Gossaín, al tablero de la Procuraduría; embargados los sueldos de los implicados en el “Cartel de la Hemofilia”

Juan Carlos Gossaín es un hombre (heterosexual) de pensamiento liberal. ¡No hay duda! Ahora debe aguantar el temporal de la hemofilia. Aquí aparece en compañía del activista Wilson Castañeda, la columnista Claudia Ayola (exsecretaria de Víctimas) y activistas de los derechos LGBTT.

Después de dos años de recibir los hallazgos de la Contraloría General de la Repúblicca (CGR), solo hasta este 10 de agosto de 2017 la Procuraduría General de la Nación (PGN) abrió investigación disciplinaria al exgobernador de Bolívar Juan Carlos Gossaín Rognini y cinco (5) de sus funcionarios por presuntos pagos irregulares de $30.000 millones por concepto de tratamiento a pacientes de hemofilia. 

El caso se ha bautizado como “Cartel de la Hemofilia”, que de acuerdo a nuestra investigación periodística de varias entregas y títulado “hemorragia hemofílica,” en el período 2012-2015 pagaron  un promedio de $25.000 millones anuales por atender a 96 pacientes de hemofilia para un total del período de $92.000 millones. Lo que quiere decir que la cifra de la Contraloría y de la Procuraduría apenas es la tercera parte del desangre sufrido por el Sistema General de Participación (SGP) en el departamento de Bolívar durante el cuatrienio de Gossaín.

¿Sueldos embargados?

Bertha Pérez López, exsecretaria de salud de Bolívar, disfrutando sus vacaciones.

Este periodista está en condiciones de decir que los sueldos y cuentas de Nacha Newbal Jiménez (actual jefe de Aseguramiento de la Secretaría de Salud de Bolívar), Ana María Álvarez Castillo (la primera exsecretaria de Salud de Gossaín y hoy dedicada a su profesión),y  Berta Pérez López ( actual directora de Salud Pública), están embargados por cuenta de la CGR luego de encontrar los hallazgos administrativos, fiscales, disciplinarios y penales. El único que no habían tocado era al propio gobernador de ese entonces, Juan Carlos Gossaín, quien desde hoy queda vinculado a la investigación sobre el Cartel de la Hemofilia.

Sin embargo, existen hallazgos penales que pondrían en aprieto no solo a estos funcionarios públicos sino también a varios particulares que sirvieron de contratistas, representantes legales de las Ips que recibieron los $92.000 millones, pacientes de hemofilia que se dejaron sobornar, y gerentes de EPS que desafiliaron a pacientes, jueces que ordenaron el pago con tutelas prevaricadoras. Lo que se conoce hasta ahora es la baba del toro, ahorita viene su embestida. En la próxima entregada de la investigación daré a conocer hechos inéditos que solo aquí resumo. Si el caso de Manolo Duque desató la ira de la Fiscalía General, con el cartel de la hemofilia la ira será superior porque la conducta de estos funcionarios y particulares, es mil veces más grave y evidente de lo que hasta ahora se ha develado. 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.