Categorías
Análisis

Candidato Dau denunciado por periodista en defensa de la prensa

Lucio Torres.

El siguiente es un comunicado de prensa que expido en el día de hoy como consecuencia de los ataques que yo y mi familia han sufrido por mi actividad profesional. Los ataques y hostigamientos proceden de esbirros digitales de William Dau Chamat, candidato a la alcaldía de Cartagena. Mis páginas de Facebook fueron cerradas. Dau es un candidato peligroso para la sociedad.

Comunicado de prensa

EDISON LUCIO TORRES, periodista profesional, presenté denuncia penal contra desconocidos debido a las permanentes amenazas de muerte recibidas durante este período del debate electoral donde publiqué sobre la inhabilidad de Yolanda Wong y la falsedad de la propuesta de los fondos buitres de William Dau Chamat.

En los últimos días, luego de publicar dos artículos de prensa en los portales www.voxpopuli.digital y www.luciotorres.co sobre el autodenominado candidato anticorrupción, William Chau Chamat, (¿Por quién votar? Dau, el pequeño malandrín de Maquiavelo, El «Turco» Dau y Let´s Save Cartagena, instrumentos de los «Buitres», y «Turco» Dau, un buitre ronda a Cartagena) recibí de éste improperios y ataques sistémicos cibernéticos que llevó a Facebook cerrar las páginas de nuestros medios periodísticos. Lo que es peor, mi hijo Camilo, coordinador de www.voxpopuli.digital y estudiante de historia en la Universidad de Cartagena, es víctima de hostigamiento y matoneo por parte de algunos esbirros de William Dau. Su página personal de Facebook también fue cerrada. El candidato Dau quedó al descubierto de su falsedad como anticorrupción con los artículos que desmenuzaron su propuesta anticorrupción. Se llegó a la conclusión que es un negocio financiero y jurídico para los fondos buitres de los cuales podría recibir de comisión más de $150 mil millones.

Hoy, tengo mis páginas de Facebook cerradas por el simple hecho de cumplir con mi deber periodístico de informar con responsabilidad y veracidad sobre la propuesta programática del candidato conocido en el bajo mundo digital, como el Turco Dau. Mis lectores, que en su mayoría se enteran de mis escritos por Facebook, se han visto privados de leer mi último artículo denominado ¡Los antisociales no pasarán ni me silenciarán!

La conducta antisocial de Dau Chamat, la reflejó con su reacción violenta contra el periodista que le quitó su careta de anticorrupción y le descubrió su verdadero motivo de presentarse como candidato a la alcaldía, cual es la búsqueda de una jugosa comisión de los fondos buitres. Algunos incautos y personas indignadas por la corrupción galopante del Distrito de Cartagena estaban esperanzados en su propuesta, que resultó una vulgar falsedad.

En consecuencia, pido la solidaridad de una sociedad incorruptible que todavía pervive en nuestra martirizada ciudad; la solidaridad de mis colegas y medios de comunicación. Así como se solidarizan con grandes medios de Bogotá, también lo hagan con el periodismo independiente y autónomo de las regiones. Pido al gobernador, Dumek Turbay Paz; al alcalde Pedrito Pereira Caballero y a las autoridades civiles y militares, me garanticen el derecho a la vida, al ejercicio libre de mi profesión, a la libertad de prensa y de expresión. Le pido a la Unidad Nacional de Protección (UNP) redoblar mi esquema de seguridad, porque me siento profundamente intimidado por desconocidos que quieren silenciarme. Solicito protección a mi familia.

Solicito a Facebook reabrir mis páginas y desarrollar una investigación de los ataques cibernéticos. También le solicito al fiscal general, Fabio Espitia Garzón, investigue la conducta de WILLIAN DAU CHAMAT por ser responsable de una campaña de difamación a través de las redes sociales y por los ataques cibernéticos. Agradezco el apoyo de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

Categorías
Análisis

«Turco» Dau, un buitre ronda a Cartagena (IV)

El Buitre espera con paciencia el 27 de octubre para llevarse el dinero de la corrupción. Si gana el «Turco» Dau, su candidato, recibiría una jugosa comisión de $150 mil millones.

El Turco Dau botó el chupo. Su escasa capacidad de controvertir argumentos y sustentar su discurso anticorrupción, hizo que su maquillaje se le corriera como si fuera un puto de baja estofa. Mostró lo que es: ¡un farsante! Es un buitre que ronda a Cartagena.

Un candidato a la alcaldía que quiere combatir el flagelo mayor de la administración pública, como es la corrupción, y sea incapaz de argumentar su propia propuesta, no merece el voto de gente inteligente. ¿Cómo así?

«Turco» Dau botó el chupo.

Frente al análisis titulado «El «Turco» Dau y Let´s Save Cartagena, instrumentos de los «Buitres» (III), donde se cuestiona su propuesta de hacer contrato con los fondos buitres para atacar la corrupción, el candidato se enredó. No supo explicar. Y en cambio, se refirió a este periodista en términos injuriosos y descalificativos:

«Me duele mucho ver que un periodista a quien tanto admiraba como activista anticorrupción terminó siendo tan rata, malandrín y mentiroso como las personas que antes controvertía. (…) Se inventa mentiras que saca de entre sus nalgas en un desesperado intento por enlodar mi buen nombre para impedir que yo sea el próximo alcalde de todos los cartageneros».  

Fue más elegante el «escribidor» Támara que el adalid de los buitres para responder. ¿Por qué me ataca mi integridad? ¿Por qué no hace una contra-argumentación de las denuncias que hice sobre su proyecto regeesivo de Let´s Save Cartagena? ¿Por qué no me respondió las preguntas que le hice?

¿Alguien le ha preguntado a William Dau si tiene cuenta bancaria en paraísos fiscales? ¿Qué destino y uso tiene sus cuentas bancarias en Estados Unidos? ¿Podría mostrar sus extractos bancarios ahora que es candidato?

«El «Turco» Dau y Let´s Save Cartagena, instrumentos de los «Buitres» (III)

Un buitre ronda a Cartagena

Frente a las preguntas que le hice públicamente al candidato «Turco» Dau, no he recibido respuesta. No ha tenido la decencia de explicarle a sus seguidores si tiene o no cuentas bancarias en paraísos fiscales. Y si el dinero que ha ganado en el exterior lo ha registrado ante la DIAN.

Silencio. Es el silencio del farsante cuando ha sido descubierto. Un farsante que se viste de anticorrupción. Es un buitre que ronda a Cartagena. Su propuesta es tan indecente que hace de la corrupción su propio negocio. No buen negocio para el Distrito de Cartagena. Negocio para el «Turco» Dau, pues se podría ganar en esta transacción la suma de $150 mil millones, siempre y cuando sea alcalde. Y así será más rico que el «Turco» Hilsaca o la Gata.

Dau tiene la misma motivación que el otro turco a quien ataca como parte de su estrategia de marketing político: el dinero. Así quedó desnudado con el artículo que analizó su propuesta anticorrupción. Y lo que es peor, se demostró que es un farsante al servicio de los fondos buitres que esperan hacer negocios con la desgracia cartagenera: la corrupción político-administrativa.

La falsedad del Turco

Lo único relevante que el «Turco» Dau dijo para controvertir el artículo periodístico sobre su innovadora propuesta, fue lo siguiente:

«Les aclaro en términos muy sencillos como funcionará el negocio (Sic) con los fondos de inversión conocidos como fondos buitres»

Pero no aclaró «cómo funcionará el negocio con los fondos buitres». Ojo, habló de negocios. Es decir, que convertirá la desgracia de esta mala práctica político-administrativa en un negocio para los fondos buitres y para él. Recordemos que estuvo como abogado de contrato para uno de esos fondos buitres. Ese buitre ronda a Cartagena.

Y a esos abogados, como el «Turco» Dau, que logran conseguir un contrato de compra de deuda para litigar, les pagan el 3% del valor total que la auditoria forense indica. En los debates de los candidatos a la alcaldía, el «Turco» Dau no dijo nada interesante, excepto sus palabrejas descalificativas como las que usó contra mí.

Debates mediocres

Si en los debates a la alcaldía la vedette era el «Turco» Dau, ¿te puedes imaginar su mediocridad?

En el reciente debate de Unibac, Dau dio tristeza. Una estudiante lo volvió trizas con una sola pregunta: «¿Usted habla de Nueva York pero de Cartagena no dice nada?» El Turco la descalificó y la señaló ser de otra campaña, como me señaló a mi por haberle quitado su careta de anticorrupción.

Por esa razón los debates políticos a la alcaldía de Cartagena fueron mediocres, falta de altura y en nada contribuyó para que el potencial electorado distinguiera las diferentes propuestas.

Un buitre ronda a Cartagena. Pero el buitre quedó al descubierto. Su careta se descorrió. Las personas inteligentes que pensaban votar por el pequeño malandrín tendrán que pensarlo. El voto en blanco puede ser una salida válida si no les gusta ninguno de los otros candidatos.

Categorías
Análisis

El «Turco» Dau y Let´s Save Cartagena, instrumentos de los «Buitres» (III)

Armando Córdoba y Jaime Hernández se unirían al «Turco» Dau, abogado al servicio de los buitres. ¿Conocen el probable negocio? El joven Hernández, cuyo padre condenado por corrupción se encuentra exiliado en Estados Unidos como lo estuvo Dau. El voto en blanco es una opción válida frente al engaño de pequeños malandrines.

Nadie entendió la esencia del discurso anticorrupción del frenético «Turco» Dau. Nadie. Lo que mueve al candidato a la alcaldía es la jugosa comisión que los fondos buitres le pagarían. Si es alcalde, recibiría una comisión de $150 mil millones de los $5 billones que corruptos empresarios le robaron al Distrito.

El «Turco» Dau actúa como un pequeño malandrín vestido de Santa Teresa de Calcuta. Los malandrines son perversos y, al mismo tiempo, cínicos. ¡poseen el arte de engañar! Y eso atrae a similares, y a gente inocente. ¿Podemos combatir la corrupción animados por amor al dinero? Si lees un poco más, podrás tener tu propia decisión. Aunque me ataquen con calumnia e injuria, mi deber es contar la verdad.

Pero antes, debemos desentrañar el poder del engaño. En la Joya de la Corona dije que el 40% de la información que maneja el cerebro es real. Pero el otro 60%, el cerebro la crea basado en patrones mentales.

Los neurocientíficos dicen que la información creada está almacenada en dos zonas muy importantes: prosencéfalo (parte posterior del cerebro que se denomina reptiliano) y en el límbico, zona central donde nacen las emociones. Ahora mismo, tu cerebro racional está analizando lo que te estoy escribiendo, pero el otro 60% tú mismo lo estás creando. Si lo haces conscientemente, tomarás una decisión acertada e impedirá que te engañen.

Te puede interesar: ¿Por quién votar? El pequeño malandrín.

El «Turco» Dau, por amor al dinero

En realidad la expedición salvadora del «Turco» Dau no es filantrópica. No tiene ninguna diferencia con la motivación que mueve al «Turco» Hilsaca, objeto de sus dardos: el dinero. No es por amor a Cartagena. Es por amor al dinero, madre de toda corrupción.

El ropaje del «Turco» Dau es impecable. Un discurso anticorrupción. Una campaña autofinanciada con dineros supuestamente de su pensión. Y un aire de mesías, de salvador. ¡Perfecto! Sin duda, toda una empresa bien concebida basada en su experiencia como subalterno de los buitres.

Según explicaciones del propio «Turco» Dau, la fórmula para combatir la corrupción es simple:

«Voy a combatir a la corrupción contratando a los fondos buitres para perseguir los dineros que los corruptos le han robado al Distrito. Así salvaremos a Cartagena de la corrupción».

William Dau Chamat, foro Colombia Humana sede de la Uso.

Al «Turco» Dau no le interesa plan de desarrollo, plan de ordenamiento territorial, desarrollo humano y ambiental, pobreza extrema, participación ciudadana, paseo de la muerte, debacle del sector salud. No. Lo que importa es combatir la corrupción con los fondos buitres. Este es su verdadero negocio.

¿Es eso lo que buscamos de un alcalde? Perseguir a los corruptos es un buen discurso. Pero no es la función de un alcalde. La corrupción es una consecuencia. Debe garantizar que sus acciones sean transparentes. ¿Un mago del engaño, del oportunismo, puede ser un alcalde anticorrupción?

Por tanto, usar métodos antiéticos para combatirla, es más nocivo que la corrupción misma. Los gringos crearon la estrategia antisubversiva de usar a los paramilitares contra las bases sociales de control guerrillero, pero sus consecuencias fueron letales. Escrito está: «el que a hierro mata, a hierro muere».

Gobierno para los buitres

Como abogado de contrato que fuera de una oficina jurídica, adscrita a un fondo buitre, y como buen sirio-libanés, el «Turco» conoce la intríngulis del negocio financiero que se mueve detrás de nobles misiones de salvamento procedente de Nueva York. Este fue el caso de los bonos oficiales argentinos. Los poseedores de estos bonos (acreedores) tenían prácticamente perdido su dinero.

Los buitres llegaron en plan de salvamento (¿te recuerda algo Let´s Save Cartagena?) y compraron los bonos a los acreedores argentinos con un descuento del 80%. Cuando el juez neoyorkino, Thomas Griesa, falló contra Argentina, los buitres se llevaron de ganancia más de $1 mil millones de dólares. La asociación de acreedores de Argentina, que les llevó el negocio, recibió de los buitres la maravillosa comisión de 30 millones de dólares.

La comisión de los buitres al «Turco» Dau

La cifra de la corrupción, que William Dau Chamat maneja, es de $5 billones. Si es elegido como alcalde, suscribiría el contrato con los buitres para que rescaten ese dinero. Solo por eso recibiría la mitad de la comisión que es del 1.5%. El otro 1.5% lo recibiría una vez dé resultado el litigio de la deuda de la corrupción.

Los buitres suelen entregar una comisión que va del 2 a 3%. Todo depende del grado de seguridad que un contrato le puede brindar. Si es el alcalde quien se lo entrega, ¿será seguro? De hecho, lo sería. Por esta razón su comisión sería la máxima.

Te puede interesar: La joya de la Corona (III)

Cuenta off shore

Pero el alcalde debe tener una cuenta off shore para que los buitres le consignen la comisión de su anticorrupción. De la misma manera como la tuvo Dionisio Vélez. Una cuenta en un país que lo exonere de pagar impuestos, cuya fuente sea totalmente extranjera. ¿Alguien le ha preguntado a William Dau si tiene cuenta bancaria en paraísos fiscales? ¿Qué destino y uso tiene sus cuentas bancarias en Estados Unidos? ¿Podría mostrar sus extractos bancarios ahora que es candidato?

En el primer año de la administración de Dau se haría la primera etapa de Let´s Save Cartagena. Consecuente con el discurso anticorrupción, Dau suscribiría el contrato con una firma buitre. Después que se haga la auditoría forense, (los gringos le llaman forensic audit), los buitres firmarían el contrato con el alcalde anticorrupción. Hasta aquí todo bien.

No obstante, el problema es lo que hay detrás. Los buitres comprarían la deuda de la corrupción por un valor del 10 al 20% declarado. Por ejemplo, si la auditoria forense indica que el valor es de $ 5 billones, el Distrito recibiría $0.5 a $1 billón. Los otros billones serían para los buitres. Una pequeña porción se la pagarían al alcalde buitre.

Alcalde buitre

En los 4 años todo el aparato de gobierno se pondría al servicio de los nuevos salvadores de Cartagena, los buitres del imperio gringo. Esta práctica es del Fondo Monetario Internacional (FMI). La entidad usa a los buitres para perseguir la deuda que países empobrecidos por el capitalismo salvaje los ha llevado hasta un default, como sucedió con Argentina entre 2001 al 2007. El default se produce cuando no tienen cómo pagar a sus acreedores.

¿Un alcalde anticorrupción necesita Cartagena? En un país donde el fiscal anticorrupción salió más corrupto que aquellos a quienes pretendió acusar, debemos ser más reflexivo antes de acompañar un proyecto político. No sea porque la indignación contra este flagelo nos haga idiota útil de aquél que se aprovecha de nuestras emociones para ponerlas a sus servicios mezquinos.

Sin duda, el discurso anticorrupción del «Turco» Dau despierta interés y emociones. En realidad representa una mafia superior a los corruptos criollos: los fondos buitres. Si gana, tendríamos un alcalde buitre. ¿Eso quiere Cartagena?

Categorías
Análisis

¿Por fin se acabará la impunidad de Álvaro Uribe ante la justicia?

Expresidente Uribe ante la justicia. Aquí a la salida de la Corte Suprema de Justicia. Cortesía EFE.

Después de todas las acusaciones que se le había hecho antes, durante y después de ocupar la primera magistratura, la comparecencia del expresidente Uribe ante la justicia es un hecho histórico y políticamente trascendental. Si la Corte Suprema de Justicia lo llamó a indagatoria, es porque tiene evidencias de sus delitos.

¿Por qué es histórico? ¿Por qué es políticamente trascendental? En este artículo te lo vamos a explicar con claridad. Al estar el expresidente Uribe ante la justicia, sentado en el banquillo de los acusados, comenzaría una década de decadencia. Su poder se transformaría en un hueco negro que succionaría a los líderes de la guerra. Incluso, caerían destacados empresarios copartícipe de los grandes crímenes de Estado de los cuales se le acusa al expresidente.

César Augusto Reyes, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, fue la persona que le hizo una cadena de preguntas al expresidente Uribe. Éste se limitó a responder, «no», «no sé», «no me consta». Respuestas prefabricadas y aconsejadas por sus abogados.

Te puede interesar: Uribe, 7 veces con la corrupción.

Expresidente Uribe ante la justicia

Es histórico que esté el expresidente Uribe ante la justicia. Muy a pesar de tener en su contra muchas denuncias y acusaciones nacionales e internacionales, las autoridades competentes no habían iniciado ningún proceso formal. La Corte Suprema de Justicia lo recibió en su seno el pasado martes 8 de octubre. Su comparecencia ante el magistrado que conoce las denuncias, pone de manifiesto que por primera vez un expresidente de la República debe responder penalmente por su conducta.

El general Gustavo Rojas Pinilla fue el primer presidente procesado. Pero este juicio fue considerado netamente político. El Congreso Nacional lo condenó el 18 de marzo de 1959. Siete años más tarde, el Tribunal Superior de Cundinamarca le devolvió sus derechos políticos el 20 de diciembre de 1966. Luego la Corte Suprema de Justicia confirmó la absolución el 18 de octubre de 1967.10

La indagatoria

Casi una semana después que el expresidente Álvaro Uribe Vélez compareciera ante la Corte Suprema de Justicia, no se conoce sus resultados. Algunos rumores de prensa, como los de Vicky Dávila de la Rw, indican que no le fue bien.

Quiere decir que, una vez cumplida la indagatoria, la Corte Suprema de Justicia puede iniciar un juicio formal contra el expresidente Uribe. El mandatario, en sus dos períodos consecutivos, desestructuró el Estado colombiano. Uribe puso el Estado colombiano al servicio del proyecto paramilitar y desnaturalizó la democracia.

Por primera vez, en la era moderna de la democracia colombiana, se enjuiciaría a un jefe de Estado. Este es el valor histórico del acontecimiento judicial, más allá de las impresiones de prensa y las especulaciones de lo declarado por el expresidente.

El cargo

Si Al Capone se cayó por evasión de impuestos y no por las masacres que ordenó para preservar su imperio económico del contrabando de whisky, con Uribe pasaría lo mismo. En este caso sería por manipulación de testigos para esconder sus verdaderos crímenes de Estado.

¿Por qué colocan al expresidente Uribe ante la justicia? De acuerdo a la información judicial, el senador Ivan Cepeda denunció hace varios años al exmandatario por una presunta manipulación de testigos. Con esta conducta buscaba modificar las pruebas sobre su autoría en la creación de grupos paramilitares.

Cepeda señaló a Uribe de utilizar al abogado Diego Cadena para torcer las declaraciones del exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, quien había declarado que el exjefe de Estado participó en la creación de un escuadrón de la muerte de la Autodefensa Unidas de Colombia (AUC) en Antioquia.

Sea lo que sea, el expresidente Uribe está ante la justicia. No lo estuvo por sus colaboraciones con la mafia del narcotráfico cuando fue director de Aerocivil. Tampoco porque había utilizado el helicóptero del narcotraficante más grande que ha tenido colombia, Pablo Escobar. Mucho menos cuando instrumentalizó el DAS para desarrollar una campaña de escucha contra sus enemigos políticos.

El abogado Cadena visitó a los exparamilitares en las cárceles y les ofreció dinero con tal de que cambiaran sus declaraciones judiciales. Cepeda recogió las pruebas y las presentó ante la Corte Suprema de Justicia. Pasaron varios años, y solo hasta ayer se pudo hacer comparecer al expresidente Uribe ante la justicia.

Trascendencia política

De igual manera, al estar Uribe en el banquillo público respondiendo a los interrogantes de la Corte Suprema de Justicia, tiene una trascendencia política. Los dos bandos opuestos (uribistas y contrauribistas) se entrelazan en una pelea para capitalizar a su favor el hecho. Ambos bandos están cortados por la misma tijera. Son intolerantes, dogmáticos y fanáticos.

Sin embargo, el hecho tiene una indiscutible trascendencia política. Se confirma lo dicho antes, durante y después de los dos gobiernos de Uribe: coadyuvó a la creación de los escuadrones de la muerte de campesinos, trabajadores y líderes políticos de izquierda.

Nadie hasta ahora había personalizado las acusaciones contra Álvaro Uribe Vélez. Solo hasta ahora se individualiza y se concreta. Este hecho hace que las acusaciones contra Uribe trascienda el marco político para convertirse en un hecho jurídico. Y el hecho jurídico trasciende al fenómeno político.

Comienza el principio del fin de Uribe. Dos décadas de convulsiones políticas, protagonismo populista de derecha y de persecuciones políticas contra los que consideraba sus enemigos, están por terminar. Son dos décadas de impunidad judicial pero también política, porque la sociedad colombiana siempre ha sido generosa con Uribe en las diferentes elecciones, hasta el punto de haber puesto presidente, Iván Duque.

Categorías
Análisis

Del luto al blanco, Adelina tiró la toalla, porque no hay garantías


Sentido pésame para adelina. Su candidatura ha muerto. Que descanse en la paz del voto en blanco.

Del luto al blanco fue el salto de Adelina. Cuando se inscribió a la alcaldía de Cartagena, se vistió de viuda negra. Ahora que tiró la toalla en esta pelea electoral, se viste de blanco. Es una salida decente, porque el blanco seguramente será la segunda votación después de William García Tirado, quien aparece indestronable.

Adelina hizo todos los esfuerzos por conseguir el apoyo de Colombia Humana y de la UP, pero tal apoyo nunca apareció. Las bases de los dos movimientos la ningunearon y se rebelaron contra la voluntad de Gustavo Petro, quien le alzó los brazos a Adelina sin consultar con la gente de Cartagena.

La decisión de Gustavo Petro de impulsar a Adelina como su candidata, fue duramente criticada por las bases de Colombia Humana y UP.

Algunos consideraron que la decisión de Petro fue un taco de dinamita que hizo explotar la unidad de la izquierda y centro izquierda. Fue el momento en que se esperaba que el líder de Colombia Humana llegara a esta ciudad para capitalizar los 174 mil votos de las pasadas elecciones presidenciales, y se lograra una candidatura de consenso y democrática.

La candidata de Colombia Humana – UP no levantó cabeza. No pudo liderar la unidad y tampoco concitó el favor de las comunidades. La dejaron sola. Fuí el único que le llegó a una reunión convocada por ella, luego de ser presentada por Petro.

¿Por qué no se unieron?

Más allá de los egos, la principal causa de la desunión es la falta de una dirección política que consulte los intereses colectivos de la ciudad. Tanto la UP, Colombia Humana, Alianza Verde, Polo Democrático y Mais respondieron a los deseos de algunos de sus líderes de Bogotá. Desconocieron la realidad y la voluntad de las bases locales.

Te puede interesar: El pequeño malandrín

Por otra parte, no hubo la gallardía de definir reglas claras para la unión. En la primera reunión del mes de mayo donde participé les propuse tres puntos para una candidatura de consenso:

  • Definir una propuesta programática de tres puntos.
  • Concretar una metodología de unidad con dos o tres foros
  • Escoger el candidato a través de una encuesta.

Nadie la rechazó. Pero de facto, ninguno de los partidos fue capaz de ser consecuente con los anhelos del pueblo cartagenero de salir de la olla. La debilidad de los movimientos es manifiesta.

Adelina, del luto al blanco

Adelina se fue más con pena que con gloria. Del luto al blanco fue un salto opuesto. Negro cerrado fue la vestimenta de Adelina Covo en el momento de su inscripción el pasado 26 de julio. Ahora se viste de blanco. Llama a votar en blanco. Es una opción valedera. Los candidatos de la izquierda, centro izquierda y alternativos no han hecho nada por la unidad. No merecen el respaldo del pueblo cartagenero que esperaba más de ellos

El voto en blanco cada día está creciendo. Seguramente será el segundo en votación, ya que el discurso anticorrupción de William Dau quedó al descubierto. Se demostró su verdadera catadura. Cartagena no soporta improvisación. Quiere nuevos liderazgos con sentido social y de alternatividad. No locuras.

Como están las cosas, los candidatos de izquierda, centro izquierda y alternativos lucharán por alcanzar a Yolanda Wong para disputarle el derecho de ser concejal de oposición. Pero no se les ve bien. El pollo de Jorge Enrique Robledo en Cartagena, Nabil Báladi, todavía no ha empollado. Pero puede tener una votación significativa en comparación con los otros candidatos. Recordemos que el Polo tiene una influencia en los sindicatos de la ciudad.

Por tanto, Adelina se va, se fue. Sus fieles seguidores quedaron huérfanos. Su candidatura murió. Petro no vino a revivirla con respiración boca a boca. Del luto al blanco. El voto en blanco es una opción válida. ¿Renunciarán todos los alternativos en son de protesta? ¿Se le medirán al blanco? Es mejor votar en blanco que improvisar con fachadas falsas.

Categorías
Análisis

Mientras Wong no aceptó cargos de corrupción, WGT se blindó (II)

Wong no aceptó cargos de corrupción. Aquí camino al banquillo de los acusados. La audiencia fue suspendida y continuará el próximo jueves 10 de octubre. Cortesía Lucho Herrán.

Las pruebas son tan evidentes contra la China Wong que causó extrañeza entre los periodistas la actitud blandengue y adocenada de la Fiscalía y del juez de la audiencia. Impidieron que la prensa la cubriera libremente. Wong no aceptó cargos de corrupción. La audiencia fue suspendida y se reanudará el jueves 10 de octubre.

Mientras tanto, William García Tirado (WGT) convocó a una rueda de prensa en la mañana de ayer para expresar que se blindó jurídicamente contra los ataques malsanos de la competencia electoral. La rueda de prensa estuvo precedida por el exfiscal Eduardo Montealegre, quien calificó de temerarias las denuncias contra García Tirado

Wong no aceptó cargos de corrupción

En efecto, Wong no aceptó cargos de corrupción. A las 6:45 de la noche, salió desafiante y con actitud arrogante de quien tiene el respaldo del poder institucional, dijo:

“Estos son ataques. Muestra de ello es que me dijeron que me iban a encarcelar y aquí estoy libre. Ahora voy a continuar con mi agenda, a trabajar». Siempre voy a responder a la justicia, yo soy abogada y soy respetuosa a las instituciones. Nunca me voy a esconder ni me van a llamar a conducción. Si quiero ser alcaldesa tengo que respetar la ley

El Universal.

Los cargos de corrupción contra Wong y Bernardo Pardo Ramos, gerente de Edurbe, por la ejecución del convenio No 001 del 26 de junio de 2018, cuyo valor es de $2.120 millones, para refaccionar las inspecciones de policía, son:

  • Peculado por apropiación. La Fiscalía halló un sobrecosto de un poco más de $700 millones. En el contrato adicional, el sobrecosto es aproximadamente de $232.937.982. Aquí se investiga el hecho de que se contrató 14 cámaras de seguridad por valor de $70 millones para la inspección de policía del barrio «20 de Julio» de Cartagena. El espacio de construcción de la sede es de 40 mts2. Cada cámara salió por $5 millones.
  • Contrato sin cumplimiento de requisitos legales. El contrato fue concebido sin guardar los principios de economía, transparencia, responsabilidad y libre concurrencia. Wong, en su calidad de contratante, no verificó la ejecución del contrato de $2.120 millones. En tanto Bernardo Pardo, gerente del Edurbe, no hizo lo propio cuando concedió el contrato al Consorcio Inspecciones de Policía 2018, representado legalmente por Josier Martínez.
  • Usurpación de funciones públicas. Al parecer, la fiscalía tiene indicios de que el otro sí del contrato fue firmado cuando ya Yolanda Wong no era alcaldesa encargada ni tampoco Secretaria del Interior.

Wong y Pardo en el banquillo

Sentados en el banquillo de los acusados estaban Wong, Pardo y Martínez. Una vez se conocieron los cargos contra los imputados, Wong y Pardo, la diligencia fue suspendida. El presidente de la audiencia, Juez Noveno con Función de Control de Garantías, Gustavo Olier, conminó a Pardo a presentar la aceptación de su renuncia como gerente del Edurbe. De igual manera, no se le pudo imputar los cargos al contratista Joiser Martínez, porque en el momento no tenía representación judicial.

Es cierto que Wong no aceptó cargos de corrupción. Ella es abogada, lo cual facilitaría que el proceso se lleve más allá de las elecciones en materia de medidas de aseguramiento.

No sabemos con exactitud si el fiscal de la causa, el fiscal seccional 60, Álvaro Luis Lora, va a solicitar medida restrictiva contra Yolanda Wong, una vez concluya la etapa de imputación de cargos. El jueves 10 de octubre se sabrá. De acuerdo a la lógica penal, según los entendidos, el fiscal debe solicitar medida de aseguramiento contra Yolanda Wong. Ella es candidata a la alcaldía que cuenta con una infraestructura electoral y capacidad para afectar el libre curso de las investigaciones.

No basta que Wong hoy no esté ocupando el cargo. Tiene el poder de modificar, desaparecer y fabricar pruebas dentro del proceso. El alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira, presidente de la junta de Edurbe, deberá cumplir con los estatutos en materia de reemplazo. Cuando el gerente del Edurbe renuncia, lo debe reemplazar la Secretaria General.

¿Romaña reemplazaría a Pardo?

En efecto, Pardo Ramos renunció y presentó su carta ante el juez de garantías. Pero el fiscal conminó a presentar la aceptación de la renuncia que debe hacer la junta directiva. Aquí, el juez Olier decidió suspender la diligencia para dar espera al oficio.

Pardo, al renunciar, colocará en su cargo a una de sus fichas leales: Ramiro Romaña Ibarguen. Si Pedrito Pereira accede a la petición de Pardo, Romaña tendrá que cubrirle las espaldas a Wong y Pardo. Pero si Pedrito Pereira cumple con los estatutos, deberá nombrar en el reemplazo a Rocío Castillo García. Si no lo hace, la junta directiva podría incurrir en prevaricato por omisión.

El presidente de la junta de Edurbe, Pedrito Pereira Caballero, deberá convocar a una reunión extraordinaria en el día de hoy para darle curso a la renuncia de Bernardo Pardo y, en su lugar, nombrar a la secretaria General, Rocío Castillo. Esta funcionaria es parte del equipo que llevó Quinto Guerra. Recordemos que cuando el anterior gerente, Alfredo Bula Dumar, se vió en la necesidad de renunciar, Bernardo Pardo, en su calidad de secretario general de ese entonces, asumió el cargo de gerente.

El próximo jueves será la imputación de cargos contra el contratista Joiser Martínez. De igual manera, Pardo debe presentar la aceptación de su renuncia. Una vez esto ocurra, viene la segunda fase de la audiencia, la solicitud de medida de aseguramiento para los imputados.

El jueves continuará la historia

La audiencia pública fue suspendida, como ya se dijo. La fecha de continuidad está prevista para el 10 de octubre.

En la segunda fase se terminará con la imputación de cargos contra Joiser Martínez, quien deberá presentar a su apoderado judicial. Luego se producirá medida de aseguramiento, si el juez lo considera conveniente.

Wong no aceptó cargos de corrupción en la primera fase de la audiencia realizada en la noche del jueves 3 de octubre. Pero su libertad no está condicionada a su querer sino a la actitud valerosa del juez y del fiscal para hacer cumplir la ley sin privilegios. El principio de imparcialidad judicial debe primar.

Los periodistas debemos alzar nuestras voces para evitar que se coarte la libertad de prensa. La comunidad necesita ser informada libremente sobre este acontecimiento judicial, donde se encuentra involucrada por corrupción la que precisamente aspira a gobernar los destinos de los cartageneros en los próximos 4 años.