El Hospital Universitario del Caribe: ¿La Supersalud lo tiene «paraqueado»?

Lucio Torres
Los 6 sindicatos son cómplices de la debacle del HUC.

Aunque usted no lo crea, a la Superintendencia de Salud (SuperSalud) le bastó un año para «paraquear» nuevamente al Hospital Universitario del Caribe (HUC). ¿Cómo así? Sigue la historia…

A un año de que la SuperSalud tomara posesión forzosa , el HUC vive una crisis profunda desde el punto de vista financiero, administrativo, prestacional y moral: los costos administrativos se duplicaron, la cartera morosa de las Eps  y el déficit financiero crecieron, y las promesas de su recuperación se las llevó el río de aguas servidas por la pésima administración. Es decir, la medicina ha sido peor que la enfermedad. Y para remate, quedó «paraqueado».

El 28 de noviembre de 2016 mediante resolución No 006539 del 28 de noviembre de 2016, la SuperSalud intervino administrativamente al HUC por un año y nombró como agente interventor a Fernando Enrique Trillo Figueroa, quien se ha mantenido hasta ahora.

Como autor de una investigación periodística (El HUC es un Moridero de Alta Complejidad) que dio insumos para que la Supersalud interviniera al HUC —como lo reconoció Javier Antonio Villarreal, Superintendente Delegado para Medidas Especiales—, es una obligación realizar un balance de las ejecutorias después de 12 meses de administración. Tal como publicamos el 15 de junio de 2017 en el informe titulado La última cena, (dele clic) la situación es grave:

El costo de las OPS se duplicaron

El HUC tiene 32 empleados de planta y seis profesores de la Universidad de Cartagena que fungen de coordinadores en igual número de áreas del servicio misional. Las órdenes de prestación de servicios (OPS) se duplicaron, no tanto por el número sino por la cantidad que devengan los contratados por Fernando Trillos. A continuación presento una muestra del informe de las órdenes de prestación de servicios profesionales:

Contratista Honorarios mensuales

Diciembre 2016

Honorarios mensuales

Marzo 2017

Felix Martínez Martínez- Abogado 3.000.000 4.000.000
Maribel Contreras Posso 3.500.000 4.000.000
Pablo Martínez Alfaro 4.000.000 4.500.000
Luis Roberto Ortega-Médico auditor 6.500.000 6.500.000
Noriega y asociados 6.000.000 7.140.000
Fernando García Ortega 8.500.000
Yunis Lafont Cabezas
Asistente de Javier Rodriguez
4.000.000
Enovaldo Herrera Galvis

Profesor de la UdeC

4.694.000
Oscar Darío Held Ramírez 8.000.000

Algunas perlas

Una vista general de la gestión realizada por la Superintendencia de Salud a través de su intervención forzosa:

En prestación de servicios empeoró. Por ejemplo, cuando estaba Gestión Salud había 10 camas de UCI y 6 camas de cuidados intermedios. Hoy está en funcionamiento solo 6 camas de UCI, y los costos se duplicaron. Contrataron 7 intensivistas, de acuerdo al informe que tuve acceso.

Los sindicatos

Todo esto ha sido posible porque los diferentes sindicatos que se encuentran en el HUC han sido cómplices de la profundización de su crisis, porque probablemente recibieron promesas de dádivas, algunas no se han cumplido:

Curiosidades

María Luisa Castillo, la bonita secretaria del gerente interventor FernandoTrillo, cambia fácilmente de carro con un sueldo de $1.500.000. (Cortesía).

Algunas curiosidades —que no se cómo explicar— para tener en cuenta en un análisis objetivo sobre la gestión de Fernando Trillo y de la Superintendencia de Salud (al oído de la Procuraduría General y de la Fiscalía):

La Duster de la secretaria del gerente Trillo.
Yunis Lafong Cabezas, su linda sonrisa no dice que estuvo vinculada a una investigación de la Fiscalía por lavado de activo donde aparece el jefe paramilitar Mancuso (3 mil muertos) y la empresaria Enilse López, condenada por homicidio y lavado de activo. (Cortesía).

¿Qué dirá ahora el Superintendente Delegado para Medidas Especiales, Javier Antonio Villarreal, con estas pruebas que le presento públicamente? ¿Cuál será la conducta del Superintendente (e), Luis Fernando Cruz Araújo? ¿Investigará el procurador Fernando Carrillo? ¿Cuál será la investigación de la Fiscalía del bolsillo de cristal de Néstor Humberto Martínez, el hijo del hombre del palustre? ¿Dejarán en la impunidad estos hechos como los 1.908 muertos intrahospitalarios, los cuales se pudo dar en su mayoría por negligencia o paseo de la muerte interna del HUC?

Cuando se creía que los paracos se habían retirado del dominio de la salud; cuando se creía que los recursos iban a satisfacer el derecho fundamental a la salud (calidad, pertinencia y permanencia) y que eso era parte de la historia oscura de la administración pública, hoy aparecen resucitados por un ente cuyo papel es velar porque los recursos públicos de la salud de los colombianos no enriquezcan a empresarios y políticos inescrupulosos sino que los más humildes gocen de buena salud.