¡Milagro político! Una oración y una equivocación mantienen a Manolo en la alcaldía

Un milagro político que se hizo realidad: Manolo se queda por lo menos una semana más. En el Arrodillatón 3 mil personas oraron de rodillas y quebrantados frente a Dios en la Plaza de la Aduana, no solo para rechazar el congreso de pornografía sino también por Cartagena y su alcalde, y por el gobernador Dumek Turbay.

¡El milagro se hizo! Manolo sigue en la alcaldía, por lo menos una semana más. Una buena noticia para muchos, una mala noticia para otros, pero al fin y al cabo tirios y troyanos deben reconocer que fue un milagro porque el alcalde elegido con más de 120 mil votos ya tenía los corotos afuera del Palacio de la Aduana.

Cuando entrevisté al pastor Esteban Acosta, líder de la iglesia cristiana La Unción —ya se conocía la decisión de la Procuraduría General de la Nación (PGN) de separar del cargo a Manuel Vicente Duque—  me dijo que estaba orando por Cartagena y su alcalde. Al mismo tiempo que eso me decía, se secaba el sudor de la frente en la pausa de su sesión de gimnasio. Y el 19 de mayo, oraremos más por Manolo, me agregó.

La equivocación de Carrillo

Fernando Carrillo, “el absolutista constitucionalista”, cometió un error jurídico que podría tener consecuencias disciplinarias por negligencia. 

 

Mientras llegaban las primeras personas para participar en el Arrodillatón del 19 de mayo de 2017 liderado por el pastor Esteban, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, recibía una comunicación oficial de la PGN que adjuntaba la resolución por medio de la cual se separaba del cargo al burgomaestre, a la alcaldesa menor 3 Patricia Zapata, al director de Control Urbano, Olimpo Vergara, y al inspector de Blas de Lezo Alfonso Ramos.

Cualquier funcionario de jurídica que tenga un conocimiento básico de derecho administrativo sabe —siguiendo el artículo 32 de la Ley 1617 de 2013— que el presidente de la República es quien tiene la facultad de destituir o suspender a los alcaldes de distritos especiales y no los gobernadores. Tamaña equivocación sería improbable que viniera de un procurador —que como Fernando Carrillo— proviene de una experiencia constitucionalista y se precia de un conocimiento prolijo del derecho administrativo.

Pero esto no es todo, Carrillo fue el Ministro del Interior de Juan Manuel Santos que orquestó la caída de Campo Elías Terán Dix, y para su reemplazo él mismo recomendó al presidente nombrar de encargado a Bruce McMaster, director del Departamento de la Prosperidad Social (DPS) de ese entonces, luego de que la Contralora, Sandra Morelli, le pidiera al procurador Alejandro Ordoñez la suspensión provisional del burgomaestre de Cartagena.

La oración tiene poder, dice el pastor Esteban a su feligresía.

Las más de tres mil personas que se congregaron en la Plaza de la Aduana en el Arrodillatón, no solo oraron para que no se realizara en recintos abiertos el Congreso de Pornografía, sino que también lo hicieron por Cartagena y por los mandatarios Manolo Duque y Dumek Turbay.

¿Fue un milagro la equivocación protuberante de Carrillo? Cualquiera que sea la respuesta, de una cosa debemos estar seguro: el poder centralista y presidencialista no puede pasar por alto la voluntad popular de las regiones y de entes territoriales, por muy equivocados que estén los mandatarios locales.

En el caso particular de Manolo Duque se estaría violando dos derechos fundamentales: Debido procesoelegir y ser elegido. Manolo Duque no es un funcionario público común, fue elegido popularmente para un mandato constitucional, y por ello una medida cautelar no puede cercenar sus derechos fundamentales so pretexto de hacer justicia disciplinaria. (Sobre este tema viene la segunda parte de este milagro).

Sea un milagro o no, o haya dado resultado la oración del pastor Esteban y de los cristianos que querían que Manolo se quedara allí, el hecho real es que el burgomaestre de los cartageneros se quedará una semana más en su sillón con la esperanza de pensar mejor para estar hasta el resto de su período.

Próxima entrega: ¿Qué debe hacer Manolo Duque para quedarse hasta el 2019?

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.