¡Vamos por la Tercera Independencia!

Con el presente y futuro de Cartagena
Dos de mis cuatro nietas, hijas de mi única hija, Cielo (7 años) y Lucía (10 años), me alzaron los brazos después de la inscripción a la alcaldía por la Tercera Independencia de Cartagena. Por la niñez y la adolescencia de la Heroica. Foto Juan Ricardo.

A las 3:00 de la tarde del 26 de julio, fecha histórica, concluimos una etapa significativa: inscripción de la candidatura a la alcaldía de Edison Lucio Torres. Y con este acto político, comenzamos a gestar un sueño: la Tercera Independencia de Cartagena.

No fue fácil. El proceso de inscripción fue una verdadera odisea donde tuvimos que desempeñarnos a fondo para superar cada una de las barreras que el mismo sistema democrático crea para que candidaturas independientes y de las entrañas del pueblo no lleguen a puerto victorioso y naufraguen en la ruta.

Como si fuera Egan Bernal

Esta candidatura fue sudada como la camiseta de Egan Bernal, quien, sin duda, es el campeón del Tour de Francia. Nadie daba un peso, pero Egan se creía ese sueño. Y he allí al joven Egan, 22 años, con su camiseta amarilla cruzando victorioso los Campos Elíseos hasta llegar al Arco del Triunfo. No ha sucedido, pero así es, porque es un hombre de fe. O como Odiseo, que pasó por muchas dificultades para regresar, 20 años después, al reinado de la isla de Itaca que le esperaba su amada, Penélope, y su hijo adolescente, Telémaco.

Sé que nos espera el triunfo el 27 de octubre. Será una victoria de 200 mil hombres y mujeres que creen en el sueño de Cartagena Heroica, la Tercera Independencia. ¡Venceremos! La pobreza, la corrupción y la desidia, ¡las venceremos!

111 mil firmas sudadas

El primer obstáculo que superamos con creces fue la recolección de firmas. Nuestra meta eran 100 mil, y logramos 111 mil. Tampoco fue fácil. Si tu tienes el dinero contratas a una empresa especializada, !y listo! En poco tiempo tienes las firmas. Pero a nosotros nos tocó patonearlas, caminarlas, vivirlas, sudarlas. También fue una odisea. Al final, fue como cuando uno siente un orgasmo.

En la recolección de firmas cometimos todos los errores del mundo. Éramos neófitos. Muchas personas firmaron con la esperanza y la confianza que refleja el nombre de Edison Lucio Torres, producto de batallas que hemos librado contra la corrupción, la pobreza y la desidia. ¡Lo logramos!

Póliza sudada

Una vez recolectadas las firmas, venía la siguiente etapa de montaña: obtener la póliza de garantía de la candidatura. Hicimos una vaca para pagar una prima de $12 millones, pero Previsora S.A. exigía una contragarantía líquida (CDT) de $86 millones. No teníamos esa plata a la mano. ¿Qué hacer?

Pero cuando el sueño está arraigado en lo más profundo del corazón, viajamos a la profundidad del ser: recurrimos a lo que sabemos. Me acordé que soy educador y defensor de derechos humanos. Con el apoyo de Fernando Marimón Romero, presentamos acción de tutela contra Silvia Lucia Reyes representante legal de Previsora S.A. El jueves 25 de julio, a las 11:50 de la mañana, el Juzgado 14 Penal Municipal dio la orden: «Otórguesele la póliza a Edison Lucio Torres».

A las 3:00 de la tarde del mismo 25 de julio, vi como el suscriptor de Previsora S.A., Francis Cueto, imprimía de su impresora láser la esperada póliza. Me entregó dos originales: una para la Registraduría y una para mí. La Tercera Independencia de Cartagena se está iniciando, pensaba en mis adentros.

La fe, como un grano de mostaza

Le agradecí a Dios y a la Madre naturaleza por todo lo bueno que me da todos los días, y llamé a todos los que contribuyeron. Me acordé de mi madre Teresa de Jesús Moreno, madre soltera, que al levantarse se arrodillaba, apoyada en el borde de su cama, pronunciaba pasito estas palabras:

«Dios Todopoderoso, dame el pan de este día para mí y mi familia».

La comida era abundante. Éramos un cuadro de 10 hijos y 3 nietas que en aquella época debía alimentar. Y nunca supimos lo que era acostarse sin comer. Mi madre nunca nos dijo tenga fe. Pero ella nos enseñaba con su ejemplo.

Mi madre era una mujer de fe. Cuando no tenía ni cinco centavo y salía muy temprano a vender. Regresaba con la comida, y en abundancia. Con este acto de fe, Tere -así yo llamaba a mi madre y por eso le puse Tere a mi única hija- sin ser una fervorosa lectora de la Biblia y sin decir su fuente, evocaba las palabras de Jesús: Mateo 6:11 y Filipenses 4:19.

Eso lo sé ahora. Ella no nos decía oren, ella oraba. Ella no nos decía hagan, ella hacía. Tere nos educó con su ejemplo. Y ninguno de sus 10 hijos (cinco hombres y cinco mujeres) terminó como delincuente o como puta.

¡Habemus inscripción!

A las 3:00 de la tarde del 26 de julio, luego de aceptar y jurar que no tengo ninguna inhabilidad para ser candidato, el delegado del Registrador, Heriberto Pérez, dijo:

«Oficialmente Edison Lucio Torres es candidato a la alcaldía de Cartagena».

La fe es como una semilla de mostaza que puede mover montañas. Hoy, al escribir estas líneas, vuelvo a agradecerle a Dios y a todos y todas que participaron en este triunfo. Ahora viene una nueva etapa: la victoria del 27 de octubre de 2019. Será la Tercera Independencia de Cartagena protagonizada por 200 mil héroes. ¡Inscribete aqui! Tú tienes un lugar en esta victoria. ¡Venceremos!

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.