Pacho Vega, exalcalde de El Carmen, y Poldino, gerente de Sayco, por un acueducto en el aire, ¡a la cárcel!

Este es el embalse del acueducto en el aire. Ahora es un arrozal.

Las pruebas eran tan contundentes que por el hecho de construir un acueducto en el aire y desaparecer por arte de magia más de $1.600 millones, que la juez de garantías, Elizabeth Araújo, no tuvo otra salida que mandar a la cárcel de Sabanalarga a Francisco José Vega, exalcalde de El Carmen de Bolívar; a Poldino Posteraro, gerente de SAYCO y al exsecretario de Planeación de ese municipio, Mario José Melo Villa.

Los compositores Galy Galiano, Alfredo Gutiérrez, Anibal Velásquez, entre otros, fueron a pedir la libertad de Poldino Posteraro acompañado de la procuradora. Una foto casual con sus artistas favoritos. Las víctima se cabrearon, pero la juez Elizabeth Araújo lo mandó a la cárcel.

Ni las canciones de Galy Galiano, Alfredo Gutiérrez, Emilianito Zuleta, Aníbal Velásquez, Alberto Morales y del presidente de SAYCO, Antonio José Hernandez Aguirre, ejercieron presión para que la juez adoptara medida intramural contra los que aparecen ahora como imputados por los delitos de violación al régimen legal o constitucional, inhabilidades e incompatibilidades; contrato sin cumplimiento de los requisitos legales vigentes y falsedad ideológica en documento público. Solo hizo falta aplicar el delito de prevaricato por apropiación de alta cuantía porque la fiscalía fue incapaz de demostrar la cantidad de obras que realmente ejecutaron en la construcción del acueducto de Caracolí, corrigimiento de El Carmen de Bolívar que sigue sin agua potable.

Sin embargo en nuestro escrito anterior hicimos un análisis comparativo entre lo que se había invertido y efectivamente pagado al contratista Poldino Posteraro Ariza, ingeniero civil, a quien el alcalde de ese entonces, Pacho Vega, le cedió el contrato que inicialmente se lo había entregado a la Asociación de Municipios del Sur de la Guajira-ASOAGUA, representada legalmente por SILVIO ESNOVIS CUESTA SOLANO, una entidad duramente cuestionada porque que se encontraba inhabilitada por incumplimiento del contrato No 356 de 2013 en en El Paso, Cesar.  A pesar de esta inhabilidad, se le adjudicó la licitación No LP-005-2014 por valor de 1,537.813,080.77, cuyo objeto era la construcción del acueducto del corregimiento de Caracolí de El Carmen de Bolívar.

En concordancia con los datos suministrados por Blanca María Sabagh García, presidenta de la Organización para la Defensa de los Derechos de los Ciudadanos, ODDC, entidad que hizo la denuncia, pudimos establecer que las obras realmente ejecutadas eran del 20%, en tanto habían recibido el 100% del contrato más un adicional de $753.777.721,42, para un total de $2.291.590.802,19 más los rendimientos, la cifra puede llegar a $2.400 millones.

Como lo habíamos analizado en el escrito Por un acueducto en el aire, Poldino Posteraro, cantará en el búnker de la Fiscalía, sacamos las siguientes conclusiones de una ponderación periodística de las pruebas presentadas en el proceso y que la Fiscalía tenía:

Conclusión No 1 que la juez Araújo tuvo en cuenta:

Los ahora imputados, en el caso de los servidores públicos, suscribieron un contrato sin el lleno de requisitos al adjudicar el contrato a ASOAGUA, representada por Silvio Cuesta Solano, sabiendo que estaba inhabilitada, lo cual se convirtió en un contrato ilegal.

Conclusión No 2, la cesión del contrato:

¿Por qué le cedieron el contrato millonario y con un objeto social técnico a un ingeniero sin experiencia en el ramo? Poldino Posteraro debía presentar certificación de experiencia de un contrato similar. Este hecho es garantía de que pueda cumplir con el objeto del contrato.

Una vez quedaron al descubierto por la falsedad presentada por ASOAGUA, el exalcalde se vio en la necesidad de solicitar que la entidad ceda el contrato. Y es aquí donde entra en acción el ahora gerente de SAYCO, Poldino de Jesús Posteraro Ariza. Después de una comilona en El Carmen de Bolívar, ASOAGUA le cede el contrato al ingeniero Poldino Posteraro, quien conoce de música vallenata, pero de ingeniería hidráulica pocon pocon, pues no tenía ninguna experiencia. El hecho quedó consumado el 2 de enero de 2015 cuando le cedieron el contrato No LP-005-2014.

Conclusión No 3:

La adición presupuestal se hizo sin el lleno de requisitos y sin que las obras hubiesen avanzado más del 20%, tal como lo demostramos con las fotografias publicadas.

El 30 de junio de 2015, el alcalde Vega Arrauth y el contratista Poldino Posterarosuscribieron un adicional del contrato LP.005-2014 por valor de $753.777.721,42, como producto del rediseño del acueducto, cuyo valor pasó a $2.291.590.802,19. Este adicional no estaba justificado, pero contó con la firma del interventor. El Tesorero Municipal, le pagó esa cantidad a Posteraro con el aval del secretario de planeación Municipal, Mario José Melo Villa, y el interventor del contrato.

Conclusión No 4:

El contratista violó la ley construyendo sin licencia, sin plan de mitigación ambiental y haciendo fraude al proceso de contratación regido por la ley 80/94.

Mediante oficio No. 2764 del 04 de mayo de 2016, Claudia Camacho Cuesta, secretaria general de CARDIQUE, le respondió a Blanca María Sabatg que “ después de consultada la base de datos de los archivos centrales de CARDIQUE, no se encontraron registros de solicitudes relacionadas con el contrato de obra pública LP-005 construcción del Acueducto de Caracolí corregimiento de El Carmen de Bolívar”, por lo cual esa corporación no ha emitido licencia, autorización y/o permiso alguno respecto al contrato mencionado.

Conclusión No 5:

Con el aval del alcalde Vega Arrauth, del secretario municipal de Planeación, y del interventor, el tesorero municipal le pagó más del 80% de las obras, y el acueducto de Caracolí hoy es un fantasma, es solo un lote con unos pilotes y una alberca que no cobija ni siquiera el 20% de las obras contratadas.

Para más piedra, el acueducto inconcluso se inició en un predio que no es del municipio sino que es privado.

Ahora Pacho Vega, el exalcalde de El Carmen de Bolívar, cantará en la cárcel de Sabanalarga, Atlántico, junto con los demás servidores públicos que se han emproblemado en la gestión pública; y Poldino Posteraro seguramente tendrá un coro de pajaritos con los centenares de cantantes y músicos asociados a SAYCO, encabezado por Alfredo Gutiérrez, Galy Galiano, Anibal Velásquez, Alberto Morales y, en especial, el presidente de esa entidad, Antonio José Hernandez Aguirre.

 

 

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.