Categorías
Investigación

¿Favores sexuales en la cárcel distrital de San Diego? (II) Interna sale en defensa de guardián

Esta imagen artística es cortesía. No tiene otro fin que ilustrar la información de un hecho tabú. Agradezco a las artistas que participaron en esta danza y al fotógrafo que tomó la escena.

Susy, una de las internas involucradas en la riña del pasado 12 de mayo en la cárcel de mujeres, luego de leer la primera entrega de ¿Favores sexuales en la cárcel distrital de San Diego?donde se cuestionó el presunto abuso de poder de un guardián para tener favores sexuales de internas, salió en defensa del jefe de guardia de la penitenciaría y consideró que ella no tiene ninguna relación sentimental con el servidor público, y todo se debe a una retaliación.

(Te puede interesar: ¿Favores sexuales en cárcel distrital de San Diego? Directora toma medidas disciplinarias).

También dijo que existen algunas internas que carecen de credibilidad por su comportamiento antisocial y adicción a las drogas que las llevan a mentir y manipular la realidad. Que su enfrentamiento con la Barranquillera no fue por razones pasionales ni nada parecido.

Susy le dijo al periodista:

«Acá hay tráfico de drogas, porque hay adictas. Es un problema que se sabe, pero que no se toca. Creo que es una manipulación la que unas internas tratan de hacer en contra del guardián. Tengo entendido que él ha decomisado más drogas que otro en esta cárcel».

Con el fin de desatar el lío, conversé con el que fuera jefe de guardia de la cárcel de San Diego acusado de recibir «favores sexuales», y cuyo nombre omito para no afectar la investigación ni el buen nombre de los protagonistas de esta historia hasta que el proceso disciplinario lo den a conocer oficialmente. El guardián manifestó:

«No se de dónde viene esa información que me perjudica, ya que tengo mi esposa y mis hijos. Soy el guardián que más drogas he decomisado  en el penal. La otra vez decomisé cerca de 180 gramos de «perico» a una de las internas, y ya lo he hecho en seis oportunidades. Creo que esta es la causa para que me difamen y afecten mis derechos. Algunas internas que no se sienten bien porque cumplo con mi trabajo, pueden estar detrás de este hecho».

Ante esta realidad, es decir, de que existe un problema de fondo que afecta la sana convivencia interior, vale la pena preguntar:

¿Qué papel debe asumir la directora Judith Figueroa? De hecho, si hay una denuncia debe darle el trámite correspondiente para no pecar de omisión, porque si no lo hace, ella respondería disciplinariamente. En tanto al guardia se le debe respetar el debido proceso. ¿Puede Judith Figueroa cambiarle el rumbo a la cárcel y construir convivencia? ¿Tendrá la suficiente templanza y diligencia para tomar el toro por los cachos?

Pero surge una pregunta problemática: ¿Por qué no le han dedicado una parte de los $1.800 millones de presupuesto del plantel correccional para construir convivencia social, prevenir la adicción a sustancias psicoactivas y mejorar la salud mental de las internas y de los guardias para garantizar la no repetición delos delitos? Judith Figueroa y Yolanda Wong ¡tienen la palabra!

Categorías
Investigación

¿Favores sexuales en cárcel distrital de San Diego? Directora toma medidas disciplinarias

Judith Figueroa, directora de la cárcel distrital San Diego de Cartagena.

El jefe de guardia de la cárcel distrital de mujeres San Diego de Cartagena, aunque no participó directamente, fue el principal protagonista de una riña de dos internas. En el descargo que hicieron las detenidas, el lugar común era el guardián. No solo se le acusaba de tener unas relaciones inapropiadas con una sino con dos internas, y probablemente a cambio de favores sexuales, valiéndose de su relación de poder como jefe de guardia.

Ante esa situación, por petición de la directora del centro carcelario femenino, Judith Figueroa López, le solicitó a la oficina jurídica iniciar un proceso disciplinario contra quien fuera jefe de guardianes. En tanto el correspondiente expediente debe estar llegando en los próximos días a la oficina de Control Disciplinario del Distrito.

Si bien el proceso disciplinario se encuentra en etapa de indagación, el hecho trascendió porque una de las internas —la «Barranquillera«— protagonizó una riña interna el pasado 12 de mayo de 2018 contra Susy, porque estaba defendiendo el buen nombre de una de sus compañeras de celda y amiga —Flor— acusada por la otra de estarse acostando con el jefe de guardia. La pelea comenzó porque le mostró, presuntamente, una foto desnuda de Flor. Pero Susy le dijo que se la había entregado el guardián Argel Medina. Lo cierto es que Susy aceptó que si «vacilaba» con el guardián.

Susy y la Barranquillera fueron llamadas a descargos. En el careo se evidenció que Susy efectivamente tenía una relación con el guardián que también lo tenía con Flor, a juzgar por la foto desnuda que dice la Barranquillera que Susy le mostró.

Pero el problema no termina allí. Una fuente, cuyo nombre no quiso que revelara, me dijo que posterior al inicio del proceso disciplinario, el guardia se acercó a la directora para que le ayudara y evitara que el proceso disciplinario siguiera, pero se encontró que ya había sido remitido a la oficina de Control Disciplinario. Ante esta situación, presuntamente el guardia afectado le manifestó que sus días estaban contados como directora de la cárcel.

Como el guardia tiene su jefe político —cuyo nombre no menciono para que el lío no sea más grande— que le votó a Quinto Guerra, es muy probable que la directora de la cárcel de San Diego, Judith Figueroa López, sea reemplazada en los próximos días, como se dice en los pasillos del centro carcelario. Sin embargo, pueden ser falsas especies para amedrentar a la trabajadora social que llegó a esa cárcel para dignificar los derechos de las internas, tal como lo manifestó en una entrevista que realizamos cuando fue nombrada en el cargo.

(Le puede interesar: No soy carcelera, soy una promotora de la dignidad humana: Judith Figueroa)

La cárcel de San Diego tiene un presupuesto oficial de $1.800 millones más los recursos destinados para su traslado. Pero es un recurso que maneja directamente Yolanda Wong Baldiris, quien cumple una función binaria: Secretaria del Interior y alcaldesa encargada. Todos los cargos y movimientos son determinados por la secretaría del Interior.

De todos modos, la ley es la ley, y Yolanda Wong respaldaría a la directora Judith Figueroa en su afán de disciplinar conductas inapropiadas de guardianes que suelen valerse de su relación de poder para tener favores sexuales. Figueroa ha sido como una madre para muchas internas que por cualquier circunstancias de la vida y por su mala cabeza, llegaron a esos decrépitos y ruinosos pabellones que nos recuerda a las cárceles del medioevo.

*Los nombres fueron cambiados para no entorpecer la investigación.