¿Elección atípica en Cartagena? El rey no ha muerto y ya quieren su puesto

Google+ Whatsapp

En la posesión de Manolo Duque, alcalde de Cartagena, todo era oropel. Ahora esperan que renuncie o lo pongan preso. Cortesía.

El rey todavía no ha muerto, y ya quieren su puesto. Las diferentes casas políticas que tradicionalmente han manejado el poder en Cartagena de Indias preparan sus respectivas campañas. Algunas ya tienen eslogan.

Pero no solo los políticos tradicionales, también está el pastor Miguel Arrázola dispuesto a lanzar su punta de lanza que le preparará el camino de la profecía: ¡Cartagena será conquistada! El menos interesado de que haya elecciones atípicas es Juancho García Romero, porque quedó bien acomodado con la llegada de Sergio Londoño Zurek.

Esto es un Quitate tu pá poneme yo, mientras los cartageneros siguen desconcertados con la entramada red de corrupción.

Los posibles candidatos

De acuerdo con algunas versiones cercanas a los potenciales candidatos, las casas políticas están haciendo sus reuniones con sus posibles financiadores e impulsores. Otros están esperando que el juez de la causa del proceso contra Manolo Duque se pronuncie sobre su situación jurídica por la elección de la contralora Distrital, o en su defecto, la Procuraduría General de la Nación agilice la investigación disciplinaria contra el alcalde por la caída del Portal Blas de Lezo II.

Antonio Quinto Guerra

Algunos familiares del excandidato a la alcaldía de Cartagena y exconcejal del partido Conservador, Antonio Quinto Guerra, le dieron el visto bueno para que se prepare y se lance una vez quede inhabilitado Manolo Duque. Pero Quinto lleva varios contratos con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio. Uno de esos contratos es el No 591 de 2016 cuyo objeto es el siguiente:

“Prestación de servicios profesionales para apoyar jurídicamente en los procesos de gestión de los proyectos del sector de agua potable y saneamiento básico, así como en la estructuración e implementación de los planes, estrategias y políticas a cargo del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.” (SECOP)

Este año, Guerra Varela renovó su contrato, y es el No 329 de 2017. Si bien es cierto que es una Orden de Prestación de Servicio (OPS), no lo inhabilitaría para ser candidato, siempre y cuando el objeto del mismo no tenga que ver con Cartagena. Como transcribimos el objeto de dicho contrato y no se refiere nada a Cartagena, podemos concluir que Quinto Guerra Varela ¡va!

Andrés Betancourt

Mi investigación dice que el también excandidato a la alcaldía de las entrañas del partido Conservador y después de Cartagena Confirmas, Andrés Betancourt González, tiene serias intenciones de lanzarse nuevamente a la alcaldía si se producen las atípicas. Estuvo vinculado con la gobernación de Bolívar, pero todo indica que no renovó su contrato.

Betancourt González firmó el contrato No 106 CT99-16, cuyo objeto es el siguiente: 

“Prestación de servicios profesionales para promover la integración regional de Bolívar y Cartagena, inicialmente entre los Zodes Dique y Montes de María”.

Ese contrato lo ejecutó el año pasado. No tengo información de que lo haya renovado este año. Aunque así sea, no lo inhabilitaría, ya que el objeto del contrato se cumplió en otros municipios distintos a Cartagena.

Los cristianos al poder

Los cristianos no se quedan atrás. Quieren poder, quieren salvar a Cartagena. Veamos sus nombres:

Javier Bustillo

El exconcejal de Cartagena y exalcalde encargado de Magangué, y consejero espiritual de la directiva de la Asociación de Ministros Evangélicos de Bolívar (AMEB), Javier Bustillo Petuz, también se lanzará al agua si Manolo queda por fuera de la alcaldía. Aspira a que lo apoyen muchas de las pequeñas iglesias congregadas en Ameb. Bustillo nació de nuevo gracias al Espíritu Santos, según me dijo en una reciente charla.

Juan Carlos Ayala

Es el menos conocido de los nombres que se han dado a conocer, pero es la punta de lanza del pastor Miguel Arrázola para conquistar a Cartagena, de acuerdo a la profecía de Guillermo Maldonado, el apóstol que había predicho que la presidencia de Ecuador iba a estar en manos de una cristiana de su línea de la prosperidad, pero recibió una derrota estrepitosa. Juan Carlos Ayala Ruz, es un abogado que llegó a la iglesia Ríos de Vida en 2004. Es la persona que el pastor Arrázola lo pone siempre de ejemplo de prosperidad, porque cuando llegó a su congregación tenía una mano adelante y otra atrás. De un momento a otro se hizo rico. Pero lo que gente desconoce es que dicha riqueza procede de las arcas de la salud. En otro informe presentaré cómo se hizo rico Juan Carlos Ayala, el pupilo del pastor de las lucas que estará orando para que metan preso a Manolo Duque.

Héctor Pérez Fernández

Si Ayala surgió de Ríos de Vida, Héctor Pérez Fernandez es el gallito de pelea que sale de la Iglesia La Unción y contrarrestaría no solo a los dos cristianos sino también a Quinto Guerra y Andrés Betancourt. Pérez Fernández es un abogado con dos especializaciones, una en administración pública y la otra en contratación pública. Es muy conocido por sus diversas denuncias sobre corrupción administrativa en su papel de veedor. Hoy por hoy, Héctor Pérez contaría con el apoyo de su iglesia que tiene 14 mil feligreses. La Unción, del pastor Esteban Acosta, es la iglesia más grande de la Costa Caribe. Antes de que Arrázola me amenazara, Ríos de Vida era la de mayor feligreses de Cartagena, pero quedó reducida a 6 mil feligreses aproximadamente.

El rey no ha muerto, pero ya aparecen los que pretenden sucederle.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.