Dumek y Verano, gobernadores del Caribe, 7 veces con la anticorrupción; expresidente Uribe, 7 veces con la corrupción

En el patio de la Universidad , abriendo la jornada Anticorrupción. Aparecen: (Derecha a izquierda) el gobernador Dumek Turbay con la alcaldesa Yolanda Wong, el comandante de la MECAR (general Luis Humberto Poveda Zapata), el comandante de la Armada (Contralmirante Pérez Garcés), Defensor del Pueblo de Bolívar; Roberto Vélez Cabrales, y otras autoridades. Foto Prensa Alcaldía.

Mientra los dos gobernadores más sobresalientes que tiene la región Caribe —Dumek Turbay Paz (Bolívar) y Eduardo Verano de la Rosa (Atlántico)— le dijeron, este 26 de agosto de 2018, 7 veces Sí a la Consulta Nacional Anticorrupción, el líder del Centro Democrático en el poder presidencial, Álvaro Uribe Vélez y sus seguidores, le dijeron 7 veces Sí a la corrupción, ya que votar lo contrario, es defender el estado de cosas de la administración pública: falta de transparencia.

La consulta ciudadana es uno de los acontecimientos más importantes de la democracia participativa, después de las masivas intervenciones ciudadanas para votar la paz, como el Mandato Ciudadano por la Paz, la Vida y la Libertad, que si bien no resolvió el problema de la paz y la guerra, sí  marcó historia para construir caminos que algún día nos llevará a un país sin violencia y con prosperidad.

Si tomamos en cuenta que la región Caribe tiene la fama de poseer los indicadores de corrupción de proporciones faraónicas, la toma de partido de dos de sus conspicuos mandatarios regionales, es señal de que avanzamos hacia un camino de transparencia, no solo del manejo de los recursos públicos, sino también del liderazgo político-administrativo. El día en que esto suceda, la política dejará de ser un negocio de particulares para convertirse en un DEBER de transparencia y de servicio público.

Pero no solamente en Bolívar Dumek Turbay Paz fue el único mandatario que se atrevió a promover esta jornada ciudadana, sino también la misma alcaldesa (e) Yolanda Wong Baldiris y el alcalde de Magangué, Pedro Alí Alí. ¿Podría la participación de los gobernantes hacer sospechoso los objetivos de la consulta? No. De ninguna manera, ya que los mandatarios tienen el deber de promover iniciativas ciudadanas que conduzcan a la transparencia y prosperidad del proceso de ejecución de las políticas públicas. Solo en un marco de transparencia, los planes de desarrollo y programas sociales podrían llegar plenamente a su objetivo: elevar la calidad de vida de los ciudadanos.

En el país, líderes como Gustavo Petro, excandidato presidencial, salieron muy temprano a decirle 7 veces Si a la anticorrupción. Son líderes que fueron derrotados en las pasadas elecciones presidenciales. Son los mismos líderes que impulsaron iniciativas como el plebiscito nacional por la paz.

El Mandato Ciudadano por la Paz hizo posible que 18 años después se firmara la desmovilización de uno de los grupos guerrilleros legendarios y más grandes que ha tenido la nación, las FARC. Y eso no ha sido fácil. En la sociedad colombiana existen fuerzas políticas y económicas que prefieren un estado de guerra a un estado de paz, como también una administración oscura a una de transparencia. No son fuerzas oscuras. Hoy, salen descaradamente a ponerle el pecho, porque media sociedad colombiana los apoya y, probablemente, sea la mayoría, como en el Plebiscito Nacional por la Paz.

El expresidente Uribe y líder del poder presidencial en cabeza de Iván Duque, comienza a deshojar margaritas para saber si es o no corrupto. Cortesía Colprensa.

Una de las cabezas visibles de las fuerzas que son contrarias a la consulta Anticorrupción, es el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez. Sin ser pesimista, es muy posible que gane otra vez. Ya ganó el plebiscito y la presidencia por intermedio de Iván Duque, ¿que se podría esperar de esta consulta Anticorrupción? Si los que estamos contra la corrupción no nos levantamos y vamos a votar, finalmente no alcanzaría el umbral y sería otra victoria del uribismo y de esas fuerzas políticas y económicas que han detenido el progreso de nuestra nación y el retroceso de la patria a ser manejada como la finca del Ubérrimo. Poco antes de la consulta, Uribe dijo en su tuiter:

«No voto la Consulta Engañosa y he cuidado con transparencia y austeridad los recursos del Estado a lo largo de mi carrera pública»

¿Cinismo o desfachatez? ¡Jejeje! Mienten con una frescura. Así se refería Pablo Escobar, el capo de la mafia, cuando le respondía a las denuncias de El Espectador de su pasado «non sancto». ¿Hijos de la misma extirpe?

Cinismo:

«Actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación».

Desfachatez:

«Actitud de la persona que obra o habla con excesiva desvergüenza y falta de comedimiento o de respeto».

Ahora bien, si la consulta pasa (12.600.000 votos) no aseguraríamos la eliminación automática de la corrupción, Pero el expresidente Uribe deberá mostrar su declaración de renta, la que tenía antes de 2002 y la que tiene ahora. Allí nos daríamos cuenta de qué tan corrupto u honesto es. Sería el camino para que en un tiempo temprano, los colombianos pudiésemos gozar de una administración política transparente y los corruptos pasarían a ser unos animales en vía de extinción. ¿Cuándo sucederá esto? ¡Depende de tí!

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.