Amarga Navidad para el alcalde Londoño si desacata tutela

El alcalde Sergio Londoño a cumplir la orden judicial de reintegro del exempleado Pérez.

Sergio Londoño Zurek, es un buen muchacho, altamente referenciado, pero puede terminar en la cárcel en esta Navidad por dos fraudes a resolución judicial, una del Tribunal de Bolívar y otra del Juzgado 15 Penal Municipal. Para esta época del nacimiento del Niño Dios —donde todo es risa y alegría— salen los chicharrones judiciales, porque las personas quieren pasarla bien en armonía con las fiestas de Noche Buena y Año Nuevo, comiendo pasteles, buñuelos y natillas.

Es el caso de John Pérez Acosta —declarado insubsistente injustamente por Judith Pinedo Flórez (Maríamulata) en 2009— pero recibió una orden de reintegro el 20 de abril de 2016 de segunda instancia del Tribunal de Bolívar, ratificando una decisión similar adoptada por el Juzgado Noveno Administrativo.

Fraude a resolución judicial

Lo grave de este hecho —desde el punto de vista administrativo y penal— es que el 19 de agosto de 2017 estaba de turno para el pago, pero aprovecharon el cambio de alcalde para darle una destinación distinta a los dineros que estaban previstos para pagar dichas acreencias. De esta manera desatendieron la orden judicial del Tribunal Administrativo, lo cual se convierte en fraude a una orden judicial y, al mismo tiempo, perjudica notoriamente el patrimonio del Distrito y le causa un daño al trabajador. En una respuesta firmada por la anterior  directora de la Oficina de Jurídica del alcalde Manuel Vicente Duque, María  Eugenia García, a un derecho de petición del exempleado, dijo:

“Así tenemos que su pago está sujeto al orden de registro de cada una de las acreencias que en cumplimiento de lo establecido en el pluricitado artículo 192 del CPACA debemos cancelar, siendo su turno de pago el 19 de agosto de 2017. (…) es nuestro interés cubrir en el menor tiempo posible las obligaciones por estos conceptos a fin de hacer menos gravoso para el erario público el acatamiento de las sentencias, conciliaciones y laudos arbitrales.”

El no cumplimiento del pago le está causando un detrimento patrimonial al Distrito, por cuanto cada mes que pasa la cuenta de las acreencias aumenta exponencialmente incrementando el daño. ¿Qué manos oscuras están manipulando —tras bambalinas y sin que el alcalde Sergio Londoño se entere— el orden de pago judicial? ¿Existe acaso una mafia que se burla de la ley y de las personas que esperan con ansiedad los pagos anhelados? La Fiscalía tendría que identificar quiénes son los funcionarios que hacen esta manipulación, la cual podría hacer incurrir en una falta grave y un tipo penal al alcalde Londoño Zurek.

Fernando Marimón Romero, el abogado de Jhon Pérez

Fernando Marimón Romero, apoderado judicial de Pérez, presentó un incidente de desacato por incumplimiento de una orden de tutela emanada por el Juzgado 15 Penal de Cartagena (con funciones de conocimiento) para que lo reintegrara de inmediato y le pagara las prestaciones sociales y salarios dejados de devengar desde que lo despidieron en 2009.

Datos

Pérez Acosta fue desvinculado mediante decreto No 0546 de 2009 expedido por la directora administrativa de Talento Humano del Distrito de Cartagena. El 20 de abril el juzgado Noveno Administrativo del Circuito  dictó sentencia a favor del exempleado con el radicado No 13001-33-31-009-00329-00.

Finalmente el Tribunal Administrativo sentenció:

“A título del restablecimiento de derecho, condenese al Distrito de Cartagena a reincorporar al señor John Luis Pérez Acosta, sin solución de continuidad para todos los efectos legales al mismo cargo que ocupaba; al momento del reintegro al cargo, prestaciones sociales, emolumentos y demás haberes causados y dejados de percibir desde el 28 de abril de 2009, hasta la fecha en que se produzca su reintegro efectivo al cargo, siempre y cuando no hubiera sido provisto por concurso de mérito.”

Como se puede observar, la orden tiene dos disposiciones. La primera que se pague todo desde el 2009 hasta la fecha del reintegro efectivo. La segunda, que este reintegro está condicionado a la existencia del cargo. En este caso —es decir para el reintegro efectivo— se ha pasado un derecho de petición con el fin de que el Distrito entregue una información completa sobre los cargos en provisionalidad proveído desde cuando se  produjo la sentencia.

¿Qué debe hacer Sergio Londoño? Cumplir a cabalidad con la orden judicial. Así se evitaría un carcelazo inoficioso y un proceso judicial desgastante por fraude a resolución judicial, ya que el abogado Fernando Marimón Romero —aunque está por el camino del Señor— podría presionar legalmente al juez para que haga cumplir la orden.

Como todo es risa y alegría en Navidad, esperamos que Sergio Londoño y John Pérez terminen en armonía comiendo pasteles, buñuelos, natillas y uvas, al lado de sus respectivos hogares, y reciban 2018 con mucho optimismo.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.