Si Wong lo quiere, sería alcaldesa (e) de Cartagena hasta diciembre de 2019

Yolanda Wong Baldiris, alcaldesa (e) ¿hasta diciembre de 2019?

Yolanda Wong Baldiris, una reconocida abogada, especialista en gestión pública y candidata a doctora en derecho de la universidad de Salamanca, ha pisado fuerte en los dos primeros días como alcaldesa encargada. Parecería que su nombramiento cayó como anillo al dedo al equipo de Antonio Quinto Guerra Varela, quien después de sufrir una larga noche de noticias negativas, tal nombramiento podría ser tomado literalmente como del ahogado el sombrero.

Si, algunas personas cercanas a Quinto, le manifestaron a este periodista que la suspensión provisional del Tribunal Administrativo de Bolívar lo dejó perplejo, paralizado y no supo qué hacer, por lo cual lo pudo  deprimir transitoriamente. No obstante, el nombramiento de la Wong fue una concesión del presidente Juan Manuel Santos y una garantía no solo para Guerra Varela sino para la maquinaria política que lo apoyó. Porque perfectamente Santos pudo nombrar a una funcionaria del gobierno central, tras la negativa de Sergio Londoño de no regresar como alcalde encargado, ya que en los 9 meses que duró, padeció los sinsabores de la Bestia sobre la que estaba montado.

Wong Baldiris, a sus 43 años de edad, podría concluir el período truncado de Manolo y de Quinto. El primero fue encarcelado y se vio en la necesidad de renunciar, y el segundo probablemente no regresará. Y se lo voy a explicar por qué.

Días críticos para Quinto

Después del 17 de junio, se conocerá si el Consejo de Estado confirma o no la medida cautelar del Tribunal Administrativo. Rodrigo Antonio Durán Bustos, apoderado de Quinto, presentó el recurso de apelación contra la medida provisional adoptada por el Tribunal Admnistrativo de Bolívar de suspender provisionalmente el acto administrativo mediante el cual se declaró oficialmente la elección de Antonio Quinto Guerra como alcalde de Cartagena. Este 6 de junio, Germán Calderón España, procurador delegado para la Vigilancia Administrativa y Judicial hizo oposición al recurso de apelación interpuesto por Durán Bustos.

Esta oposición tiene dos elementos fundamentales en su argumentación. El primero, aclara que el argumento de la parte demandada en el sentido que se le violó el debido proceso porque el Tribunal “no le dio traslado de la solicitud” carece de fundamento, ya que la norma establece que en los procesos de nulidad electoral el juez debe resolver la solicitud de medida provisional con la admisión de la demanda.

Para claridad, me remito al artículo 234 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo (CPACA)

“MEDIDAS CAUTELARES DE URGENCIA. Desde la presentación de la solicitud y sin previa notificación a la otra parte, el Juez o Magistrado Ponente podrá adoptar una medida cautelar, cuando cumplidos los requisitos para su adopción, se evidencie que por su urgencia, no es posible agotar el trámite previsto en el artículo anterior. Esta decisión será susceptible de los recursos a que haya lugar”.

La medida así adoptada deberá comunicarse y cumplirse inmediatamente, previa la constitución de la caución señalada en el auto que la decrete”.

O sea, que la medida provisional del Tribunal no debió trasladar la solicitud de suspensión provisional a Quinto Guerra, ya que se comunica y se cumple inmediatamente con la admisión de la demanda de nulidad electoral.

Segundo elemento. El abogado de Quinto dijo que es improcedente la medida cautelar, ya que con ella el Tribunal está creando jurisprudencia. El procurador delegado en su oposición dice que dicho argumento no tiene ninguna razón de ser, porque a partir del «derecho viviente», el Tribunal aplicó lo que la ley le señala (artículo 95 ley 136 de 1994 y 617 de 2000) que impone el régimen de inhabilidades para aspirantes a la alcaldía. Y en este sentido, el procurador apela a la sentencia del C0nsejo de Estado donde confirmó la declaratoria de nulidad del acto de elección del alcalde de Santa Rosa de Viterbo, Nelson Uriel Gonzalez.

Yolanda Wong, alcaldesa hasta 2019

Quinto —infortunadamente para él y sus amigos— le podrían confirmar la medida provisional. Si esto sucede, se deberá despedir definitivamente de sus sueños de ser alcalde de Cartagena, o por lo menos de continuar hasta diciembre de 2019. El proceso en el Tribunal Administrativo podría durar entre 8 y 14 meses, si son diligentes. Su fallo se da por descontado que sea desfavorable para Quinto por razones de los argumentos de la medida provisional. En tanto la medida que se adopte, si es apelada, en el Consejo de Estado podría durar entre uno y dos años, también, si son diligentes. Y cuando ya fallen, podría ser al final de diciembre de 2019 o en 2020. ¿Y ya para qué? Ahora bien, si el fallo es favorable en primera instancia, Quinto regresaría dentro de un año aproximadamente, o sea, en junio de 2019, y solo gobernaría 6 meses. Este último escenario es remoto, porque todo conduce a que se declare la nulidad de la elección de Antonio Quinto Guerra, por lo menos en primera instancia.

Además de lo dicho, hay dos razones por las cuales el Consejo de Estado le confirmaría la medida provisional adoptada por el Tribunal Administrativo. La primera, el 90% de los procesos que llegan a segunda instancia son confirmados en el Consejo de Estado. La segunda, la Procuraduría General realiza una vigilancia permanente de cada movimiento de la demanda, a juzgar por la oposición que presentó oportunamente el día anterior para evitar cualquier resquicio que pudiera ser aprovechado por los apoderados de Quinto. Como lo dije en una oportunidad, la Procuraduría le respira en el hombro a Quinto para neutralizarlo completamente.

Sin lugar a equívocos, la Wong es la más sobresaliente del gabinete del suspendido alcalde de Cartagena y sobreviviente del equipo de Manuel Vicente Duque. Ella podría concluir el período que ninguno de sus antecesores pudieron cumplir, ya porque (Manolo Duque) fue encarcelado y renunció, o ya porque (Quinto) una medida judicial lo sacó de circulación política. Pero se le presentaría un dilema interno a Yolanda Wong: Concluir el mandato de Quinto hasta diciembre de 2019 o renunciar en octubre de este año para no inhabilitarse como candidata a la alcaldía de Cartagena o a la gobernación de Bolívar. ¿Qué preferiría Yolanda Wong? Como buena estratega que es, concluiría el mandato de Quinto, porque el poder conservador y las maquinarias políticas se unirían al parlamentario conservador Pedrito Pereira en una eventual candidatura a la alcaldía de Cartagena.

Si Yolanda quiere llegar al final del período, tendría que hacer acuerdo para que el partido conservador no presente terna al nuevo presidente de la república que será elegido el próximo 17 de junio, y la confirmen como alcalde designada. Si el presidente es Duque, la podría confirmar. Pero si el presidente es Petro, seguramente habría un revolcón en la administración de Cartagena: Ni Quinto ni Yolanda estarían, porque Petro haría lo que hizo Santos con Sergio Londoño, nombraría a una de sus incondicionales en Cartagena, Carmen Anachuri, servidora pública en el magisterio.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.