El Hospital Universitario del Caribe: ¿La Supersalud lo tiene “paraqueado”?

Los 6 sindicatos son cómplices de la debacle del HUC.

Aunque usted no lo crea, a la Superintendencia de Salud (SuperSalud) le bastó un año para “paraquear” nuevamente al Hospital Universitario del Caribe (HUC). ¿Cómo así? Sigue la historia…

A un año de que la SuperSalud tomara posesión forzosa , el HUC vive una crisis profunda desde el punto de vista financiero, administrativo, prestacional y moral: los costos administrativos se duplicaron, la cartera morosa de las Eps  y el déficit financiero crecieron, y las promesas de su recuperación se las llevó el río de aguas servidas por la pésima administración. Es decir, la medicina ha sido peor que la enfermedad. Y para remate, quedó “paraqueado”.

El 28 de noviembre de 2016 mediante resolución No 006539 del 28 de noviembre de 2016, la SuperSalud intervino administrativamente al HUC por un año y nombró como agente interventor a Fernando Enrique Trillo Figueroa, quien se ha mantenido hasta ahora.

Como autor de una investigación periodística (El HUC es un Moridero de Alta Complejidad) que dio insumos para que la Supersalud interviniera al HUC —como lo reconoció Javier Antonio Villarreal, Superintendente Delegado para Medidas Especiales—, es una obligación realizar un balance de las ejecutorias después de 12 meses de administración. Tal como publicamos el 15 de junio de 2017 en el informe titulado La última cena, (dele clic) la situación es grave:

  • Falta de pago de las EPS, muy a pesar de la resolución 6066/2016 que depuró la cartera de difícil cobro, cuya deuda supera los $92.000 millones.
  • Déficit financiero, ya que hoy el HUC necesita más de $67 mil millones para resolver sus problemas financieros y administrativos.
  • Morosidad en el pago de sus obligaciones y crecimiento de su pasivo.
  • La asistencia médica y clínica se realiza con mayor dificultad que antes.
  • Es el mismo modelo de operación.

El costo de las OPS se duplicaron

El HUC tiene 32 empleados de planta y seis profesores de la Universidad de Cartagena que fungen de coordinadores en igual número de áreas del servicio misional. Las órdenes de prestación de servicios (OPS) se duplicaron, no tanto por el número sino por la cantidad que devengan los contratados por Fernando Trillos. A continuación presento una muestra del informe de las órdenes de prestación de servicios profesionales:

ContratistaHonorarios mensuales

Diciembre 2016

Honorarios mensuales

Marzo 2017

Felix Martínez Martínez- Abogado3.000.0004.000.000
Maribel Contreras Posso3.500.0004.000.000
Pablo Martínez Alfaro4.000.0004.500.000
Luis Roberto Ortega-Médico auditor6.500.0006.500.000
Noriega y asociados6.000.0007.140.000
Fernando García Ortega8.500.000
Yunis Lafont Cabezas
Asistente de Javier Rodriguez
4.000.000
Enovaldo Herrera Galvis

Profesor de la UdeC

4.694.000
Oscar Darío Held Ramírez8.000.000

Algunas perlas

Una vista general de la gestión realizada por la Superintendencia de Salud a través de su intervención forzosa:

  • Mientras el grupo de apoyo de la anterior gerente Elga Ehrhardt Gutérrez recibía de honorarios un promedio de $4.500.000 a 2016; el agente interventor Fernando Trillo impuso unos honorarios promedio de $6.000.000.
  • El tope máximo de honorarios de la intervención llegó a $8.500.000. Antes de la intervención era de $6.000.000.
  • Se contrató por OPS 18 médicos generales destinados a urgencia, lo cual viola la norma (atención Mintrabajo) porque son actividades misionales. La contratación la hizo a través de Konekta.
  • Ingresaron 11 nuevas OPS por valor de $73.080.000 mensual.
  • Antes de la intervención las OPS costaban promedio $120 millones, hoy cuesta $280 millones.

En prestación de servicios empeoró. Por ejemplo, cuando estaba Gestión Salud había 10 camas de UCI y 6 camas de cuidados intermedios. Hoy está en funcionamiento solo 6 camas de UCI, y los costos se duplicaron. Contrataron 7 intensivistas, de acuerdo al informe que tuve acceso.

Los sindicatos

Todo esto ha sido posible porque los diferentes sindicatos que se encuentran en el HUC han sido cómplices de la profundización de su crisis, porque probablemente recibieron promesas de dádivas, algunas no se han cumplido:

  • Medicina interna – Singremecar. Presidente: Orlando Sanguino (exgerente del H. San Juan de Dios).
  • Ortopedia  – Asoboco. Presidente: Gustavo Cabarcas.
  • Anestesiología  –  Anestesum. Presidente: Roque Palomino.
  • Médicos de especialidades – Asometh. Presidente: Lourdes Lanciano.
  • Sinserpusalud – Trabajadores de planta HUC. Presidente: Yusit Chams
  • Cardiología – Cardiólogos Integrados de Cartagena. Presidente: Kendel Piñeros

Curiosidades

María Luisa Castillo, la bonita secretaria del gerente interventor FernandoTrillo, cambia fácilmente de carro con un sueldo de $1.500.000. (Cortesía).

Algunas curiosidades —que no se cómo explicar— para tener en cuenta en un análisis objetivo sobre la gestión de Fernando Trillo y de la Superintendencia de Salud (al oído de la Procuraduría General y de la Fiscalía):

La Duster de la secretaria del gerente Trillo.

  • María Luisa Cantillo, tecnóloga (fue llevada por la jefe de jurídica, Mary Pérez) y ahora es secretaria del gerente, devenga $1.500.000. Pero este magro sueldo no le impide para cambiar de carro. Cuando comenzó en el HUC se transportaba en una bicicleta eléctrica; el año pasado se pasó a un Chevrolette Spart, con el nuevo gerente le ha ido super bien, porque lo hace en una camioneta de último modelo Duster de placas UGM 337.
  • Daniel Vargas y Enovaldo Herrera, obtienen un jugoso sueldo de la Universidad de Cartagena, pero el informe de OPS me dice que el primero recibe una por valor de $$5.532.181 y el segundo 4.694.256.

Yunis Lafong Cabezas, su linda sonrisa no dice que estuvo vinculada a una investigación de la Fiscalía por lavado de activo donde aparece el jefe paramilitar Mancuso (3 mil muertos) y la empresaria Enilse López, condenada por homicidio y lavado de activo. (Cortesía).

  • ¿Qué hace Yunis Lafong Cabezas en el HUC? ¿Por qué Fernando Trillo la nombró? ¿Debe responder ante la Super? ¿Curioso? Si, es curioso, por lo que le voy a contar a continuación. Es la asistente del profesional universitario Javier Rodriguez que funge de jefe de compras. Yunis Lafong —quien era una militante activa del grupo político de Los gatos—, luego de ser directora administrativa de la Secretaría de Salud de Bolívar en intervención (2011), se dedicó a realizar millonarios contratos de suministros en diferentes entidades de salud de Bolívar. Lafong estuvo vinculada por la Fiscalía en un proceso penal de lavado de activos donde ella aparecía recibiendo dinero de Salvatore Mancuso para entregárselos a EnilseLópez. La sorpresa es que parte de ese dinero procedente de los crímines y masacres de Mancuso lo recibía Lafong, según la misma Fiscalía.

¿Qué dirá ahora el Superintendente Delegado para Medidas Especiales, Javier Antonio Villarreal, con estas pruebas que le presento públicamente? ¿Cuál será la conducta del Superintendente (e), Luis Fernando Cruz Araújo? ¿Investigará el procurador Fernando Carrillo? ¿Cuál será la investigación de la Fiscalía del bolsillo de cristal de Néstor Humberto Martínez, el hijo del hombre del palustre? ¿Dejarán en la impunidad estos hechos como los 1.908 muertos intrahospitalarios, los cuales se pudo dar en su mayoría por negligencia o paseo de la muerte interna del HUC?

Cuando se creía que los paracos se habían retirado del dominio de la salud; cuando se creía que los recursos iban a satisfacer el derecho fundamental a la salud (calidad, pertinencia y permanencia) y que eso era parte de la historia oscura de la administración pública, hoy aparecen resucitados por un ente cuyo papel es velar porque los recursos públicos de la salud de los colombianos no enriquezcan a empresarios y políticos inescrupulosos sino que los más humildes gocen de buena salud.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.