Categorías
Análisis Sin categoría

La escucha de la Fiscalía es una múcura de sorpresas: develan el entramado de la corrupción local

Fiscalía: El alcalde es determinador del concierto para delinquir

Manolo Duque sale en hombros el día de su posesión. Lo extraño es que ahora ha quedado soloCortesía.

La fiscalía abrió una múcura de sorpresas al dejar salir las escuchas legales con las que pretende meter preso a los implicados en la elección de la contralora Distrital Nubia Fontalvo, una militante cristiana que quedó enredada en una pelea de tigres por el poder.

Liliana Velasquez, fiscal 53 Seccional Bolívar, en sentido figurado, le dio un gancho directo al hígado del alcalde distrital de Cartagena de Indias, Manuel Vicente Duque Vásquez, y a sus compañeros de desgracia, cuando consideró que José Julian Vásquez, su hermano de crianza, era solo un instrumento de aquél para lograr beneficios de su actuación como burgomaestre.

A contrario sensu, hasta esos momentos se consideraba que las escuchas legales donde aparece J.J. Vásquez dando órdenes, arreglando situaciones y definiendo políticas públicas del resorte del burgomaestre, era una atribución arbitraria del hermano del alcalde que le suplantaba sus funciones públicas. Si esto fuera así, para los abogados de Manolo Duque su defensa sería pan comido, ya que no aparece ninguna voz del burgomaestre haciendo arreglos indebidos. Y si no aparecía, era menos difícil sacarlo de esa situación.

No obstante, la tesis de la Velásquez le cambió todo el panorama a la defensa de los encartados en esta conducta criminal como determinador de los delitos que la fiscal ha imputado al alcalde: concierto para delinquir, cohecho, y tráfico de influencia. Los abogados defensores debieron pedir un plazo hasta el 26 de agosto para preparar la defensa frente a las acusaciones de la fiscal, y ser convincentes ante al juez de garantía para que no le den cárcel a los imputados.

De acuerdo con las teorías criminológicas imperantes en Colombia, la fiscal considera que el determinador (Manolo Duque) indujo a su hermano José Julián Vásquez para que a su nombre hiciera todas las componendas que develaron las escuchas legales difundidas hasta el momento. Esto es, que JJ solo fue ejecutor de la conducta punible o criminal ideada por Manolo Duque.

La múcura de Pandora

En diciembre de 2016 cuando el concejo de Cartagena se disponía a realizar las últimas sesiones del año, dos hechos rompieron la calma que reinaba: la captura de la familia del concejal Américo Mendoza, y la de Jorge Useche, también concejal, en plena sesión del concejo distrital. Ambos hechos, le permitió a la Fiscalía abrir una múcura de sorpresas de 70 mil llamadas, de las cuales seleccionaron algunas centenares que han sido fuentes de la veta investigativa para imputarle a Manolo Duque y sus compañeros de infortunio los delitos ya anunciados.

En efecto, los audios utilizados por la Fiscalía en aquella época sirvieron de cabeza de proceso para estremecer el sistema electoral local y regional por el delito de fraude electoral contra Jorge Useche y su tío Jorge Correa; los delegados de la Registraduría de Bolívar, Patricia Jiménez Massa y Humberto Ceballos, y el presidente de la Comisión Escrutadora, Alfonso Camerano. Del acervo probatorio solo seleccionaron 150 llamadas que comprometieron a los funcionarios señalados. Patricia Jiménez terminó recluida en su casa con un deshonroso brazalete electrónico. A Useche solo le restringieron su salida del país. Ceballos tiene casa por cárcel, lo mismo que Camerano. El proceso sigue vigente y en cualquier momento revienta.

Pero el arduo trabajo del CTI para recolectar las escuchas legales fue codificado, rotulado, analizado y depositado bajo una cadena de custodia que no solamente sirvió para poner al descubierto el presunto fraude electoral de las elecciones de 2015, sino para desentrañar el modus operandi del teje maneje político del Distrito. Esta labor la realizaron peritos provenientes de Bogotá pero que necesariamente contó con el apoyo de algunos funcionarios de la Costa Caribe para descifrar el costeñol, como dicen los interioranos.

De esas escuchas se podría formar una matriz de investigación de la cual saldría varias investigaciones, tal como sucedió con el caso de la parapolítica que permitió a la Cortes Suprema de Justicia procesar y condenar a 42 parlamentarios, o del proceso 8.000 donde condenaron a 21 parlamentarios por recibir dineros del narcotráfico para la financiación de sus campañas políticas.

A manera de ejemplo, de la matriz de investigación pueden salir las siguientes investigaciones:

  • Elección de la contralora Nubia Fontalvo.

  • Elección del personero Distrital William Matson Ospino

  • Decisiones de la procuraduría y la contraloria de procesos importantes para Cartagena.

  • La contratación de Acuacar para el Nuevo Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado.

  • Investigación contra varios magistrados del Tribunal Administrativo.

  • Investigación a jueces y fiscales encargados de procesos contra la administración pública.

  • Intromisión del gerente seccional de la Contraloría,  Jesús María Caballero García, sobre la contraloría Distrital.

¿Las pruebas?

Indudablemente en las primeras de cambio, la Fiscalía no puede relucir todo su arsenal para sustentar las acusaciones. De hecho, si hay voluntad de llevar la investigación hasta las últimas consecuencias, necesariamente deben salir de muchos fiscales y jueces que hacen parte de la Red de Corrupción contra la Adminsitración Pública. La Fiscalía General de la Nación no tiene confianza en los funcionarios seccionales, el hecho de que se buscara un juez de Usiacurí para librar las órdenes de captura, lo dice todo.

La Fiscalía cuidadosamente dio a conocer más de 250 audios cotejados dialécticamente para demostrar su tesis. Por ejemplo, en la escucha a la contralora distrital, Nubia Fontalvo cuando conversaba con otra persona identificada como Carlos a quien se quejaba por el director de auditoría, Jairo Latorres, quien no asumía el cargo y se la pasaba fuera de la ciudad. El tal Carlos le preguntó que de quién era Jairo Latorre, la contralora dijo:

“De Manolo, Carlos. Pero por Dios, así no (…). Dile a Manolo que te mande a otro tipo”. 

Como pueden ver, la grabación menciona directamente a Manolo como determinador de ese arreglo, y no a José Julián. Y también que los acuerdos se concretaron en una reunión realizada en el despacho del alcalde. Son, entre otras, las pruebas que la Fiscalía ha presentado al juez.  

El gerente corporativo de Aguas de Cartagena, John Montoya Cañas, quien disfruta de un sueldo de $50 millones con su nuevo cargo especialmente diseñado para él, también fue mencionado en las escuchas de José Julián con una de las asesoras de la alcaldía de Cartagena. Si al alcalde le abrieron investigación, ¿por qué no lo han hecho con el que fuera gerente de Aguas de Cartagena?

El objetivo es el acalde

Pero el objetivo de la fiscalía es el alcalde, aunque se tenga que llevar por delante a varios funcionarios. Con la tesis de la Fiscalía de señalar que J.J. Vásquez no actuaba por sí solo sino que era mandado por Manuel Vicente Duque, cambia el panorama. Y los abogados defensores, Juan Carbarcas, Hernando Osorio Rico, deberán cambiar de estrategia. Por esta razón pidieron un plazo para preparar su defensa que debe conocerse el 26 de agosto. Si los defensores de Manolo Duque, José Julián, Nubia Fontalvo y Jorge Useche, rebaten la tesis de la fiscal, seguramente regresarán a casa. Si no es así, deberán reservar una habitación especial en Ternera Resort y un puesto en el restaurante de Johana Bahamón de la cárcel de San Diego.

De hecho, la fiscal Liliana Velásquez va por quien tiene el bolígrafo y no por los amanuenses. Pero en este caso específico, no solo se llevarán de los cuernos a Manolo Duque quien luce desorientado porque desconoce el berenjenal en que se ha metido sino también a su hermano y a los demás implicados, salvo que sus abogados le ablanden el corazón al juez para que no atienda la petición de la fiscal. Esto es, que no le den una medida de aseguramiento intramural.

La múcura está en el suelo. Se rompió con la caída del Portal Blas de Lezo II, al destaparse, comienza a salir los grandes males políticos administrativos que ha azotado Cartagena de Indias por muchísimos años. El azar rompió la múcura de sorpresas y la mala suerte de Manolo Duque lo puede llevar a la cárcel.

Como en la mitología griega, Pandora al destapar la caja que Zeus le había regalado para vengarse de Prometeo por haberle dado el fuego a los humanos salieron todos los males de la tierra, pero lo último que no perdió fue la esperanza.

Pregunto a mis lectores, ¿cree que a Manolo Duque lo manden a la cárcel?

 

Categorías
Investigación Sin categoría

Con la Supersalud y Gossaín, Bolívar padeció una hemorragia hemofílica de $92 mil millones! (I)

En la gobernación de Juan Carlos Gossaín se consolidó el cartel de la hemofilia (2012-2015) que se incubó en el período de la intervención de la Superintendencia de Salud entre 2009 y 2012.

El jueves 29 de julio, día de la audiencia en el paraninfo de la Universidad de Cartagena, varios veedores se le acercaron al Procurador General de la Nación (PNG), Fernando Carrillo Flórez, averiguando sobre un proceso que se le había echado tierra: el cartel de la hemofilia, con el cual habían desangrado a Bolívar hasta el 2013   con $25.456 millones.  El procurador mandó de inmediato a averiguar la suerte del proceso que data desde el 2014. El subalterno regresó trayendo entre sus manos una copia del oficio donde constaba que la investigación la trasladaron a Bogotá el 25 de mayo de 2016. 

El procurador le prometió a esos veedores que muy pronto tendrán buenas noticias sobre esa investigación. Pero lo que no sabe Fernando Carrillo Flórez es que la hemorragia presupuestal de la Salud en Bolívar llega a la bicoca suma de $92.000 millones, más de 4 veces que la descubierta por la Contraloría General en auditoria a la Secretaría de Salud de Bolívar, que afortunadamente el secretario actual, Luis Bienvenido Padilla, la paró en 2017, según fuentes humanas y documentales que tengo.

Pero detener la hemorragia fiscal de la salud, le costó a Padilla afecciones estomacales seguramente por las presiones que sufrió en varios momentos para que pagara algunas cuentas que quedaron flotando en el aire, luego que se exacerbó el escándalo del cartel de la hemofilia de Córdoba, donde su exgobernador Alejandro Lyons, comenzó a ser investigado por el Fiscal Anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno, caído en desgracia con la justicia norteamericana y colombiana. Lyons, hoy se encuentra trepidando un camino lleno de brasas incandescentes con la fiscalía y con un juez de la Florida. Uno de los casos por los cuales investigan al exgobernador de Córdoba es es el cartel de la hemofilia donde pagaron ilegalmente $44.000 millones, o sea, menos de la mitad de lo que Juan Carlos Gossaín y sus secretarios de Salud le pagaron a los empresarios de la hemofilia entre 2009 y 2016. Cabe recordar que las cuentas de 2015 las dejaron listas para ser pagadas en 2016.

En esos hechos, se encuentran comprometidas las gestiones de la Supersalud y del exgobernador Gossaín, varios exsecretarios y subsecretarios de salud, jueces de la república y algunos inescrupulosos empresarios de IPS que se enriquecieron ilícitamente con estas actividades. Y se podría sumar parlamentarios padrinos políticos de funcionarios vinculados a la investigación, también de la procuraduría y de la fiscalía que no actuaron diligentemente para investigar los hechos.

Pero hay más. En respuesta a un derecho de petición de una de las veedurías, la Contraloría General de la Nación anunció que los hallazgos penales fueron trasladados a la Fiscalía General de la Nación (FGN) cuando Armando Montealegre era el titular de esa institución. O sea, que el nuevo fiscal Néstor Humberto Martínez ya debe dar resultados de la investigación criminal.

Los encartados por la hemorragia hemofílica

Bolívar, desangrado.
El desfalco de la Secretaría de Salud se profundizó con la toma de posesión de la Superintendencia de Salud y del Ministerio de Salud que en ese entonces estaba a cargo de Beatriz Londoño Soto, mediante Resolución No. 000737 del 8 de junio de 2009 por dos (2) meses prorrogables, los cuales se convirtieron en tres años consecutivos. Fue nombrado como interventor Especial a Juan Pablo Contreras Lizarazo, identificado con la cédula de ciudadanía No. 79.650.494. Posteriormente le sucedió Wilson Jaimes, hasta cuando en septiembre de 2012 revirtió a la administración de Juan Carlos Gossaín. Es aquí en este momento donde comenzó a consolidarse el cartel de la hemofilia que apenas era un fenómeno imberbe. 

De acuerdo con la contraloría, los siguientes funcionarios estarían comprometidos con los pagos hechos entre 2009 y 2013:

– Ana María del Carmen Alvarez Castillo, Exsecretaria de Salud, septiembre 2012-2013.

Ana María Alvarez Castillo, la primera exsecretaria de Salud de Gossaín comprometida con el cartel de la hemofilia.

– Nacha Newball Jiménez, directora de la Unidad de Aseguramiento y Prestación de Servicios de Salud de Bolívar.

– Candelaria Valdelamar, exdirectora de la Divina Providencia de Magangué.

– Fundación Renal de Colombia

 Nacha Newbal está enredada con la hemofilia, según la Contraloría.

– Asistencia Integral de Servicios en Salud IPS

– Fundación Ciénaga de a Virgen.

La génesis del desangre

El ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria, en un foro sobre los costos de su área realizado en abril de 2014, se extrañaba porque en el tratamiento de 13 mil pacientes de hemofilia se había aumentado en un 600% entre 2005 y 2010, y entre 2010 y 2013, el promedio fue de 847%. 

Si bien es cierto  que la industria farmacéutica internacional tiene los medicamentos más caros para estas clases de pacientes, no podría ser la causa para este vergonzoso aumento del gasto, porque no se ve reflejado en mejores resultados o aumento de la cobertura y la calidad en el tratamiento de la enfermedad. Los Precios de Referencia Internacional (PRI) del factor IX plasmático o del factor VIII, (sustancias para producir la coagulación en la sangre de los pacientes), tienen un costo de $867,59 pesos y $1.829,63 pesos, respectivamente. El primero es de origen plasmático y el segundo es resultado de una manipulación biológica, o sea, es un producto biotecnolígico de mayor costo, pero sin tener resultados mejores.

Sin embargo, por muy costosos que sean esos factores biológicos o biotecnológicos, no era la causa para el desangre del presupuesto dirigidos a este sector de pacientes. Debía haber otra causa para que, por ejemplo, en algunos departamentos de la Costa Caribe, como Bolívar y Córdoba, los indicadores costo/paciente fuera tan alto.

Lo extraño de todo, es que en la costa Caribe y, particularmente en Bolívar, estaban los hemofílicos más costosos del mundo: 96 pacientes costaron ¡$92 mil millones!, entre 2012 y 2015. Lo grave es que después de la auditoria de la Controlaría de los gastos de 2013, donde hallaron el pago de $25.456 millones sin el soporte correspondiente, volvieron hacerlo en 2014 y 2015.

En el informe de auditoría de la CGN  (AUDITORIA-CONTRALORIA-GOB-BOLIVAR-2013) No SER-CDS 136 publicado el 14 de diciembre de 2014, y dirigido al gobernador de ese entonces, Juan Carlos Gossaín, la contraloría encontró varios hallazgos fiscales, disciplinarios y penales sobre el gasto de recursos para atender la enfermedad en 96 pacientes de hemofilia. Lo sorprendente, el departamento de Bolívar pagó a tres IPS $25.456 millones por orden de 17 tutelas que casi siempre cayó en los mismos jueces,en tanto que la mayoría de los pacientes se encontraban inscritos en las EPS. Ese pago se hizo entre 2009 y 2013.

Se encontró evidencias ciertas que hacen dudar que efectivamente el servicio se haya prestado, puesto que no había soportes fiables. La representante legal de Asistegrales Ips presentó una certificación fechada el 24 de noviembre de 2014, según la cual fue suministrado a los pacientes factor VIII de alta pureza con factor enriquecido von Willebrand Fandhi.

Lo curioso de todo, es que la Secretaría de Salud no ejerció su derecho a la defensa y no hizo nada para oponerse a las acciones de tutela, presentando, por ejemplo, que los pacientes debían ser atendidos por sus respectivas EPS, con lo cual se hubiese salvado a los bolivarenses de pagar esas onerosas cuentas.

 La llegada de Fernando Carrillo Flórez sirvió para desempolvar una investigación que la habían refundido en las calendas griegas. Las 17 tutelas que utilizaron para desangrar $25.456 en la mala atención de los 96 pacientes de Bolívar, denota que la justicia realmente es un huevo curruto para que particulares y servidores públicos se enriquezcan con el dinero de los más pobres y necesitados de este departamento.Y desde ese año  2014  hasta hoy no había pasado nada extraordinario con las investigaciones, pero todo hace presagiar que vendrán sorpresas en los próximos meses.


Si tu eres paciente hemofílico y quieres denunciar algo, me gustaría que entres en contacto conmigo; editormoreno@hotmail.com

 

Categorías
Sin categoría

¡Así se salvaron el gobernador Dumek y el alcalde de San Jacinto del incendio de la alcaldía!

Quince heridos o quemados

¡Así se salvó Dumek y su comitiva del incendio! ¿Dónde estaban los bomberos? ¿Las escaleras modernas? ¿Las máquinas entregadas por la gobernación?/Cortesía Ilver Alvis Díaz.

Cuando el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, se encontraba en un evento socializando las obras y proyectos para el municipio de San Jacinto, en el recinto de la alcaldía se registró una conflagración que rápidamente se expandió por la edificación, causó terror y produjo una estampida de los asistentes que buscaban la salida del lugar.

Categorías
Sin categoría

Proceso de revocatoria se ha enfríado por la inseguridad de sus gestores

En la gráfica, Adolfo Vanegas Patrón y Roberto Pérez Liñán, impulsores de «Porque la ciudad manda».

El proceso de revocatoria contra el mandato del alcalde Manuel Vicente Duque ha disminuido su intensidad en la recolección pública de firmas que le afectaría alcanzar la meta de 200 mil con el fin de que la Registraduría las verifique y les valide más de 38 mil. ¿La causa? Según su vocero, Roberto Pérez Linán, la situación se debe a que han sufrido hostigamientos que ponen en cuestión su integridad física.

Categorías
Sin categoría

Estoy viviendo días intensos

LUCIO TORRES, VIVIENDO DÍAS INTENSOS

Categorías
Sin categoría

«¡Te perdono, pastor!»: LUCIO TORRES

¿PUEDE AMARSE AL ENEMIGO?

“Sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.” (Efesios 4:32)

Lo extraordinario es amar al enemigo. No siento odio ni resentimiento por la agresión del pastor Arrázola. Mi alma esta en paz, dice Lucio Torres.

En un acto humano, en estos tiempos de paz y de reflexión para cambiar, Lucio Torres, el periodista víctima de las amenazas de muerte del pastor de Ríos de Vida de Cartagena Colombia, Miguel Arrázola Pineda, sustenta por qué ha decidido perdonar al líder religioso.