Gobernador ratifica su decisión de hacer realidad la sede del Sena en Magangué. Se contrataría en abril.

¡Dedo Arriba! Todos contentos cuando firmaron la carta de intención que le permitirá a Magangué tener una moderna sede del Sena (23 de marzo 2016). Gobernador Dumek Turbay (aparece firmando); Director Nacional del Sena, Alfonso Prada, el director seccional y el alcalde Pedro Alí.

Cuando el temor carcomía a varios sectores sociales e institucionales  de Magangué —incluso, la misma alcaldía— de que la sede del Sena no se pudiese construir, Vox Populi consultó al gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, quien afirmó que sí se va a realizar, y solo necesita los diseños para sentarse a firmar el convenio con el alcalde y el director del Sena y la obra se contrataría en abril. Esto dijo tajantemente:

Quiero una infraestructura ideal para Magangué, una sede del Sena justa y decente, y para ello debo conocer las ofertas del diseño: área a construir y los espacios, cómo serían los recursos del Sena para el mantenimiento. La decisión es que el Sena Mgangué se va a realizar, eso es un hecho“.

En el viaje que hicimos a Magangué percibimos los temores de la comunidad, la Cámara de Comercio, la asociación de ediles del municipio y de ciertas personas pensantes en el desarrollo humano de la región del sur de Bolívar, especialmente de la Mojana, donde se necesita desarrollar el talento humano para impulsar el desarrollo de esa parte importante del departamento.

Fernando Vergara, presidente de la Asociación de Ediles de Magangué, manifestó:

Estamos radicando un derecho de petición a la alcaldía, porque entendemos que el alcalde Pedro Alí Alí no ha presentado los diseños que el convenio había previsto, y que él promovió y dijo que era un sueño de los magangueleños. Este es el momento para que demuestre su buena voluntad de construir la sede del Sena de Magangué“.

Frente a esa situación, nos fuimos para donde el alcalde Pedro Alí, promotor de la Revolución del Concreto, y no solamente dijo que se mantiene en su intención de aportar su parte para la construcción de la sede, sino que expresó sus temores y dudas en la concreción del convenio que debe firmarse una vez se presenten los diseños:

“Tenemos el lote en el barrio Esmeralda y la plata para pagar los diseños que pueden estar por el orden de $300 millones. Pero yo debo tener garantías que el Sena asuma la dotación, por lo cual necesito la firma de un convenio para contratar los diseños. No puedo contratar esos diseños si se van a quedar abandonados en el tiempo, lo mejor es garantizarlo con un convenio firmado por las partes, la gobernación y el Sena. Yo no puedo dudar del gobernador que le ha dado tanto a Magangué, pero la ley es la ley, y para que haya tranquilidad jurídica de las partes lo mejor es que se firme el convenio. Es que hay un problema: viene un cambio en el gobierno nacional, y no sabremos quien va a ser el director nacional del Sena, ¿y qué tal si viene con una política distinta?”

El gobernador Dumek le despejó al alcalde Alí las dudas para la construcción de la sede del Sena Magangué.

¿Tiene temor de arriesgar el huevito de los diseños? El que no arriesga un huevo, no tiene un pollo. Alí respondió:

Magangué es una ciudad que no maneja mucha plata. Son $300 millones en unos diseños es mucha plata para que nos dejen tirados dos o tres años. Hay que gastarlo con eficacia y eficiencia. Hay una escasez de plata”.

Usted es empresario, yo soy empresario, yo arriesgaría y gestionaría de cualquier manera el proyecto…

Aparte del riesgo, eso no se va a perder, pero la Contraloría de la República te exige eficacia en el gasto, y si yo contrato los diseños y si en un tiempo perentorio no se ha contratado la obra es un hallazgo (fiscal) contra mí. Es otro elemento que me pone a pensar.”

El gobernador Dumek solo espera los diseños, porque quiere una sede que satisfaga las expectativas de todos los sectores, una sede justa y decente. El SENA tiene programado ofrecer en Magangué formación profesional y complementaria en áreas de alto crecimiento económico en la región, tales como acuicultura, administración agropecuaria, transporte fluvial, reparación de embarcaciones en fibra de vidrio, mercadeo, electricidad, mecánica, entre otros. Es un convenio marco por $22.600 millones para construir un moderno Centro de Formación en Magangué que beneficiará anualmente a 2.390 jóvenes del municipio y del sur de Bolívar.

Desde que se lanzó la propuesta (23 de marzo de 2016), han pasado 20 meses, justamente el tiempo que se necesitaba para su construcción, es decir, que para este mes de marzo de 2018, se hubiese estado inaugurando la sede del Sena de Magangué. Los escollos han sido varios. El primer retraso fue el lote. La Universidad de Cartagena demoró para decidir la cesión del lote (seis meses), por lo cual el municipio se puso en la tarea de buscar una nueva área. Ésta se halló en el barrio Esmeralda que consta de 11.000 mts. cuadrado.

El gobernador llamó en mi presencia al alcalde de Magangué para ratificarle su voluntad de entregar los recursos de regalías para la construcción del Sena. Solo quiere tener los diseños, y si el alcalde los presenta en marzo, de inmediato se sientan los tres a firmar el convenio y en abril se iniciaría el proceso de contratación.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.