Wilfran Quiroz, muerto de la risa en casa, mientras sus víctimas pasaron al olvido

Wilfran Quiroz, muerto de la risa en su casa, gracias a la juez encargada Primero Penal del Circuito,

Hoy se cumplen tres meses de la tragedia del Portal Blas de Lezo II, que dejó 21 muertes y 22 heridos, y los victimarios —como Wilfran Quiroz Ruiz— se mueren de la risa en sus casas por una justicia chueca y una sociedad que tolera la actividad ilegal con tal de traerle “desarrollo” a la ciudad. Son tres meses de viacrucis que las víctimas sobrevivientes y los familiares están viviendo desde ese 27 de abril de 2017.

El alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, en rueda de prensa de este miércoles, reconoció que las construcciones ilegales de los Quiroz Ruiz (17 edificios) datan desde hace 6 años, o sea, que ya deben estar legalizadas, puesto que ha pasado más de 5 años, como señala la ley. Pero Control Urbano del Distrito debe verificar que si para el  acto de reconocimiento se cumplieron las obligaciones para la adecuación posterior de la edificación a las normas de sismo-resistencia y a las normas urbanísticas y arquitectónicas establecidas en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y los instrumentos que reglamentan esas construcciones. Ninguna de las edificaciones de los Quiroz cumple la norma. ¿Qué hacer?

Ante esa situación, el Distrito debe revisar cada edificación, si no cumplen con las normas sismo-resistentes, deberá obligar a sus constructores a que lo hagan, y aquellas construcciones que técnicamente es inviable que las cumplan, necesariamente deben ser demolidas.

Los Quiroz no son los únicos

De acuerdo a un sondeo que este periodista realizó a raíz de la tragedia del Portal Blas de Lezo II, en Cartagena de Indias existen alrededor de 4o constructores piratas, y la inmensa mayoría no cumple con las normas sismo-resistentes. Los Quiroz no utilizan profesionales de la construcción, sino maestros de obras. Wilfran Quiroz construyó el edificio de Chipre de 10 pisos con un oficial de la construcción, cuya idoneidad solo fue certificada por el Sena por su actividad empírica, y no porque haya cursado sus estudios técnicos o tecnológicos. 

De la misma manera, existen constructores paisas que en cada esquina de sus tiendas han construido edificios de 4 y 5 pisos frente a las narices de las autoridades, violando claramente las normas del POT. ¿Qué hacer con ellos? 

¿Por qué no le dieron la intramural?

Si a Wilfran Quiroz le dieron la intramural en las audiencias de imputación de cargos, ¿por qué razón una juez encargada se apartó de ese criterio? No lo entendemos, ya que hubo un concurso de delitos que le permitió a esa juez mandar a Ternera a los Quiroz tomando en cuenta un análisis de la prueba y del principio de proporcionalidad para privarlo de la libertad.

Deisy Hernandez, hija de uno de los muertos del Portal Blas de Lezo, pide justicia y resarcimiento. II

Frente a esa situación, los abogados de las víctimas deben pedir en segunda instancia la modificación de los cargos por los que se allanó Quiroz con el fin de ampliar el espectro de la condena, y obligarlo a que el resarcimiento de las víctimas lo pague con las 8 construcciones que tiene en Cartagena y Turbaco. También algunos testigos han dicho que posee una finca en Villanueva.

La veeduría Vejuca, de Erick Ujueta, reflejó una serie de inquietudes que dejó la condena contra los Quiroz, y pudo comprobar la indecisión de la juez que tomó esa decisión de mandar a la casa a Wilfran Quiroz y cambiar la tesis de la juez que le dio medida de aseguramiento intramural.

Hoy se anuncia la llegada del Procurador General de la Nación (PGN), Fernando Carrillo Flórez, quien viene con varios anuncios. Sanción a un curador, a un notario y otros funcionarios. ¿Y que pasará con el expediente disciplinario de Manolo Duque y demás funcionarios suspendidos provisionalmente? ¿Giancarlo Marcenaro Jiménez, el procurador delegado en lo Administrativo, le abrirá pliego de cargos en el día de hoy? No lo sabemos, pero como dijo Carrillo el 3 de mayo en una audiencia pública en Cartagena con las víctimas, la procuraduría quiere agilizar esta investigación para no dejar títere con cabeza.  

Lo que más le indigna a las víctimas es que los victimarios se vayan a sus residencias a “pagar la pena” muertos de la risa, mientras sus muertos quedan en el olvido, y sus familiares están muertos en vida

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.