Ola de solidaridad. ¡Verena quiere vivir!

Este es el cumpleaños 56 de Verena Puccini, rodeada de su adorada familia. Verena quiere vivir.

El día de su cumpleaños 56 (2 de marzo), luego de publicarse el artículo periodístico donde se narra el drama de padecer un tumor de médula espinal, Verena Puccini recibió dos regalos en su casa: El tan esperado medicamento que no le querían entregar ni con incidente de desacato de tutela y la noticia del oncólogo que dicho medicamento ya no servía. Ahora lo prescrito por el especialista clínico es cuatro o cinco veces más caro que el imatinib 400 mg. ¿Qué hacer? ¿Nueva tutela? ¿Nuevo incidente de desacato? ¿Una nueva crónica? No, una nueva crónica sería tarde para Verena, sería su último cumpleaños.

¿Quién dijo que en esta Colombia no hay solidaridad? Miles de personas han sido solidarias con Verena Puccini, una paciente que padece una enfermedad catastrófica como miles en Colombia. Hasta la gerente regional de Coomeva Cartagena le hizo llegar a su casa dos cajas de imatinib 400 mg que le habían negado por la tramitología de un sistema de salud que se ha deshumanizado. Pero como Verena no respondía positivamente a dicho medicamento, ese mismo día los médicos  se lo cambiaron.

Un nuevo artículo viral

En menos de 2 días, cerca de 3 mil personas han compartido en sus redes sociales  el artículo: Coomeva Eps condena a muerte a sus afiliados mientras sus directivos viven en la opulencia. (hazle clic).

De igual manera lo han reproducido diferentes portales como LaOtraCara.co. Es decir, la historia de Verena han conmovido a miles de colombianos y colombianas que han conocido lo torturante de caer enfermo y en manos de una Eps dominada por el afán capitalista de hacer mucho dinero a costa de la vida de sus afiliados que han tenido la desgracia de sufrir una enfermedad altamente lesiva y agresiva. La Superintendencia de Salud y el Ministerio de Salud se han interesado por el caso de Verena. El ministro del área, Alejandro Gaviria, quien sobrevivió a un cáncer, conoce el caso.

Ahora el médico tratante, el oncólogo clínico Manuel Antonio Bermúdez Sagre, del Centro Oncológico del Caribe, le prescribió Pembrolizumab 200 mg, el cual debe ser suministrado inmediatamente cada 21 días y después esperar la reacción del cuerpo al medicamento para combatir el tumor de la médula espinal detectado a la paciente. El Mipres (Mi Prescripción), que es un aplicativo introducido por el Ministerio de Saludo para los profesionales de la salud que deben prescribir medicamentos No Pos, no solo fue firmado por Bermúdez Sagre, sino también por los oncólogos Haroldo Estrada López, Eduardo Macías Rueda y Álvaro LLamas.

Es que probablemente han descubierto que Verena no padece de tumor común de la médula espinal sino una clase de cáncer que amerita un tratamiento particular dentro de la especialización. Los últimos estudios han descubiertos nuevas formas de tratar los comportamientos de las células cancerígenas:

“Las células tumorales a menudo son muy sensibles a las proteínas llamadas factores de crecimiento, las cuales provocan que estas células crezcan y se dividan. Los medicamentos más nuevos combaten a algunos de estos factores de crecimiento, lo que puede desacelerar el crecimiento de las células tumorales o incluso causar que éstas mueran. Algunos de estos medicamentos de terapia dirigida ya se están usando para otros tipos de cáncer, y algunos se estudian para determinar si también son eficaces contra los tumores encefálicos”. (Cancer.org).

Los miles de colombianos que han firmado y compartido en forma espontánea  el artículo de Verena (hazlo tú también: http://chn.ge/2oEwpPE), le imploran, le ruegan a Ángela María Cruz Libreros, gerente general de Coomeva Eps; al Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, al Superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz, y al Procucurador General, Fernando Carrillo Flórez, y al personero del Distrito de Cartagena, William Matson, que activen sus misiones institucionales por la vida de Verena y la de más de 3.800 pacientes que sufren el drama de padecer estas clases de patologías, denominadas enfermedades huérfanas, precisamente porque son raras, no tienen dolientes.

¡Verena quiere vivir! Que mi próxima crónica sea para narrar cómo Verena Puccini ha recibido el tratamiento adecuado de Coomeva Eps para seguir viviendo y compartir los días de alegría al lado de su adorada  familia, y recordar los tiempos jóvenes de su Magangué natal donde sus padres tenían una de las mejores farmacias de la región (Farmacia Padilla) y pudieron salvar muchas vidas, como ahora ella quiere que la salven.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.