Alcaldía de Cartagena: ¿no hay por quién votar? (I)

Virtualmente Yolanda sería la que podría disputarle la alcaldía a William García.
Yolanda se aferra a los barrotes para que el vendaval William no la arrastre.

En estas elecciones por la alcaldía de Cartagena ¿es más de lo mismo? ¿No hay por quién votar? Mi respuesta es clara: Sí hay. Aunque estemos lejos de construir una alcaldía transformadora, podemos darle salida a una década de crisis de inestabilidad gubernamental. Y esto es importante para la Cartagena del Despeluque.

El 5 de agosto la Registraduría Nacional solamente le validó 47 mil firmas a Cartagena Heroica, de las 50 mil que necesitábamos para continuar en campaña como candidato a la alcaldía. Por esta razón haré los esfuerzos para ser lo más objetivo en este análisis.

Una cosa es que haya a quién elegir y otra que los candidatos y candidatas se ganen ese favor. Las encuestas en nuestro medio determinan muchas veces la intención de los electores. Ellas te señalan una intención pero no necesariamente te deben marcar la tendencia.

Candidatos al por mayor

Los hijos de las élites cartageneras. Vieja y nueva generación.

Cuando salió Yolanda Wong como candidata fue arrolladora. Duplicaba en las encuestas a William García. Ahora que la montaña comienza a empinarse, es todo lo contrario. Yolanda se quedó estancada y cayó en las preferencias electorales.

¿Por quién votar? ¿Quién le pueda disputar la alcaldía a William García? En las elecciones pasadas a la gobernación de Bolívar, Yolanda salió arrolladora. Pero finalmente fue arrollada por Dumek Turbay, quien le duplicó en la votación.

Pero hay candidatos por quién votar. Los candidatos que tenemos son: Adelina Covo, Yolanda Wong, William García Tirado, William Dau Chamatt, Germán Viana, Nabil Báladi, Armando Córdoba, Wilman Herrera Imitola, Fernando Araújo Perdomo, Claudia Fadul, Jaime Hernández Amín, Sergio Londoño Zurek y Rosmery Torres. Los únicos que se han destacado del pelotón son William García y Yolanda Wong. Es extraño que Fernando Araújo, de evidente maquinaria, no haya salido del cascarón.

Cuatro bloques por quién votar

A los candidatos los podemos clasificar en cuatro bloques. Un bloque con maquinarias: Yolanda Wong (U), William García (CJL), y Fernando Araújo (firmas, CD y MIRA). El bloque de las élites: Sergio Londoño (CR), Claudia Fadul (CC y firmas), Jaime Hernández (firmas) y William Dau (firmas). El bloque de la izquierda: Nabil Baladi (Polo y Mais), Adelina Covo (UP-Colombia Humana), Rosmery Torres (Farc) y Armando Córdoba (Verde). Los alternativos: Germán Viana (Aico-Frente Amplio), Wilman Herrera (Pre) y Minerva Romero (Ada).

Puede que esta clasificación sea arbitraria, pero se tomó en cuenta parámetros como los partidos políticos que los respaldan y antecedentes políticos y sociales. Por ejemplo, Nabil podría estar en el bloque de las élites. Pero se diferencia porque es apoyado por dos partidos caracterizados de la izquierda. Lo mismo podríamos decir de Adelina Covo o del mismo Germán Viana.

¿En el mismo lodazal?

¿William García Tirado y Yolanda Wong Baldiris merecen estar en el mismo saco? ¡No! García Tirado quien nada tiene que ver con la Casa García Romero- pertenece a otra estirpe de políticos tradicionales. Desde que rompió palitos con su antiguo socio Javier Cáceres Leal, se desmarcó y creó su propia dinámica política. Cáceres es el adalid que Yolanda tiene para el CNE y para dispararle a la campaña de W.G.T.

Poner en el mismo lodazal a los candidatos y candidatas a la alcaldía de Cartagena de Indias, sería una injusticia. O decir que solamente hay dos candidatos de los 14 que continúan en la palestra, sería una afrenta contra los demás. Lo cierto es que solamente del pelotón, hasta ahora, sobresalen en las preferencias dos: William García y Yolanda Wong.

García Tirado y Corvivienda

Tras bambalinas, Javier Cáceres es el adalid de Yolanda Wong en el CNE y su arremetida contra W.G.T.

Desde el periodismo comprometido con la verdad ¿qué se puede decir del paso de William García por Corvivienda? Hasta ahora, no se ha demostrado una irregularidad protuberante contra la buena costumbre de la administración pública. Si no hay hechos concretos, lo demás es comentario, es opinión.

Edificio Aquarela. Este proyecto existe desde 2015. O sea, antes de que llegara a Corvivienda. La construcción del edificio fue parado por razones legales, la resolución donde él le daba el visto bueno (2017) estaba condicionada y amarrada a la resolución de 2015. Nunca se hizo efectiva.

Urbanización Ciudadela de la Paz. Un ciudadano anónimo presentó la denuncia el 4 de septiembre ante la Procuraduría Provincial. Luego lo hizo la candidata Adelina Covo. Por el correo de las brujas, se dijo que se busca utilizar la influencia de Javier Cáceres en esa institución para amargarle la vida a William García Tirado. Éste respondió que la adjudicación del lote se hizo con la trazabilidad que ello demanda. Además, dijo que el costo del metro cuadrado es muy favorable para el proyecto.

¿Qué otra irregularidad se le puede demostrar? Que sea un político tradicional, sí. Que haga acuerdos políticos tradicionales, si. Que tenga maquinaria política, si. ¿Pero eso hace de William García un político corrupto? No. La presunción aceptación de una cosa como verdadera a partir de ciertas señales o indicios, sin tener certeza completa de ello es una canallada. Como investigador, parto de hechos, pruebas y de una argumentación razonable.

Fake news

A diferencia de William Dau, a quien le había llegado la información de que Lucio Torres iba apoyar a Yolanda Wong, lo cual era un fake
news, probablemente creado por amigos de Cáceres o de la misma Yolanda. Y Dau me decía por Messenger:

«¡Lucio no lo puedo creer! Dime que no es cierto».

Por supuesto que no es cierto. Como William Dau parte de información sin confirmar, sin ningún rigor de investigación y con la lengua suelta, podía creer en esas malas especies, noticias falsas. Pero parece que Dau ni siquiera había leído el primer informe que hice sobre la inhabilidad de Wong. Es fácil hablar sin investigar. A Lucio Torres no le une nada con Wong. No saldría con ella ni a la esquina.

Distinto a las investigaciones periodísticas que realizamos contra las maquinarias de la corrupción en Cartagena y Bolívar. Son estudios serios de casos de corrupción que me produjeron amenazas de muerte y procesos judiciales. Todos los gané.

La presunción no es una buena consejera para abogados ni periodistas que tenemos que hablar con la verdad. O de lo contrario, quedamos como verdaderas planilleras que hacen daño con la lengua.

Wong, la exalcaldesa

Te puede interesar: Wong ¡sí está inhabilitada!

El caso de Yolanda Wong (U) es muy diferente al de William García. Es una persona escaladora. Pasa por encima de quién sea. Busca ventajas. No le interesa si es legal o no, porque cree que lo puede dominar todo.

Cuando fue alcaldesa encargada, en solo 3 meses y medio hizo hasta para vender. Le pidió la renuncia a todos para tener la posibilidad de colocar sus fichas políticas reemplazando a las de Quinto Guerra. Utilizó a Edurbe para evadir la licitación pública. Contrató en forma directa más de $81 mil millones entre junio y agosto de 2018. Todo esto le dió una ventaja ilegal con respecto a los demás candidatos.

¿Y si el CNE la inhabilita?

La candidata de la U sabía que se inhabilitaría si se inscribía como candidata a la alcaldía de Cartagena. Cobrar el tiro de esquina (actuación como alcaldesa) y luego cabecearlo (como candidata) es una ventaja estratégica. Pidió conceptos de su inhabilidad. Le dijeron que si se inscribía, se inhabilitaría. No aceptó esos conceptos profesionales. Y ahí la vemos, al buen estilo de Quinto Guerra: inhabilitada.

Lea: 10 días de vida a candidatura de Wong

Si inhabilitan a Wong, su maquinaria se dispersaría para cuatro candidatos: Sergio Londoño, Fernando Araújo, Adelina Covo y William García. ¿Por qué? Es tema de otra entrega. Por ahora, William García es imparable. Yolanda Wong se quedó rezagada. Sus financistas le cortaron el chorro. Lo que le queda es intensificar la publicidad antes de que le salga el fallo del Consejo Nacional Electoral-CNE.

El síndrome Gossaín

Solo faltan 41 días para conocer los resultados electorales. Es poco tiempo para que haya un cambio brusco en las tendencias. Esta semana será crucial para las elecciones de Cartagena. Vendrán noticias del CNE y de la Registraduría Nacional.

Parece que en ninguno de los cuatro bloques hay algún candidato que le pise los talones a García Tirado. Sin embargo, puede suceder el síndrome del triunfador. A un mes de las elecciones, Juan Carlos Gossaín (2007) se sentía ganador y siguió a media máquina. El día de las elecciones, la Registraduría lo despertó de su sueño. Ganadora: Judith Pinedo. El sueño se le transformó en una pesadilla.

Hay por quién votar. Podría presentarse una disfuncionalidad. Y es lo que esperan los diferentes candidatos. Esperan que el síndrome Gossaín se presente en la campaña de William García.

¿Quién puede disputarle ahora la alcaldía a W.G.T.? A menos de 41 días Y.W.B. está en el tibiri-tabara y ninguno de los demás candidatos se ha hecho visible ante los votantes. Todo indica que el próximo alcalde, sin duda, es W.G.T., siempre y cuando no se aparezca el síndrome Gossaín.

Compartir.

About Author

Lucio Torres, nació en Magangué se formó en Barranquilla. Pasó parte de su infancia en Cartagena, y retornó a esta ciudad en 2000. Siempre ha sido un emprendedor en las comunicaciones y, particularmente, en el periodismo. Cuando apenas iniciaba sus estudios en la Uniautónoma (1979) emprendió con Surcando el Espacio (Todelar Barranquilla). Luego trabajó en El Heraldo, Diario del Caribe, Radio Sutatentaza, Caracol, RCN y Olímpica. En Cartagena inició el proyecto Vox Populi en Todelar -2000.