¡Fo…el olor es pestilente en Cardique! (II): Olaf Puello, gerente, y otros, serán presentados hoy ante juez de garantía.

Katherine Martelo Fernández, subdirectora de Planeación de Cardique, capturada.

Lo habíamos advertido y no nos hicieron caso. Luego de la captura de varios funcionarios y un contratista de la Corporación Regional Autónoma Canal del Dique-Cardique, entre los cuales está su gerente, Olaff Puello, serán presentados hoy ante un juez de garantía para imputarles varios delitos, entre los cuales están prevaricato por acción agravado por la cuantía, contratos sin el lleno de requisitos, concierto para delinquir agravado y acuerdos restrictivos de la competencia. Pueden darle medida de aseguramiento intramular o domiciliaria, porque son delitos que superan los 4 años de pena.

Desde el año pasado veníamos publicando algunos temas relacionados con Cardique, porque viene funcionando como una finca autónoma de algún particular sin que autoridad alguna se atreviera a ponerle freno, en tanto la región norte se ha perjudicado notoriamente por la falta de una verdadera autoridad ambiental que vigilara, controlara y protegiera los bienes comunes, como las fuentes hídricas y los recursos renovables. Por ejemplo, el 7 de febrero, luego de que por primera vez la Contraloría General se atreviera a realizar una verdadera auditoria a Cardique y diera a conocer 16 hallazgos fiscales, disciplinarios y penales, publiqué un artículo titulado:

¡Fo…! la Cardique de Olaf y del Innombrable está podrida; se habrían robado $144 mil millones (dele clic)

En ese artículo que fue leído por más de 18 mil personas, dije:

Todo el mundo lo comentaba pasito en Cartagena y el norte de Bolívar, Cardique y el EPA fueron desangrados con el mismo modus operandi que ahora pone al descubierto la CGR. En este carrusel de la contratación pueden encontrarse hallazgos de tipo penal y disciplinarios, donde podrían ir a la cárcel no solo el gerente Olaf Puello, sino también sus asesores jurídicos, responsables administrativos y los representantes legales de las empresas fantasmas, y los autores intelectuales de este concierto para delinquir”.

Olaff y su corte… algunos le harán compañía en la guandoca. Delito: ¡Concierto para delinquir! Cortesía

La advertencia que hicimos tenía un asidero real que no se quiso publicar para evitar truncar cualquier desviación de la investigación penal, y era que conocíamos que a finales de 2017 la Fiscalía había incautado varios computadores con el fin de hacerle el estudio técnico para hallar pruebas que le permitiera imputarle los cargos a los encartados en este proceso penal. La situación se le complicó a Olaff Puello y demás funcionarios, ya que obstaculizaron la labor de auditoría de la Contraloría y ésta se vio en la necesidad de solicitar una Comisión Especial compuesta por la Procuraduría General de la Nación (CGN) y la Fiscalía General dela Nación (FGN), que designaron a varios investigadores para escudriñar los discos duros de Cardique, de los cuales hicieron copias de seguridad y otros fueron llevados al laboratorio de informática del ente investigador.

Hasta esos momentos, todas las investigaciones que se habían hecho contra las irregularidades de Cardique cayeron al vacío. Las auditorias realizadas por la Contraloría siempre terminaban en hallazgos subsanables que en su mayoría no lo hacían y terminaba la corporación realizando lo mismo de siempre: Dilapidando los recursos que los bolivarenses aportamos para la preservación del medio ambiente. Por ejemplo, la auditoria del 2011 que fue publicada el año posterior (CGR-CDMA- GDB No. 004 de junio de 2012) , y luego de que uno de los consejos comunitarios denunciara que las obras contratadas para la preservación de la Cienága de la Virgen no se ejecutaron en ese año, en vez de investigar y compulsar copia a los demás organismos de control, exoneró a los funcionarios de Cardique, en los siguientes términos:

De la evaluación a esta denuncia, se puede concluir, que la entidad ha realizado acciones de control y vigilancia que le competen, por lo cual, no se tiene evidencia que permitan establecer incumplimiento de la normas ambientales por parte de la Corporación; de igual forma, en el seguimiento a las gestión contractual 2011, en relación con las acciones contrato 121 de 2007, no se tiene evidencia del incumplimiento por situaciones que lesionen el patrimonio de la Entidad.

Sergio Borge Trucco en un evento organizado por la gobernación de Bolívar y El Universal. Cortesía.

Pueden leer la página 5 del informe citado, donde el contralor delegado para lo ambiental, Jorge Cruz, se lo envía a Benjamin Difillipo, director encargado de Cardique para la época. En el 2012, el contralor delegado para lo ambiental era Jorge Enrique Cruz Feliciano, el presidente de la Gerencia Colegiada de la Contraloría, Sergio Borge Truco, (fue investigado en 2015 por la Procuraduría Regional por otras razones relacionadas con abastecimiento de combustible a un vehículo particular) y los auditores Luzmila Rodríguez Contreras, Ana Karina Claro Osorio, Ismael Enrique Serna Herrera, Juan Manuel Carmona Herrera, y Fabián Ochoa Sánchez , quienes deberán responder penalmente por ese informe que exoneraron a los funcionarios de Cardique. Tanto como que la auditoria de 2017, dice que hay pruebas fehacientes e irrefutables de esta modalidad del carrusel de la contratación “yo con yo”, “esto es lo mío, toma lo tuyo”, desde 2011. ¿La Fiscalía llamará a los anteriores funcionarios de la Contraloría para que respondan?

Lo que quiere decir que la ciudadanía sí estaba alerta frente a las irregularidades de Cardique, pero cualquier denuncia se convertía en un negocio para los que estaban al frente de las entidades de control, por lo cual la Fiscalía General debe girar su objetivo hacia todos los gerentes de las contralorías, procuradores ambientales y fiscales que tuvieron a su cargo las investigaciones y, por cualquier razón, las archivaron o exoneraron de responsabilidad a los funcionarios de Cardique. Si el fiscal Néstor Humberto Martínez quiere realizar una investigación profunda, debe desempolvar los informes anteriores de auditoria de la Contraloría, y las investigaciones disciplinarias y penales que fueron archivadas. Esto debe asumirlo de oficio la Fiscalía, porque es un hecho notorio, y si no lo hace, será cómplice estos delitos que se vienen cometiendo, aproximadamente, desde 2006. Si no lo hace, hay impunidad que trae como consecuencia la repetición de la defraudación de las arcas oficiales, y la justicia se convierte en un rey de burla para los delincuentes.

Serán imputados hoy

Katherine Martelo Fernández, subdirectora de Planeación de Cardique: Se le imputarán cargos por los delitos de peculado, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, acuerdos restrictivos de la competencia y concierto para delinquir. Quiero recordar que esta funcionaria aparece enviando un memorando al subdirector de Gestión Ambiental, Angelo Bacci Hernández en varios procesos, uno de los cuales fue la concesión de una licencia a Serviaseo para la creación del relleno Sanitario Sin Pensar en El Carmen de Bolívar.

(Le puede interesar: ¿Por qué se torció Olaff para licenciar el relleno sanitario Sin Pensar?)

Saray Cecilia Hernández Durán, funcionaria de la corporación (fue gerente encargada 2017) y supervisora de los contratos de Cardique: Le imputarán cargos por los delitos de peculado, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, acuerdos restrictivos de la competencia y concierto para delinquir.

Dalis Esther Herrera Vargas, funcionaria de la corporación y supervisora de los contratos: Le imputarán cargos por los delitos de peculado, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, acuerdos restrictivos de la competencia y concierto para delinquir.

Bernabé Maldonado Maldonado, contador que habría participado en la articulación de los contratos: Se le imputarán cargos por peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, acuerdos restrictivos de la competencia, concierto para delinquir, y falsedad en documento privado.

Fredy Javier Rodgers, topógrafo: A quien le imputarán cargos por los delitos de peculado, concierto para delinquir, falsedad en documento privado.

¡Fo… ahora el olor es pestilente en Cardique! Estas fueron las preguntas que hice el 7 de febrero de 2018:

¿De quien es Cardique? ¿Adónde fueron a parar los $144 mil millones que desaparecieron en los últimos 6 años? ¿Qué responsabilidad tienen los 9 miembros de la junta directiva? ¿El fiscal Néstor Humberto Martínez y el procurador Fernando Carrillo llegarán hasta las últimas consecuencias para hacer un proceso de desinfección en Cardique y acabar con la pudrición?

La Fiscalía dio el primer paso. Ahora vendrá la aplanadora de la Procuraduría, ¿y qué espera el gobierno central para intervenir urgentemente a Cardique? La junta directiva debe pronunciarse pronto al respecto, antes de que la bomba le termine de estallar en sus manos, y, especialmente, porque la segunda elección de Olaf Puello, como director general,  fue duramente cuestionada por ilegal. Hay denuncias ante la Procuraduría y la Fiscalía que permanecen como la bella durmiente, esperando a que un investigador valeroso las despierten.

Como dice el viejo adagio, la justicia cojea, pero llega. Veremos qué decisión tomará el juez de garantías y cómo se comportará la Fiscalía para presentar las evidencias que conduzcan a esclarecer uno de los hechos más abominables de corrupción que afecta los derechos colectivos de los bolivarenses con la complicidad de 20 alcaldes de la región, especialmente de CARLOS ANTONIO CORONEL MERA (Marialabaja), JANETH VEGA CAICEDO (San Estanislao de Kostka), SALOMÓM CASTRO CANTILLO (Santa Catalina) ALBERTO MIGUEL MURILLO PALMERA (Zambrano), quienes callaron, pese a las denuncias que sus propias comunidades hicieron.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.