¿Qué hizo Galo Viana, de Mutual Ser, con los $16 mil millones que no le giró a la Ese hospital María la Baja?(I)

Galo Viana Muñoz, gerente de Mutual Ser Eps, es uno de los capos que está en el top 5 de la salud de Bolívar. Tuiter.

Una caravana de carro oficiales y un bus de la Secretaría de Salud de Bolívar —el pasado miércoles 14 de marzo— recorrió las polvorientas calles del municipio de María la Baja y se estacionó en todo el frente de la Ese Hospital Local. La gerente de la entidad hospitalaria creyó que Verena Polo, Secretaría (e) de Salud de Bolívar, venía a salvar la institución debido a la crisis financiera y administrativa a que se ha visto sometida. Pero pronto entendió que fue un show para cerrar los principales servicios del hospital y profundizar su crisis. “¿Qué pasó aquí?”, fue la pregunta recurrente que se hicieron los directivos de la Ese.

Es cierto que la Ese Hospital Local María la Baja no tiene literalmente una curita para ponérsela a los pacientes empobrecidos del municipio. Es cierto que no hay ni gasolina para las ambulancias, varias de las cuales yacen abandonadas por falta de mantenimiento. Es cierto que la Ese se encuentra en un riesgo financiero alto. Es cierto que le deben a todos sus proveedores. Si, todo es cierto. ¿Cuál es la causa de esta debacle financiera que afecta la calidad del servicio de salud? Los medios de comunicación y, en particular los periodistas, solemos difundir el aspecto negativo sin mirar las causas del hecho.

Verena Polo, Secretaria de Salud (e), encabezó la toma del hospital de María la Baja. Cortesía.

El hospital María la Baja, si bien es cierto que no se ha manejado con la holgura e idoneidad exigida a lo largo de estos últimos 10 años, la causa de la crisis financiera tiene un trasfondo más complejo y que se sale del resorte local y de la capacidad de resolución de gerente y del alcalde Carlos Coronel. ¿Cuál es la causa? No solo es la falta de pago de las Eps a la Ese, sino también —y esto es lo grave— que no le pagan la tarifa correspondiente y no contratan el porcentaje de ley. ¿Cómo así? La ley 1122/07, en su artículo 16 dice:

“Contratación en el Régimen Subsidiado y EPS Públicas del Régimen Contributivo. Las Entidades Promotoras de Salud del régimen subsidiado contratarán obligatoria
y efectivamente un mínimo porcentual del gasto en salud con las Empresas Sociales del Estado debidamente habilitadas en el municipio de residencia del afiliado, siempre y cuando exista allí la correspondiente capacidad resolutiva. Dicho porcentaje será, como mínimo, el sesenta por ciento (60%). Lo anterior estará sujeto al cumplimiento de requisitos e indicadores de calidad y resultados, oferta disponible, indicadores de gestión y tarifas competitivas. Las Entidades Promotoras de Salud de naturaleza pública del Régimen Contributivo, deberán contratar como mínimo el 60% del gasto en salud con las ESEs escindidas del ISS siempre y cuando exista capacidad resolutiva y se cumpla con indicadores de calidad y resultados, indicadores de gestión y tarifas competitivas”.

María la Baja tiene 53.333 afiliados; 21.519 en la cabecera municipal y 31.814 en los corregimientos y sus respectivas veredas. La única institución de salud que tiene presencia en los 22 corregimientos es la Ese Hospital Local María La Baja, por lo cual las Eps deberían contratar efectivamente con esa entidad todos los servicios que hay disponibles y habilitados, y son 29 que tiene la institución certificado por la misma Secretaría de Salud. ¿Cuál es la Eps que cubre esta población? La Mutual Ser Eps de Galo Viana Muñoz, quien es uno de los grandes capos de la salud del departamento de Bolívar.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dialoga con el capo de la salud, Galo Viana, gerente de Mutual Ser.

Según el ADRES (Administradora de los Recursos del Sistema de Seguridad Social en Salud), el Sistema General de Participación (SGP) le giró en 2017 en forma directa a Viana la suma de $17.228.906.642 por los afiliados que tiene en María la Baja. ¿Y sabes cuánto Viana le pagó al Hospital Local en ese año para que atendiera a la gente más pobre? Prívate: $1.200.000. O sea, menos del 7% de lo que debería pagarle al hospital que atiende a los pobres del municipio. ¿Qué hizo Galo Muñoz con los otros $16.000.000? Es la pregunta del millón que deberá responder en detalles, por lo cual la Contraloría General de la República  (CGR) debe hacerle una auditoria para saber qué hacen con la plata de los más pobres, y le estaremos haciendo seguimiento hasta que haya consecuencias penales y disciplinarias. Y en este año de 2018, las Arcas de Galo recibirán la no despreciable suma de $19.242 millones, que es el dinero para atender debidamente a los pobres afiliados al Régimen Subsidiado de María la Baja. Con este dinero pueden tener suficientes recursos para arreglar las ambulancias, pagar la gasolina, no solo comprar curitas sino tener un dispensario lleno de medicamentos, pagarle a los proveedores, a los empleados, realizar verdadera actividad de promoción y prevención, y hasta pagar el déficit de $5 mil millones, y le sobra dinero para mejorar la calidad de la atención en salud.

Carlos Coronel, alcalde de María la Baja, exige que le paguen la plata de la salud.

¿Por qué la Secretaría de Salud de Verena Polo no se ha metido con Galo Viana y sí sometió al hospital María la Baja cerrándole varios de sus servicios, supuestamente por problemas de “insalubridad”? ¿Hubo abuso de autoridad de Verena Polo? ¿Será que Galo Viana azuzó a Verena Polo para que ejerciera una acción tiránica y arbitraria por el simple hecho de que la gerente de la Ese María la Baja, Karen Medina, y el alcalde Carlos Coronel, en forma inocente le dirigieron un derecho de petición para que le respondiera por qué solo le contratan un 7% y no el 60% que manda la ley? ¿La Secretaria de Salud de Bolívar hará lo mismo con las demás Ese, como Santa Catalina, que están igual o peor que María la Baja? Las respuestas las tendremos en una próxima entrega, ya que estoy verificando una información que tengo en mi poder y que debe conocer el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, el Superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz Aráujo, el contralor Edgardo Maya Villazón y el fiscal General, Néstor Humberto Martínez. Y después no digan que no se les advirtió.

Por lo pronto, la caravana de vehículos alegró a la población de María la Baja que no sabe qué pasa y ni por dónde le entra el agua al coco. Los más pobres creen que le van a resolver el problema del hospital, no sabiendo que la solución es otra, que Galo Viana desembolse lo que la nación le giró para los más pobres: $16 mil millones que están embolatados. Galo solo debe quedarse con el 8% de esa cantidad, el resto pertenece a los marialabajenses empobrecidos por comportamientos inescrupulosos de los capos de la salud de Bolívar.

La próxima vez que Galo Viana y Verena Polo lleguen a María la Baja, reclaménle el dinero que le tienen embolatado a los pobres que se mueren en el hospital por falta de atención en salud.

 

 

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.