Categorías
Sin categoría

10 AÑOS DE IMPUNIDAD EN CHAMBACU

Por Edison Lucio Torres
(Director del Informativo Vox Populi)

Hace 10 años decenas de familias cartageneras fueron violentamente desalojadas del sector conocido como «El Papayal», adyacente a los terrenos de Chambacú, por el alcalde Guillermo Panizza Ricardo, quien hoy es prófugo de la justicia por el delito de celebración indebida de contratos en otro sonado caso conocido como «las casas de paso».

En los terrenos aledaños, la firma Chambacú de Indias S.A. construyó el edificio inteligente de Chambacú, que hoy se ha convertido en un monumento de la corrupción política y empresarial, y en un robo descarado de delincuentes de cuello blanco que contaron con la aquiesencia de altos funcionarios comprometidos con la corrupción.

Como autores materiales e intelectuales del robo de los terrenos de Chambacú y «El Papayal», se encuentran comprometidos judicialmente prestantes personalidades del sector privado y oficial del país: El hoy flamante presidente del BID, LUIS ALBERTO MORENO, exembajador de los presidentes de la república Andrés Pastrana y Alvaro Uribe Vélez; el ministro de Desarrollo de Pastrana y prominente empresario de la ciudad de Cartagena de Indias, hoy secuestrado por las Farc, FERNANDO ARAUJO PERDOMO, los exalcaldes GABRIEL ANTONIO GARCIA Y GUILLERMO PANIZZA RICARDO; el contructor y exdirector del Inurbe, HECTOR GARCIA ROMERO

Panizza Ricardo y su antecesor, el célebre García Romero, quien también estuvo prófugo de la justicia por el delito de celebración indebida, facilitaron a los «empresarios» alzarse con los terrenos de Chambacú y de «El Papayal». En este último se va a construir un nuevo complejo edificio, a juzgar por la licencia concedida por la Curaduría Urbana No 2 de la ciudad de Cartagena de Indias. Panizza hoy es prófugo, puesto que la Fiscalía Anticorrupción le libró orden de captura la semana pasada. Al parecer se encuentra en Miamia trabajando con una empresa de servicios públicos.

Panizza era el niño consentido de los gremios económicos de la ciudad, y del diario El Universal, y a la postre llegó a la alcaldía en 1995 gracias al apoyo de la Fundación Cívica de Cartagena – Funcicar, cuya objetivo era el rescate de la política de una dirigencia decadente y corrupta.

«El Papayal» era habitado por personas humildes, cuyos titulos de propiedad desaparecieron misteriosamente de la Oficina de Registro Público de Documentos. En un proceso judicial iniciado por los afectados, se pudo establecer que en dicho desalojo ocurrido en el mismo año de posesión de Panizza, se cometieron varios delitos como prevaricato y abuso de autoridad y existe una demanda contra el Estado que le podría costar la suma de $10.000 millones de pesos.

Si usted vive en la Costa Caribe colombiana, puyede sintonizar el informativo Vox Populi que se transmite de 7:30 a 8:00 de la mañana por la frecuencia 820 AM.

Respecto al caso de Chambacú, los lectores pueden acceder a la siguiente dirección electrónica donde el periodista Ignacio Gomez hizo una detallada investigación.
www.ipys.org/investigaciones/investigacion.php?id=68

Categorías
Sin categoría

VOTO CONCIENCIA vs VOTO EN BLANCO

El voto en blanco (I)
EN CARTAGENA ES INUTIL Y COMPLICE
Por Edison Lucio Torres *
(Especial para cualquier medio que quiera publicarlo)

Como analista político e investigador social -como periodista en el sentido más estricto- parto de hechos concretos y posibles y no del deseo, para interpretar la intríngulis de la cosa política local.

Empiezo por decir que el voto en blanco, si bien es cierto que es una opción ciudadana válida, en la actual coyuntura electoral es inútil para propiciar un cambio y, al mismo tiempo, es cómplice del estado de cosas existentes en la democracia local cartagenera que se quiere combatir: ingobernabilidad, pobreza, desidia e inmoralidad pública.

En las elecciones del 2003, cuando se eligió a Alberto Barboza como alcalde, votaron validamente 198.348 personas, de las cuales el 8.5% optaron por el voto en blanco. En el 2005, imaginémonos la siguiente situación:

Cartagena de Indias, 30 de octubre, 10 p.m., último boletín de la Registraduría Distrital. Votos válidos: 198.348. Votos por los nueve candidatos inscritos a la alcaldía: 99.173. Votos en blanco: 99.174.

Para que esa situación hipotética se de, es decir, para que el voto en blanco sea mayoría absoluta en Cartagena de Indias, como lo señala el parágrafo 1 del artículo 258 de la Constitución Nacional, es condición primordial que se presenten tres premisas:

En primer lugar. Rechazo popular a los candidatos inscritos. Esta actitud debe ser percibida a través de sondeos, encuestas, acciones sociales, protestas, movimientos políticos-sociales y medios de comunicación independientes de los intereses políticos y económicos que se mueven en un proceso electoral.

En segundo lugar. Que ninguno de los candidatos y candidata proponga algo diferente al estado de cosas de Cartagena que permita decir: “todos son de la misma calaña”.

En tercer lugar. No basta la primera y la segunda premisa, pues, se hace necesario que haya un movimiento consolidado y estructurado que jalone el voto en blanco como si fuera un candidato alternativo con propuestas concretas que debería abanderar el candidato que se postularía en las próximas elecciones, ya que los actuales candidatos quedarían impedidos.

Es imprescindible que haya una alta cultura política participativa del ciudadano local para que se den las premisas expuestas y se pueda alcanzar una votación en blanco de 99.174. Pero la realidad es otra:

1. No hay un rechazo a la totalidad de los candidatos. Más bien, sin ninguna inquina personal, el rechazo es contra los candidatos de la continuidad de la farsa de democracia existente, y han sido señalados por la opinión pública local y los medios de prensa: Nicolás Curi Vergara, Jaime Espinosa Faciolince y Willy Martinez. Todos estos han admitido explicita o implícitamente responder a las casas políticas tradicionales (caso Willy), y a los llamados financistas, caso Curi y Espinosa.

2. Existe un amplio menú electoral. Si quieres continuidad, puedes votar por los tres candidatos anteriores que tienen ideas diferentes y que son apoyados por los actuales concejales y la inmensa mayoría de ediles de las tres localidades. Si quieres votar por una mujer con experiencia en lo público y en lo privado, destacada en su lucha contra la corrupción, eficiente y con una propuesta profundamente social y progresista, puedes hacerlo por Mery Luz Londoño, del Polo Democrático y sectores independientes, quien ha venido ganando simpatía entre la población no amarrada políticamente. O si no te gusta Mery, allí tienes a Bustillo o Yarzagaray. Aún más: el menú de candidatos te proporciona a Piedrahita que encarna el voto contestatario e izquierdista contra la corrupción. Pero si eres un ciudadano que te gusta el voto de protesta, cuentas con el mototaxista Ng Ching. Ah! Pero si aún estás inconforme, y quieres un candidato silencioso que nadie sabe si es candidato o no, puedes votar por Arrieta. De todo hay en la viña local.

¿A quién le serviría el voto en blanco?

Beneficiará a los tres candidatos de la continuidad y, especialmente, al candidato de la maquinaria. Los tres recibirán seguramente un poco más o un poco menos de 90 mil votos. Barboza, con el apoyo de todas las casas políticas, de los financistas electorales, del Polo Democrático y de sectores independientes, recibió 120 mil.

¿A quien le perjudicaría el voto en blanco?

A una candidatura social, progresista y alternativa. Sin duda, perjudicaría notoriamente a Mery Luz Londoño, la más opcionada del grupo de los no continuistas, y se diluiría la posibilidad de formar un gobierno Distrital de transición hacia una gobernabilidad y fortalecimiento de la democracia.

Solo les pido a los columnistas de El Universal y a los empresarios locales que simpatizan con el voto en blanco, que reflexionen, y no le hagan el trabajo al continuismo del estado de cosas de Cartagena. En vez del voto en blanco, que es inútil y cómplice, lo que ahora Cartagena necesita es el voto conciencia. ¿Qué tal una unión programática de los no continuistas?
——-
Comunicador social-Periodista, Investigador social, docente universitario de derechos humanos, analista político y ensayista. Director de Vox Populi Corporación y del informativo Vox Populi.
Cartagena de Indias, 2005

editormoreno@yahoo.es

Categorías
Sin categoría

JUICIO MORAL POR LA DEMOCRACIA EN CARTAGENA

Proyecto Heroico
JUICIO MORAL POR LA DEMOCRACIA LOCAL
– Foro Ciudadano –
Cartagena de Indias, 13 de Octubre de 2005
(Este es un segundo borrador)

Lo que nos mata es la indiferencia de las gentes que nos consideramos buenas, y no solo las acciones de los malos, puesto que algunas veces la legaña de Uno es más grande que la del vecino descarriado.

A un año de haberse realizado el foro Una Salida a la Crisis, hemos llamado la atención nacional y la búsqueda de salidas ciertas a la inviabilidad política y social de la ciudad heroica que en este mismo período se ha profundizado. Gracias a la falta de gobernabilidad y a la captura del capital perverso de los procesos electorales, Cartagena y Bolívar está en la mera postración. Sus administraciones públicas se han rajado en las calificaciones del pacto de transparencia.

¿Podemos seguir siendo esclavos y serviles criados del poder tradicional y de la perversidad de jefes políticos y financistas electorales? ¿Podemos seguir vendiendo el voto al mejor postor como si fuera una vil mercancía? O ¿podemos romper esta cadena de ignominia desde nuestro cambio de actitud personal frente a la gran tragedia que soporta Cartagena? El voto es un pasaporte a la desdicha o a la alegría y esperanza de un pueblo, depende del sentido de pertenencia de cada uno de nosotros.

Después del primer foro se ha acrecentado el descontento ciudadano contra sus dirigentes políticos y económicos, pero especialmente contra el capital perverso que presuntamente se apoderó de campañas electorales y, por ende, del aparato público. La democracia local es una mera caricatura basada en una nefasta y burda transacción comercial. Ese foro significó la propuesta de un Proyecto Heroico que ahora lanzamos a todos los vientos para que el pueblo cartagenero lo asuma desde lo público como desde lo privado.

Si uno no cambia, no cambia la ciudad

Ese aire de cambio se ha dejado traslucir en foros ciudadanos, encuentros y desencuentros, en informaciones de prensa y en toda clase de participación ciudadana en los barrios de Cartagena y en la mayoría de los municipios de Bolívar. Por ejemplo, hay propuestas de solución para el problema de la salud, de la inequidad de género, entre otras, pero necesitan el apoyo ciudadano.

Ahora que se avecina una jornada electoral atípica para elegir nuevo alcalde o alcaldesa, es imprescindible realizar un juicio moral con altura desde la ciudadanía que tiene el poder de elegirlo, y de transformar a Cartagena en una ciudad viable en lo moral, social, político y económico. Esta coyuntura electoral es la oportunidad para crear una gobernancia basada en la transparencia, la participación y eficiencia de lo público con el apoyo decidido de la ciudadanía.

Indudablemente para que haya cambio sustancial de cualquier fenómeno, se debe partir de un diagnóstico real de la situación de la ciudad que se ha venido haciendo en los diferentes eventos públicos y académicos que ponen al descubierto las consecuencias nefastas de esta democracia perversa: la extrema pobreza del pueblo cartagenero.

La mayoría de veedores, líderes y liderezas sociales y comunitarios, dueños de medios de comunicación y periodistas, desafortunadamente han sido captados por la clase política y sus financistas que los han puesto al servicio de sus proyectos electorales corruptos. Los organismos de control institucional han sido pocos efectivos en el control y vigilancia. En tanto la justicia, que debe castigar a los corruptos, prevarica para dejar absueltos a los más conspicuos exponentes de la corrupción política local y departamental. Ningún pez gordo de la corrupción ha sido condenado por la justicia ordinaria o disciplinaria.

El valor del voto

Es paradójico: los empobrecidos de la ciudad le transfieren el poder a los de arriba para que los sigan engañando, empobreciendo y esclavizando. Un voto es un poder que tiene el ciudadano o la ciudadana para cambiar o para seguir como está. Un voto es un acto de fe, de dignidad humana y de poder ciudadano. El voto iguala al rico con el pobre, al negro con el blanco, al hombre con la mujer, porque el valor del voto es uno solo y no tiene precio. Pero cuando se vende o se compra el voto, se vende el poder y la dignidad, y de paso creamos el oscuro destino del empobrecimiento y el olvido. Los recursos que son para el desarrollo social de todos y de todas, sirven para enriquecer a políticos y financistas deshonestos y para perpetuarse en el poder. Es cierto, no solo los empobrecidos se venden; también lo hacen muchos concejales, ediles, parlamentarios, candidatos, periodistas y dueños de medios de comunicación. ¿De qué le ha servido al ciudadano pobre vender su voto?

Si el ciudadano o la ciudadana común y corriente no cambian, la ciudad no lo puede hacer. Es hora de actuar, es hora de cambiar. Tampoco podemos esperar que nuestros políticos y dirigentes empresariales lo hagan espontáneamente. Nuestros hijos e hijas necesitan una ciudad viable y justa. Y solamente nosotros podemos construirla con liderezas y líderes honestos y comprometidos realmente con el pueblo. De nosotros depende el cambio, no podemos esperar salvadores.

OBJETIVO GENERAL DEL FORO

Realizar un juicio moral contra la clase política, y financistas electorales partiendo desde una autocrítica de la sociedad civil que provoque un cambio de actitud y aptitud ciudadana en procura de construir una ciudad justa e incluyente.

Objetivos particulares

– Propiciar un cambio de actitud y aptitud ciudadana para iniciar un proceso de transición política hacia una gobernancia pública transparente y eficaz.
– Fortalecer la agenda política alternativa que se le propone al nuevo alcalde o alcaldesa de la ciudad.
– Iniciar una campaña de cultura ciudadana basada en la participación política de la comunidad.

Temario:
8:00 a.m. Inscripciones
8:45 a.m. Instalación: Transparencia Internacional

TRIBUNAL MORAL POR LA DEMOCRACIA LOCAL

9:00 a.m. 1. Juicio moral por la democracia local: La responsabilidad de la sociedad civil en la perversión de los procesos electorales.
Intervención de 10 minutos por sector social:

– Gremial: Compromiso de los empresarios con el cambio moral de la ciudad.
– Cámara de Comercio de Cartagena: ¿Cómo pensar una ciudad sin corrupción?
– Sindical: Compromiso del sindicalismo para el cambio moral de la ciudad.
– Comunal: Asociación Distrital de Juntas de Acción Comunal: Compromiso de los comuneros para no vender el empoderamiento social en la jornada electoral.
– Periodístico: ¿A quién le sirve los periodistas de Cartagena?

Preguntas del público

10:30 a.m. 2. Si no se sancionan, enjuician y condenan a los corruptos, no se superará la crisis de lo público en Cartagena y Bolívar.

Procurador General Dr. Edgardo Maya Villazón
Contralor General Dr. Hernández Gamarra.
Fiscal General Dr. Mario Iguarán.
Presidente del Consejo Superior de la Judicatura
Presidente de la Corte Constitucional

Preguntas del público

Compromisos

12:00 a.m. Refrigerio reforzado

¿HACIA DONDE VA LA CIUDAD?

12: 15 m. Experiencia de casos

– Alberto Barboza Senior, alcalde de Cartagena: 20 minutos.
– Guillermo Hoenigsberg, alcalde de Barranquilla: 20 minutos
– Lucho Garzón, alcalde de Bogotá: 20 minutos.

Preguntas del público

1:30 p.m. Compromiso del nuevo alcalde con la ciudad

Candidatos invitados. Intervención de 10 minutos:

2:30 p.m. Cierre

Convocan:
Ongs, organizaciones sociales, dirigentes cívicos y comunales, periodistas y ciudadanos/as de las tres localidades de Cartagena de Indias. Agenda Caribe
Organiza:
Secretaría Técnica del Foro Participativo: Vox Populi Corporación.
Conductor General:
Edison Lucio Torres, Comunicador Social – Periodista y Docente Universitario de Derechos Humanos. Contacto: 6565252. E-mail: editormoreno@yahoo.es
Dirección del blog: lucioysusnotas.blogspot.com Haga Sus comentarios y aportes.
Escuche:
Informaciones del Foro en Vox Populi 7:30 de la mañana, 820 en el dial AM.

Categorías
Sin categoría

TRIBUNAL MORAL POR LA DEMOCRACIA LOCAL

Categorías
Sin categoría

Tragedia de trabajadores de Aguas (Aguas de Barcelona) FUERON MUERTES PREVISIBLES

La trágica muerte de dos humildes trabajadores del contratista de Aguas de Cartagena Consorcio San Francisco (Robinson Antonio y Donny Pérez Pérez, de 24 y 21 años), y de un miembro de la comunidad de San Francisco (el fotógrafo Luis Vega Sabayé) acaecida a las 10:30 de la mañana del 15 de agosto, ya había sido advertido por dirigentes comunales de los barrios La María, San Francisco y La Esperanza de Cartagena de Indias Colombia, y Vox Populi Corporación, entidad sin ánimo de lucro para la promoción y defensa de los derechos humanos que coadyuvó 30 tutelas para la protección a la vida y a la vivienda digna de los afectados de esos barrios.

La instalación del colector San Francisco – María Auxiliadora dejó una estela de muertes, ruinas y desdichas para centenares de familias que no solo vieron cómo sus viviendas quedaron vueltas añicos sino también cómo las calles quedaron destruidas, sin cunetas y sin bordillos, los manjoles vueltos trampas mortales, muy a pesar de que los obligaba el diseño del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado a cumplir la reparación de daños a terceros y derechos colectivos y atender las medidas de seguridad correspondiente.

Aclaramos que no es cierto, como lo dice Aguas de Cartagena, que los trabajadores del Consorcio contaban con las medidas de protección que el alto riesgo le demandaba, por ejemplo, no tenían máscaras especiales antigas, guantes, arnés, correa de seguridad, motobomba en buenas condiciones, ni tampoco un plan de contingencia. José Miguel González, vecino del lugar y que fue una de las personas que socorrió a las víctimas fatales, dijo:

“Uno de los trabajadores de Aguas de Cartagena se introdujo en el fondo de la cámara sin nada solamente con una escobilla para impermeabilizarla. A los 10 minutos comenzó a convulsionar. El otro trabajador, que era su hermano, bajó de inmediato, pero también corrió con la misma suerte. Al ver esta situación yo iba a meterme en el manjol, pero el fotógrafo me dijo que él mejor lo hacía. Cuando tenía agarrado a uno de los trabajadores, el fotógrafo comenzó a convulsionar, y fue cuando cayeron al fondo de la cámara. El agua solo le llegaba a los talones. Ellos murieron por asfixia. (Presuntamente inhalaron gases tóxicos). Yo que estaba asomado al manjol ya estaba mareado. Encontraron la muerte ganándose $12 mil el día. ”

Una tragedia advertida

Es necesario indicar que la apoderada de los tutelantes, Ruby Beleño Suárez, manifestó que esta tragedia puso al descubierto el peligro tantas veces advertido ante las autoridades públicas y jurisdiccionales. Pero también es el resultado de la omisión y posición renuente de Aguas de Cartagena de cumplir con los 25 fallos de tutelas para la protección de los derechos a la vida y a la vivienda digna de las familias propietarias de las viviendas destruidas por esa entidad. Esta situación le acarrea responsabilidad civil al Distrito, Aguas de Cartagena y al Consorcio San Francisco en la ejecución del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado.

En el inicio de la acción administrativa contra el Distrito se le advirtió el 7 de junio de 2005 al alcalde de Cartagena, Alberto Barbosa Senior, textualmente lo siguiente: “Cualquier tragedia que suceda, esperamos que no ocurra, será bajo la responsabilidad inmediata de la administración Distrital en su papel de garante y de contratante, y de Aguas de Cartagena como contratista del Consorcio San Francisco.” Hasta ahora la administración distrital ha brillado por su silencio. Por esta razón requerimos urgentemente que el primer mandatario de la ciudad se pronuncie públicamente sobre esta situación.

Aguas de Cartagena no solo ha violado los derechos fundamentales reseñados, y por lo cual ha sido condenada en 25 oportunidades por jueces de la república, sino que también los derechos colectivos a un buen medio ambiente y al saneamiento ambiental. Aguas de Cartagena hizo fraude a resolución judicial de medidas provisionales de varios jueces que paralizaron las obras para evitar un perjuicio irremediable, por ejemplo, la pérdida de vidas humanas o el deterioro de las condiciones de vida de los habitantes.

Hoy, tres humildes familias residentes en Cartagena de Indias, lloran a sus muertos. Fueron muertes que Aguas de Cartagena y su contratista Consorcio San Francisco pudieron prevenir, cuyos representantes legales son JHON MONTOYA CAÑAS Y YAMILE SABAGH, respectivamente.

FIN DEL COMUNICADO

Oficina de Prensa, Cartagena de Indias, 17 de Agosto 2005
CORPORACIÓN VOX POPULI
Edison Lucio Torres
Móvil 315 7331243 – 310 6267101
Director Ejecutivo
Categorías
Sin categoría

¿QUE PASA CON LA PASADA REINSERCIÓN?