Liliana Velásquez: “La espada de Damocles” que le “partirá la cabeza” a los concejales de Cartagena

Liliana Velásquez, la fiscal de hierro que tiene entre las cuerdas a los 8 concejales de Cartagena.

Una “espada de Damocles” pende sobre la cabeza de los 0cho concejales encartados con la presunta elección ilícita de la contralora Nubia Fontalvo.

Pese a los “malestares de salud” que tiene la fiscal seccional 53 de Bolívar, Liliana Velásquez,  basó su solicitud de medida de aseguramiento contra los ocho concejales de Cartagena en un análisis criminológico que tuvo tres estadios: la forma previa en que se concertaron gobierno distrital y concejales para cometer el presunto ilícito, la forma cómo votaron en la elección y, finalmente, el modo de pago de cada uno de los votos depositados a favor de Nubia Fontalvo.

La argumentación jurídica de la Velásquez se basa en hechos previos a la primera elección de la contralora Fontalvo que se llevó a cabo el 8 de enero de 2016. Según la fiscal, en la reunión realizada en la noche del 7 de enero en el despacho del exalcalde Manuel Vicente Duque, se concretó la comisión del delito y la forma cómo se iba a votar. Anticipadamente se había acordado la cantidad de “libros” a pagar, hecho que se consumó en la casa del concejal Javier Curi Osorio.

Una vez eligieron a Nubia Fontalvo, los concejales que votaron por ella, recibieron llamadas de la administración que les reiteraban el cumplimiento de los compromisos. De igual manera, cuando se posesionó la nueva contralora, la fiscalía le hizo un análisis minucioso de cada uno de los nombramientos y de los movimientos realizados para atender burocraticamente a cada uno de los concejales que votaron por ella.

Una “Espada de Damocles” pende sobre la cabeza de los concejales de Cartagena. Cortesía Oscar de El Universal.

Cabe señalar, que la fiscalía tiene soportes probatorios de dicha argumentación criminológica que busca sustentar su solicitud de medida de aseguramiento intramural contra los concejales encartados: Édgar Mendoza Salame, Antonio Salim Guerra, Luis Javier Cassiani, William Pérez, Duvinia Torres Cohen, Lewis Montero, Américo Mendoza Quessep y Ronald Fortich. Estos concejales fueron sindicados de cohecho y prevaricato. Mientras para el exconcejal Zaith Adechine y la  Ex-secretaria General, Luz Estela Cáceres, pidió cohecho menor, delito que no da para una medida de aseguramiento.

¿Las pruebas de la fiscalía?

Liliana Velásquez tiene pruebas documentales y testimoniales. Las principales pruebas son las viejas y nuevas escuchas realizadas por los técnicos de la fiscalía, una testigo excepcional (Joyces Escorcia, quien tuvo una relación muy estrecha con el que fuera presidente del concejo, Javier Curi, relación que terminó en forma traumática), y los informes allegados al proceso. Ahora veremos cómo va a ser la respuesta de cada uno de los concejales para contrarrestar el ataque mortífero de la fiscal Velásquez, quien se quiere ganar la gloria mandando a la cárcel a más de medio concejo de Cartagena, hecho inédito en la vida política del país.

Mientras tanto, los concejales procesados se muerden las uñas y otros se van a vitrinear para paliar el estrés en los centros comerciales, tal como me encontré a Luis Cassiani Valiente vestido como príncipe africano. Cassiani me dijo:

“Lucio, estoy tranquilo, porque la fiscal no tiene ni un minuto de escucha mío“.

=======

ESTOS SON LOS AUDIOS SELECCIONADOS DE LA FISCAL 53 LILIANA VELÁSQUEZ

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.