¿Renovar o revocar el congreso?

Un voto puede cambiar o mantener el estatu quo. Cortesía.

Ya han pasado 4 años desde que se eligieron a los actuales congresistas. Entraron caras nuevas y jóvenes que terminaron haciendo lo mismo que sus antecesores. También fueron reelegidos parapolíticos y fichas de la repudiada mafia política colombiana. Cayeron algunos de sus más sobresalientes miembros, como Musa Besaile y Noño Elías, y la prensa bogotana se daba gusto, porque considera que la corrupción es made in Costa Caribe. Se le olvida decir que la mermelada es dada por el poder central a través del Presidente y sus ministros, basada en una presunta legalidad de participación regional.

(Te puede interesar: En la política se necesita decencia).

¿El congreso merece que se reelija o que se revoque? Es una pregunta solo para pensar, alguno dirá que es retórica. ¿De qué ha servido el congreso para cambiarle el curso de los acontecimientos políticos y sociales más importantes del país? ¿Dónde están las conclusiones de los grandes debates que nunca existieron? ¿Adónde se fue el control político? ¿Tuvo consecuencias penales y disciplinarias el debate sobre Odebrecht liderado por Jorge Enrique Robledo y Claudia López? Lejos de ser cabeza de procesos penales y disciplinarios, los debates de control político que parlamentarios de izquierda realizan, solo sirven de vitrina para que éstos también se reelijan, y continúa el ciclo de siempre: El ciudadano elige al congresista, éste vuelve hacer lo mismo, y el gobierno le da mermelada con la cual se vuelve a eligir.

(Te puede interesar: La lista indecente ).

Si un congreso no es capaz de autoregenerarse y que sus debates tengan consecuencias eficaces, ¿valdría la pena reelegirlo? ¿Te acuerdas por quién votaste la vez pasada? ¿Ese parlamentario hizo la tarea bien? ¿Estuvo salpicado por Odebrecht o cualquier otro escándalo? ¿Cuál fue su aporte en las decisiones políticas claves? ¿Merecería que lo reelijas? Tú tienes la decisión en tus manos, y después no te quejes.

En cualquier lista hay por quién votar

Soraya, una víctima a la Cámara (102 liberal)

Sanguino,  un senador Verde  (03)

Wilson Arias, demostró cómo se roban la tierra (Senado 06 Polo)

UNA FÓRMULA PARA LA PAZ

Iván Cepeda (Senado 10) y Alirio Uribe (110 Cámara Bogotá) Polo Democrático. Una fórmula de paz.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.