Categorías
Análisis

CNE define la suerte de Wong para la alcaldía de Cartagena

La suerte de Wong está echada. El Consejo Nacional Electoral (CNE) resolverá en plenaria, este miércoles 25 de septiembre de 2019, su continuidad como candidata a la alcaldía de Cartagena. Votará a favor o no de la revocatoria de su inscripción.

La inhabilidad de Wong es tan evidente que resalta a la vista. Si el CNE analiza la sentencia SU-625 DE 01 octubre de 2015, y la jurisprudencia del Consejo de Estado sobre inhabilidad general, podría darse cuenta de tal condición.

El reemplazo tiene las mismas inhabilidades

Para efectos pedagógicos, resumamos el contenido y alcance de la sentencia SU-625/2015 que habla de la inhabilidad general, tomando en cuenta el precedente de Marina Lozano Ropero, ex gobernadora encargada de Norte Santander. Lo que llama la atención es que Lozano Ropero duró como encargada solo un día. Wong duró tres meses y medio. Contrató en forma directa $81 mil millones y nombró varios secretarios del despacho que hoy siguen en el encargo.

La figura del remplazo para efectos de la configuración de inhabilidades e incompatibilidades de los servidores públicos, al gobernador encargado (como al alcalde o alcaldesa encargada) le son aplicables las mismas inhabilidades e incompatibilidades del titular. Esto, habida cuenta que la aceptación del encargo siempre trae implícito el desempeño de funciones constitucionales y legales asignadas al titular, dice la Corte.

Le puede interesar: Fuerzas oscuras asediaron al magistrado Pérez…

Por esa razón, el Consejo de Estado anuló la elección como diputada de la exgobernadora encargada de Norte de Santander, Marina Lozano. Ella violó el régimen de incompatibilidades, que se convirtió en una inhabilidad general, tal como lo establece la ley 617 de 2000. La misma que se le debe aplicar a Yolanda Wong, como alcaldesa encargada.

Pero la Corte Constitucional fue muy clara:

«Así las cosas, entender que la violación del régimen de incompatibilidades de gobernador merecía la sanción de pérdida de investidura de quien, habiendo ejercido dicho cargo, con previo desconocimiento de la ley, terminó siendo elegido diputado, no se revela arbitrario o caprichoso, sino que, por el contrario, obedece a un criterio razonable de interpretación de la ley».

Sentencia SU-625 2015. Magistrado ponente Gabriel Eduardo Mendoza Martelo.

Si la suerte de Wong se salva del CNE, le quedan otros obstáculos que vencer: sus procesos judiciales y disciplinarios por corrupción administrativa. A estas altura de la campaña, cuando solo falta un mes, nadie querrá perder su voto.

La suerte de Wong

Aunque la suerte de Wong está amenazada por sus tres meses y medio de alcaldesa durante el año 2018, en reemplazo de Quinto Guerra, el CNE la tiene a su alcance para evitar un mal irreparable para Cartagena. Faltando un mes de la contienda electoral, su candidatura es una completa incertidumbre.

Los tres meses y medio que le duró el cuarto de hora en la alcaldía de Cartagena (4 de junio a 20 de septiembre de 2018) la subió al cielo. Pero lo que hizo en esos tres meses y medio, la mantiene en el infierno. Tiene varias investigaciones penales y disciplinarias graves. Si se salva de una no se podría salvar de otras.

Por ejemplo, la investigación por corrupción en la contratación con el Edurbe de obras de adecuación de las inspecciones de policía por $2.120 millones, la podría llevar a la cárcel. O también el haber violado el régimen de la ley de garantías para contratar órdenes de prestación de servicios en la cárcel distrital de Mujeres de San Diego.

Si el CNE falla a su favor, no le quitaría la incertidumbre a su candidatura. Las investigaciones judiciales sobre corrupción administrativa, le tienen complicada la vida. Los fiscales que investigan sus casos podrían pedir medida de aseguramiento intramural y no podría salir a los barrios a desarrollar libremente su campaña.

En realidad, la suerte de Wong es determinada por su conducta. Ella sabía que si asumía el cargo de alcaldesa, podría correr los riesgos que hoy tiene. No fue una invención de sus detractores o periodistas que solamente nos limitamos a contar las verdaderas historias de los personajes públicos.

La suerte de Wong está echada. Si hay justicia electoral, su candidatura no pasará del 27 de septiembre.

Categorías
Análisis

Fuerzas oscuras asediaron al magistrado Pérez para presentar ponencia favorable a Wong

Luis Guillermo Pérez Casas defraudó con su ponencia peregrina contraria a la ley y a la constitución. El 25 de septiembre la plenaria del CNE decidirá la suerte de Yolanda Wong.

La plenaria del Consejo Nacional Electoral -CNE- para decidir la suerte de la candidatura a la alcaldía de Cartagena de Yolanda Wong, que se realizará el 25 de septiembre, promete ser una experiencia que marcará la historia de esa Corporación. En la audiencia presentaré pruebas de cómo el magistrado Pérez fue influido por fuerzas extrañas para desestimar la solicitud de revocatoria.

Al tiempo que ello ocurre, allegados a la campaña de Wong desataron una estrategia de falsas noticias y asedio al magistrado ponente, Luis Guillermo Pérez Casas. Primero, difundieron en el seno del CNE la especie según la cual la UP-Colombia Humana tenía la intención de apoyar a Yolanda Wong. Este periodista consultó a Adelina y desmintió dicha especie:

«Nunca he contemplado unirme a Yolanda Wong. Es como si dijeran que tú vas a apoyarla».

Luego, emprendieron un intenso asedio al magistrado Pérez a través de allegados políticos de la UP-Colombia Humana. Este periodista fue abordado por reconocidos dirigentes de ese movimiento de Bogotá con el fin de modificar mi posición respecto al caso de la inhabilidad de la candidata de la U.

Según fuentes cercanas a la campaña de Yolanda Wong, detrás de esta estrategia podría estar Javier Cáceres Leal, exsenador condenado por la parapolítica.

Una tesis peregrina

En la peregrina tesis del magistrado Pérez Casas, quien niega la revocatoria, como si hubiese copiado los alegatos del apoderado de Yolanda Wong, Héctor Alfonso Carvajal, señala que las inhabilidades no aplican cuando se trata de un encargo. Pero se le olvida al honorable magistrado Pérez que existen varias sentencias del Consejo de Estado y de la Corte Constitucional (caso gobernadora titular Oneida Pinto y gobernadora encargada Marina Lozano Ropero) que demuestran todo lo contrario.

Los argumentos los presentó este periodista el día de la audiencia de pruebas del 9 de septiembre. Estos argumentos están en la solicitud de revocatoria que radicó el 26 de agosto. De igual manera los argumentos fueron expuestos en varios artículos publicados en www.luciotorres.co sobre la inhabilidad de Wong. El magistrado Pérez en su ponencia no se refirió sospechosamente a ningún punto de lo que les voy a resumir ahora.

¡Yolanda está inhabilitada!

El 25 de septiembre -32 días antes de las elecciones- los magistrados del CNE en pleno votarán la ponencia del magistrado Pérez, quien pretendió ausentarse el día de la votación. Esto no fue posible debido al reglamento interno. De acuerdo con informaciones de fuentes bien enteradas, no existiría consenso en el CNE para votar una resolución arbitraria. Evidentemente es contraria a la ley, la constitución y la jurisprudencia.

No hay duda, Yolanda está inhabilitada. Cuando se inscribió el 25 de julio de 2019 violó el régimen de incompatibilidades establecido por el artículo 38.7 de la ley 617 de 2000. Solo habían transcurrido 10 meses y 8 días desde que dejó de ser alcaldesa encargada el 20 de septiembre de 2018. Vamos a explicarlo con plastilina con el fin de que no quepa la menor duda.

Es tan evidente la incompatibilidad de Wong que se transformó en inhabilidad en el momento de su inscripción. Por esta razón, ahora blanden el argumento de que a ella no le aplica porque fue alcaldesa encargada. Pero este concepto no tiene una sustentación legal ni constitucional.

Titular, encargada o designada

La ley no discrimina a qué título (elegido, designado o encargado) se le aplica a los alcaldes como a los gobernadores la incompatibilidad. Es decir, el título no importa, lo que importa son las funciones que constituyen la materialización de la incompatibilidad. Ésta se convirtió en inhabilidad cuando Yolanda Wong se inscribió dentro del período prohibitivo.

Cualquiera que sea el título o la modalidad de desempeño, tienen las mismas facultades. Esta condición ponen a alcaldes o gobernadores en ventaja material, en un eventual caso de que se inscribieran como candidatos a cualquier proceso electoral del mismo período.

“(…) Así las cosas, la prohibición dirigida al gobernador (o alcalde, que es el caso de Yolanda Wong) o a quien sea designado en su reemplazo –sin importar el título–, de inscribirse como candidato a cualquier cargo o corporación de elección popular dentro de los doce (12) meses siguientes al vencimiento del período para el cual fue elegido o designado,( …) materialmente, constituye una inhabilidad genérica para acceder a otros cargos o empleos públicos».

Corte Constitucional SU-625 de 2015

De hecho, la Corte Constitucional se refiere al artículo 31.7 de la ley 617 de 2000 cuando dice «sin importar el título» del reemplazo. Lo mismo que constituye las incompatibilidades de los alcaldes en el artículo 38.7 de la mencionada ley:

Los alcaldes, así como los que los reemplacen en el ejercicio del cargo no podrán:
7. Inscribirse como candidato a cualquier cargo de elección popular durante el período para el cual fue elegido. (Negrillas del periodista).

Ley 617 de 2000

Cuando se dice «para el cual fue elegido», por supuesto, se refiere al alcalde reemplazado y no al reemplazante. Esto es, Quinto Guerra fue elegido para el período que le faltaba a Manolo Duque. El período se vence el mes de diciembre de 2019. Por tanto todos los reemplazantes, (Sergio Londoño, Yolanda Wong y Pedrito Pereira, debían cumplir con esa prohibición de 12 meses.

Con esta argumentación, la peregrina tesis del magistrado Pérez Casas de considerar que la incompatibilidad no se aplica porque Yolanda Wong fue encargada y no designada o titular, se cae por su propio peso. Es más, el susodicho magistrado no explica de dónde sacó su exótica afirmación.

Caso Marina Lozano

Un caso emblemático para rebatir el criterio del magistrado Pérez Casas, quien con dicha ponencia pone en entredicho la buena fama del colectivo de abogados «Jaime Alvear» y de los sectores de izquierda (el Polo y Colombia Humana que lo apoyó), es el de la exgobernadora encargada Marina Lozano. La elección de esta exgobernadora como diputada fue declarada nula por el Consejo de Estado. También perdió su investidura y sancionada con 20 años de inhabilidad.

Marina Lozano fungía como secretaria de la Mujer de Norte Santander, y luego fue encargada de la gobernación. De igual manera, Yolanda Wong era la secretaria del Interior y luego fue encargada por el presidente Santos como alcaldesa, período en el cual hizo una contratación directa con el Edurbe por $81 mil millones. Este hecho la puso en ventaja respecto a los demás candidatos y se rompió el equilibrio de la democracia.

Lo que dice la Corte Constitucional

La Corte Constitucional mediante sentencia SU-625 de 2015, que es una sentencia de unificación, señaló que el elemento temporal final de la inhabilidad, evidentemente, lo materializa la fecha de la inscripción y no de la elección.

En esta sentencia de unificación sobre el caso de la gobernadora encargada del Norte de Santander Marina Lozano Ropero, la Corte advierte que ella no podía inscribirse ni mucho menos ser elegida como diputada. Desde que venció su período de encargo y hasta cuando se inscribió, sólo habían transcurrido diez (10) meses y un (1) día, circunstancia que la inhabilitaba para aspirar a ese cargo público.

Es la misma situación de Yolanda Wong, quien se inscribió 10 meses y ocho días después de haber dejado su encargatura en la alcaldía de Cartagena. Este es un precedente para que el magistrado Pérez Casas lo tuviera en cuenta. No lo hizo, porque su sentencia no está diseñada en derecho sino que es una vía de hecho violando el derecho fundamental al debido proceso. Su contenido es arbitrario y muy político que ni siquiera consultó con las pruebas allegadas por este solicitante.

Fíjese lo contundente que fue la Corte Constitucional en esta sentencia de unificación refiriéndose al caso de Marina Lozano, quien fuera gobernadora encargada. Esta sentencia también le sirvió al magistrado de la Sala Electoral del Consejo de Estado, Alberto Yepes para decretar la nulidad de la elección de Oneida Pinto como gobernadora de la guajira:

«Por consiguiente, puede afirmarse, sin hesitación alguna, que su elección como diputada estuvo precedida de una actuación manifiestamente contraria a la Constitución y a la ley, cuyo origen se retrotrae al acto de inscripción.” (Subrayas y negritas fuera de texto).

SU-625 de 2015

Lo que dice el Consejo de Estado

El Consejo de Estado, Sala Electoral, en sentencia del 7 de marzo de 2013 proferida dentro del radicado Nº 540012331000201200027-01 la Sección Primera del Consejo de Estado, decretó la nulidad de la elección de la diputada Marina Lozano:

Al constatar que el ejercicio del cargo como Gobernadora Encargada se efectuó el 28 de septiembre del año 2010 y la inscripción como candidata a la Asamblea Departamental del Norte de Santander acaeció el 29 de julio del 2011, resulta forzoso concluir que la conducta prohibitiva se materializó incluso en un término inferior a los doce (12) meses estipulados constitucionalmente para los congresistas, por lo que se constata que, en efecto, la Diputada incurrió en la incompatibilidad que en los términos del numeral 7º del artículo 31 y artículo 32 de la Ley 617 del 2000 (…)”

De igual manera, el Consejo de Estado cuando dice «al constatar que el ejercicio del cargo como Gobernadora Encargada«, no descalifica el título de encargada sino por el contrario lo resalta. El espíritu de la ley es limitar el derecho a ser elegido cuando el candidato ha tomado ilegalmente una ventaja material con respecto a los demás.

Te puede interesar: En la alcaldía de Cartagena ¿no hay por quién votar?

La ventaja de Yolanda

¿Acaso Yolanda Wong no tiene ventaja material con respecto a Fernando Araújo, William García, Adelina Covo, William Dau Chamatt, Germán Viana, Nabil Báladi, Armando Córdoba, Wilman Herrera Imitola, Claudia Fadul, Jaime Hernández Amín, Sergio Londoño Zurek y Rosmery Torres? Desde luego que si la tiene.

Haber contratado en forma directa $81 mil millones, nombrado secretarios que todavía están en el cargo y decisiones trascendentales en las juntas directivas de Aguas de Cartagena y demás entidades del Distrito, se constituyen en una ventaja material pero ilegal.

Si la ponencia del magistrado Pérez Casas es acogida por mayoría, presentaré una acción de tutela para proteger mi derecho fundamental al debido proceso. De esta manera evitaríamos un perjuicio irremediable para Cartagena. Lo mismo nos sucedió con Quinto Guerra, cuya inscripción aprobada por el CNE, fue declarada nula y, por tanto su elección, por el Consejo de Estado. Quinto se inscribió inhabilitado. Y los cartageneros conocemos las consecuencias.

Categorías
Análisis

10 días de vida para candidatura de wong por virus maligno: la inhabilidad


Tal vez 10 días le quedan a Yolanda Wong para seguir bailando en la fiesta electoral por la alcaldía de Cartagena. Como alcaldesa encargada contrató en forma directa más de $81 mil millones con Edurbe.

Quizás 10 días de vida le queda a la candidatura de Yolanda Wong. Está moribunda. Tiene pronóstico reservado. Después de entrar a la UCI del Consejo Nacional Electoral (CNE) acusada de un virus maligno, el fantasma de la inhabilidad.

En la audiencia pública, donde participamos como solicitantes de la revocatoria de su inscripción a la candidatura de la alcaldía de Cartagena, se diagnosticó el virus maligno. ¿Cuándo adquirió ese virus maligno? Sin duda, el día de su inscripción, 25 de julio de 2019.

¿Cómo adquirió ese virus? Rompió el régimen de incompatibilidades establecido por la ley 617 de 2000, específicamente el artículo 38 numeral 7 donde se señala que los alcaldes o quienes los reemplacen, no podrán inscribirse como candidatos a corporaciones públicas o cargos de elección popular 12 meses después de haber dejado esa función pública.

¿Quién salvará a Yolanda Wong de la debacle del virus maligno? ¿El CNE? ¿El partido de la U? ¿Sus financistas? ¿Javier Cáceres Leal? Si el CNE obra en derecho, a la Wong no la salva ni Mandrake: en 10 días le darían la defunción de su candidatura.

El virus maligno

Después de la audiencia, la candidatura de Wong quedó moribunda. Tiene pronóstico reservado. Hasta el abogado defensor de la Wong, Héctor Alfonso Carvajal, lo traicionó el inconsciente. Dijo en plena audiencia:

“La doctora Yolanda Wong está inhabilitada”.

Y aunque fue un lapsus lingue, habló su inconsciente, porque los argumentos esgrimidos solamente le sirvieron para hundir más a su defendida que padece el virus maligno de la inhabilidad.

El abogado Carvajal, quien es o hizo parte del equipo de los Toncel, dijo que el artículo 38.7 se refiere a los alcaldes elegidos y no a los encargados. Esta es una interpretación exótica, ya que la jurisprudencia explica que la limitación de los 12 meses es para evitar que haya desequilibrio en un debate electoral.

Una exalcaldesa como Yolanda Wong, quien entregó hace 10 meses más de $81 mil millones en contratación directa con el Edurbe, que se presente como candidata a la alcaldía en el mismo período de gobierno, rompe el desequilibrio en el debate electoral y es una forma tramposa de adquirir ventaja sobre los demás.

El galimatías jurídico de Wong

El abogado Carvajal apeló a un galimatías jurídico que solamente lo entendió él. El mismo presidente de la audiencia del CNE, Luis Guillermo Pérez Casas, le llamó la atención exigiéndole respeto a los solicitantes, Raúl Bustamante y Lucio Torres.

La defensa de Yolanda Wong se basa en el concepto de que ella fue alcaldesa encargada y, por tanto, el régimen de incompatibilidades no le afecta.

Sin embargo, en la audiencia del CNE quedó evidenciado, por parte de los solicitantes, que la candidata violó el régimen de incompatibilidades (Ley 617 de 2000) cuando se inscribió el 25 de julio de 2019, ya que había dejado el cargo de alcaldesa el 20 de septiembre de 2019. El artículo 38.7 de la mencionada ley establece que la prohibición de los alcaldes, “o quienes lo reemplacen”, no podrán inscribirse como candidatos a cargo de elección popular dentro de los 12 meses después de la dejación de su cargo.

Como Yolanda Wong cumplió solo 10 meses hasta el día de su inscripción, 25 de julio de 2019, hizo trizas el régimen de incompatibilidades que establece 12 meses, por lo cual se produjo una inhabilidad sobreviniente.

¿Qué viene?

En esta semana se debe redactar la ponencia de Pérez Casas, magistrado que presidió la audiencia, y será debatida en la próxima plenaria del CNE, que hasta hora no se conoce fecha.

Si la ponencia de Pérez Casas le da la razón a los solicitantes de la revocatoria y la plenaria lo ratifica, tal decisión se le comunica a la Registraduría Nacional para que retire legalmente la candidatura de la Wong. Entonces el virus maligno habría diluido el sueño de la alcaldía de Cartagena.

En tanto que si la ponencia de Pérez Casas es exterminar el virus maligno de la inhabilidad, como lo señalan los solicitantes, es decir, positiva, pero la plenaria del CNE la rechaza, se debe hacer un nuevo sorteo para escoger a otro magistrado.

Si eso es así, se convocaría a una última plenaria antes del 27 de septiembre de 2019 para dar a conocer la suerte de la candidatura de la Wong. Como se ve, la campaña de Yolanda Wong entra a una muerte lenta por el virus maligno de la inhabilidad.