medio. Santos y su Ministra de Educación tienen la oportunidad de ayudar a elegir un rector que llegue sin amarrévaca y ejerza la dirección del Alma Máter absolutamente independiente del poder de los caciques políticos de la ciudad y el departamento.

——————————-

Nota: (Espero tus comentarios y si tienes más pruebas, me las haces llegaral correo: editormoreno@hotmail.com)

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.