Ordoñez, el neolefebvrista católico, lo apoyará el cristianismo evangélico del No

El lefebvrerista Alejandro Ordoñez será el candidato de la ultraderecha cristiana evagélica de Colombia. Pastores evangélicos sensatos se apartan de esta decisión.

Con la ausencia deliberada del sumo pastor del NO, Miguel Arrázola, se realizó la asamblea regional de Colombia Justa en Bolívar presidida por los pastores Eduardo Cañas y John Milton Rodriguez, y en la cual se fijó la postura de apoyar a la presidencia de la República al líder católico lefebvrerista, Alejandro Ordoñez y la creación del partido evangélico cristiano.

Aun cuando la asamblea, realizada en Cartagena el pasado jueves 15 de junio de 2017,  no aprobó una declaración de apoyo al exprocurador, los pastores que la presidieron se reunieron en privado con un grupo de colegas con el fin de analizar la candidatura presidencial. Todo apunta a que el candidato de este movimiento cristiano evangélico en ciernes sea Alejandro Ordoñez.

Al mismo tiempo, a nivel nacional hubo un lanzamiento de la figura de Ordoñez como el candidato del cristianismo evangélico del No. Algunas de las figuras públicas de este sector del cristianismo cuestionaron a los virtuales candidatos que suenan en la palestra nacional, incluso al propio Iván Duque, a quien consideran que no es fiel al principal postulado del nuevo partido cristiano, la antiideología de género, y para ello sacan a relucir un tuit de Duque felicitando al presidente de los Estadods Unidos cuando se aprobó el matrimonio entre homosexuales.

La asamblea de los fundamentalistas del NO se basó en cuatro videos que el pastor Eduardo Cañas presentó a la poca concurrida asamblea de Colombia Justa, donde solo asistió el 8% de los ministros de Cartagena, según el cálculo de uno de los pastores asistentes que pidió omitir su nombre para que no le cause molestia:

En la asamblea de Colombia Justa prohibieron tomar videos y fotos. Un pastor la tomó y me la mandó. La publico sin editar. (Cortesía).

  1. Un video de 1998 donde el desaparecido presidente venezolano, Hugo Chaves, manifestó que no se iba a perpetuar en el poder. Con esto se demostraba, según Cañas, la  dictadura castrochavista.
  2. Un video donde la exsenadora Piedad Córdoba le echaba flores a la tumba de Chaves.
  3. Un vídeo donde aparecía el secretario de las FARC, Timochenko, manifestando el aporte de Cuba a la paz con más de mil becas para los desmovilizados. Con “esta prueba” se demostraba la importación del “castrochavismo” a nuestro país.
  4. Un video del tuit de Iván Duque a Obama, con lo cual ese candidato del Centro Democrático, quedaba descalificado para ser apoyado por el cristianismo evangélico del NO.

La asamblea se asemejó más a un culto evangélico de corte pentecostal que a una asamblea de políticos religiosos, donde los únicos que mantuvieron la palabra fueron los pastores venidos de afuera: Eduardo Cañas y su hijo, y John Milton Rodriguez.

En la reunión privada, uno de los pastores de mayor arraigo de Cartagena, cuya iglesia se encuentra en el barrio El Pozón, al suroriente de la ciudad y una de las zonas más pobres, se levantó y acabó con la monotonía de los apóstoles cachacos, y preguntó:

“¿Con que parámetros se escogieron los 24 ilustres notables de Colombia Justa, siendo que la cabeza de la iglesia es Jesuscrito?”

Los pastores John Milton Rodriguez y Eduardo Cañas se hicieron los locos, y no le respondieron la pregunta. John Milton solo repetía que “queremos la unidad de los cristianos”.

¿Por qué se hicieron los locos? Sencillo: Ya decidieron que su candidato será el lefbvrerista católico, Alejandro Ordoñez. ¿Cristianos evangélicos apoyando a un lefebvrerista?  Si, y es uribista, que no es lo mismo. Se refiere a la tendencia ideológica-religiosa del exprocurador militante de vieja data del lefebvrismo, el cual procede del obispo fundamentalista y ultraconservador francés, Marcel Lefebvre, quien fue excmulgado por el Papa en 1988, ya que no se acogió al Concilio II, el cual reconoció la existencia de otras iglesias cristianas distintas al catolicismo tradicional.

Lefebvre consideraba que las iglesias evangélicas no eran de sana doctrina y, por tanto, no podían pasar de ser consideras como sectas a las cuales había que excluir. La doctrina de Lefebvre, contrario al concepto del ecumenismo introducido por el Concilio Papal II, rechaza otras formas de la iglesia cristianas como la evangélica.

Algunos de los ministros evangélicos que asistieron al evento, expresaron su malestar y, en voz baja, manifestaron que no se dejarán manipular de los caudillos del movimiento, y piensan que la política cristiana debe estar libre de discriminaciones y que los pastores no pueden ser, al mismo tiempo, dirigentes políticos.

Eduardo Cañas y John Milton Rodriguez han dicho que están en esta actividad de carácter político como un llamado de Dios. O como siempre ha manifestado Miguel Arrázola, el caudillo del movimiento que más bulla hace, “Dios le dijo que es hora de dirigir a su pueblo”.

Si seguimos la lógica de los ilustres notables, el candidato a la presidencia que ungirán será el lefebvrerista Alejandro Ordoñez, quien cuando era concejal de Bucaramanga, 1987, dijo:

“No podemos desconocer que las autodefensas se ajustan a las normas de la moral social, del derecho natural y de nuestra legislación positiva. Pensar lo contrario es, por decir poco, una absurda ingenuidad.

Como punto de referencia de las autodefensas fue la creación del MAS (Muerte a Secuestradores) por parte del narcotraficante Pablo Escobar y el Clan de los Ochoa, y  las autodefensas del Magdalena Medio apoyadas por el sanguinario Gonzalo Rodriguez Gacha. Dos meses después de las declaraciones de Alejandro Ordoñez, las autodefensas masacraron a 19 comerciantes en el Cimitarra.

Todo eso nos hace pensar que si los pastores del No, unidos al uribismo, logran llegar a la presidencia, se unirán el hambre con la comida para fortalecer la guerra del paramilitarismo, como en los viejos tiempos. ¿Puede un buen cristiano promover una cultura de muerte, masacres y tierra arrasada? Contrario al lefebvrismo de estos pastores evangélicos, Jesús dijo:

‘La paz os dejo, mi paz os doy; 

yo no os la doy como el mundo la da.

No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.’
(San Juan 14:27)

 

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.