Categorías
Análisis

Wong, Pardo y Joiser desaparecieron $2.120 millones por arte de magia (II)

Aquí Yolanda Wong, en su calidad de alcaldesa, muestra los planos de lo que será la Estación de Policía de El Pozón. Son $15 que se están invirtiendo en esta obra.

Las pruebas que tiene la fiscalía contra Yolanda Wong (exalcaldesa y candidata a la alcaldía), Bernardo Pardo Ramos (gerente de Edurbe) y Joiser Martínez (contratista), dentro del caso de las 15 inspecciones de policía, son contundentes. El juez de garantías de la vista pública del 3 de octubre, no dudaría en imponerles medidas de aseguramiento a los tres encartados por la desaparición de $2.120 millones como por arte de magia.

Tal consecuencia (la medida de aseguramiento) no es una mera especulación. En la conducta de los implicados hay un concurso de delitos contra la administración que la Fiscalía 60 de Cartagena sustentará ante el juez de garantías de la audiencia pública con el fin de pedirle una medida de aseguramiento intramural.

Te puede interesar: Medida de aseguramiento contra Wong

Los delitos que se les imputarían son: peculado por apropiación, contratos sin el lleno de requisito, falsedad, usurpación de funciones públicas y, el más grave, concierto para delinquir. La pena de estos delitos sobrepasaría los 8 años de prisión, por lo cual es casi seguro que el juez les impondría una medida de aseguramiento, ya sea intramural o domiciliaria.

Modificación del contrato

A los protagonistas de esta historia se les achaca haber modificado ilegalmente el objeto del contrato. Éste estaba destinado para la reparación, refacción y dotación de instrumentos de seguridad a 15 inspecciones de Policía del Distrito de Cartagena.

Como lo revelamos en la primera entrega, Yolanda Wong Baldiris, en representación del Distrito, firmó el convenio administrativo No 001 de 2018. El presupuesto fue de $2.120 millones. As su vez, El Edurbe contrató el Consorcio Inspecciones 2018, representado por Joiser Martínez, uno de los 21 contratistas procesados por corrupción en Cardique.

El contratista no cumplió cabalmente el objeto social de la contratación, ya que muchas obras no se hicieron o se hicieron incompletas. De las 15 inspecciones intervenidas, por lo menos, tenemos evidencias de que en 5 no cumplieron con las actividades contratadas.

¡14 cámaras de seguridad en 40 mts2!


En la Inspección 20 de Julio, el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira, escucha con atención al gerente de Edurbe, Bernardo Pardo, sobre el informe de las obras. ¿Y las cámaras? Cortesía.

En la Inspección de Policía del barrio 20 de Julio, por ejemplo, se contrató 14 cámaras para cubrir un área de 40 mts2, que es el espacio de construcción de ese despacho. Es una exageración que carece de justificación. Solo comparable con las famosas pechugas de $40 mil que el contratista del Plan de Alimentación Escolar (PAE) le metió al Distrito en el gobierno de Manolo Duque.

Las 14 cámaras tienen un costo, incluyendo la instalación, de $70 millones. Es decir, $5 millones por cámara. Lo curio es que durante la inauguración de la obra, el 10 de octubre de 2018, por parte del alcalde Pedrito Pereira Caballero, no se vieron las 14 cámaras. Pereira Caballero no se dio cuenta, porque solo tenía 20 días desde que Yolanda Wong le entregó el mando de la alcaldía.

Desaparecieron $2.120 millones de la misma forma como lo hicieron con el presupuesto de las obras de esta inspección de policía. Para esta obra destinaron $182 millones y las solas cámaras tienen un costo de $70 millones.

Desaparecieron $2.120 millones

Yolanda Wong, Bernardo Pardo y Joiser Martínez, son unos verdaderos magos con los recursos públicos. El contrato lo ejecutaron en tres meses. En este tiempo desaparecieron $2.120 millones, cual si fueran brillantes alumnos del mago más famoso de todos los tiempos: Harry Houdini. Frente a los ojos de todos chasquearon sus dedos y desaparecieron ese dinero. No se sabe en qué bolsillos se encuentran.

Las autoridades competentes deben investigar el desagüe de este dinero. Establecer si parte del presupuesto hoy se está «invirtiedo» en la gran empresa electoral de Wong.

Seguramente Yolanda Wong salvará su campaña en el CNE, pero la fiscalía le respira al oído. Los tres encartados estarán sentados en la banca de los acusados escuchando la imputación de cargos que le hará el fiscal 60 de Cartagena. Ellos (Wong, Pardo y Martínez) son unos magos muy finos. Desaparecieron $2.120 millones frente a los ojos de los cartageneros.

Próxima entrega: Se aprobaron obras en predios que no son del Distrito. Las inspecciones judiciales del CTI y la audiencia del 3 de octubre.

Categorías
Análisis

El viacrucis de Wong y Blel podría terminar el 2 de octubre

El viacrucis de Yolanda Wong Baldiris, la popular China, a la alcaldía de Cartagena, y de Vicentico Blel Scaff, a la gobernación de Bolívar, en gran parte se puede resolver este 2 de octubre de 2019. Este día la plenaria del Consejo Nacional Electora CNE, votará las resoluciones que rechazarán o aceptarán la inscripción de las dos candidaturas.

En sala se encuentra un NUEVO proyecto de resolución sobre la solicitud de revocatoria de la inscripción que hicimos de la inscripción de Yolanda Wong. En este caso, el abogado Raúl Bustamante recusó al magistrado ponente Luis Guillermo Pérez Casas. Si la recusación la aceptan, deberá cambiarse de ponente.

El CNE no pudo resolverle la situación a Wong el pasado 25 de septiembre. Sin duda debe hacerlo el próximo miércoles 2 de octubre, a menos de 25 días de finalizar la contienda electoral.

Te puede interesar: 10 días de vida para candidatura de Wong

El viacrucis de Wong

Te puede interesar: CNE define la suerte de Wong

Las dos candidaturas están en el ojo del huracán por cuenta de varios escándalos de corrupción. El viacrucis de Wong es por sus propios actos como alcaldesa encargada de Cartagena en reemplazo de Antonio Quinto Guerra entre el 4 de junio y 20 de septiembre de 2018. En ese período hizo de todo y violó la ley 80 de 1994, es decir, ley de contratación.

Lo cierto es que la ponencia inicial del magistrado Pérez que, según El Espectador, favorecía a Wong, fue cambiada. Hoy, en Sala está un proyecto de resolución totalmente diferente, pero no sabemos en qué sentido va. Si bien es cierto que se espera una revocatoria de la inscripción de Yolanda Wong por inhabilidad general, no es menos cierto que en el seno del CNE muchas veces las decisiones contrarían la ley y la constitución.

Como se recordará, en abril de 2018, el CNE falló favorable a la solicitud de revocatoria de Antonio Quinto Guerra, profundizando la crisis de inestabilidad de Cartagena. Esta decisión desafió la normatividad vigente y las pruebas contundentes que se encontraban en el proceso. El Consejo de Estado, hace dos meses, confirmó la tesis del magistrado de ese entonces del CNE, Armando Novoa, según la cual Guerra estaba inhabilitado. Se anuló su elección y solo duró 15 días en el cargo.

Te puede interesar: Fuerzas oscuras asediaron al magistrado Pérez

La revocatoria de Blel

El viacrucis de Wong es diferente al de Blel. La candidatura de Vicente Blel Scaff carga una pesada cruz en el tramo final de la campaña a la gobernación de Bolívar. A raíz del escándalo que produjo la difusión de 16 audios editados y publicados en segmentos por la WRadio, el país volvió los ojos a la campaña por la gobernación de Bolívar que había entrado en un estado de sopor.

Sin embargo, por cuenta de una solicitud de revocatoria de la inscripción de Blel del abogado, José Abuchaibe Escolar, el CNE abocó la investigación con el radicado número 25207-19. La solicitud se basa en que la coalición que inscribió a Blel se encuentra el partido de la U que también coavaló la candidatura de Hernando Padauí Álvarez.

Blel en manos de Lacouture

La investigación de la revocatoria de Blel la realiza el magistrado Jaime Luis Lacouture Peñaloza. El miércoles 25 de septiembre emitió el auto No 279-2019 mediante el cual le solicita a los partidos de la U y a Cambio Radical que le certifique si suscribieron una coalición para inscribir las candidaturas de Hernando Padauí y de Vicente Blel.

Si la respuesta es positiva, es decir, si se certifica que el partido de la U estuvo en los dos acuerdos de coalición, una de las dos campañas se caerá y le dirá «chao, pescao» a la gobernación de Bolívar. ¿Cuál de las dos? Sin duda será la última que recibió el apoyo del partido de la U. ¿Qué campaña? De acuerdo a las pruebas allegadas por el solicitante, la de Vicente Blel.

No obstante, para que tomen una decisión en ese sentido se deben dar dos hechos. Uno. Que efectivamente el partido de la U esté en las dos coaliciones. Dos. Que la Registraduría haya recibido la documentación de la U en el momento de la inscripción de Picho Padauí. Si esto es así, indudablemente se caería la candidatura de Blel. Pero si no es así, ésta continuará hasta el 27 de octubre soportando una cruz que no es de él.

Fase decisiva

Entramos en la fase definitiva de las campañas electorales. La primera semana de octubre se decantan las diferentes candidaturas en esta coyuntura electoral para definir el poder político local y regional de Colombia.

En Bolívar y Cartagena el electorado está a la expectativa por lo que pueda suceder con las candidaturas de Vicentico Blel (gobernación) y de Yolanda Wong alcaldía de Cartagena). El principal protagonista es el partido de la U, partido que en Bolívar y Cartagena maneja con el dedo meñique Juancho García, el destacado senador condenado por corrupción.

En efecto, el partido de la U inscribió a Yolanda Wong Baldiris a sabiendas que estaba inhabilitada, y solo se limitó a solicitar los certificados de la ventanilla única de la Procuraduría y de la Contraloría. Algunas fuentes indican que solicitaron conceptos sobre la inhabilidad de Yolanda Wong, los cuales les fueron desfavorables, pero peso a ello continuaron con la irregularidad.

¿Fin del viacrucis de Wong?

Las dos candidaturas (Wong y Blel) están en el ojo del huracán. La de Wong por los escándalos de corrupción con el Edurbe, la Cárcel de Mujeres y las inspecciones de policía de Cartagena. La de Vicentico por causa de la difusión de los audios de su padre Vicente Blel y de su primo, Miguel Torres Scaff, gerente de Aguas de Bolívar, recientemente separado por el gobernador Dumek Turbay.

No se sabe si el Monte Calvario será la cruxifición de los dos candidatos. Pero el viacrucis de Wong y Blel, realmente no terminaría el 2 de octubre. Wong tiene una citación en la fiscalía el 3 de octubre y podría caer entre los barrotes de la cárcel de San Diego, la misma cárcel escenario de sus actos administrativos que hoy también la tiene en el ojo del huracán.

La cruz de Wong es de su propia cosecha. La de Blel es ajena, la del pasado non sancto de su padre, el médico y exsenador condenado por parapolítica, Vicente Blel Saad. El viacrucis de Wong, de hecho, no se terminará el 2 de octubre con la decisión del CNE. La cruz la cargará hasta el Monte Calvario marcado por varias investigaciones penales y disciplinarias. Wong terminaría en la cárcel o inhabilitada.

Categorías
Análisis

Alcaldía de Cartagena: ¿no hay por quién votar? (I)

Virtualmente Yolanda sería la que podría disputarle la alcaldía a William García.
Yolanda se aferra a los barrotes para que el vendaval William no la arrastre.

En estas elecciones por la alcaldía de Cartagena ¿es más de lo mismo? ¿No hay por quién votar? Mi respuesta es clara: Sí hay. Aunque estemos lejos de construir una alcaldía transformadora, podemos darle salida a una década de crisis de inestabilidad gubernamental. Y esto es importante para la Cartagena del Despeluque.

El 5 de agosto la Registraduría Nacional solamente le validó 47 mil firmas a Cartagena Heroica, de las 50 mil que necesitábamos para continuar en campaña como candidato a la alcaldía. Por esta razón haré los esfuerzos para ser lo más objetivo en este análisis.

Una cosa es que haya a quién elegir y otra que los candidatos y candidatas se ganen ese favor. Las encuestas en nuestro medio determinan muchas veces la intención de los electores. Ellas te señalan una intención pero no necesariamente te deben marcar la tendencia.

Candidatos al por mayor

Los hijos de las élites cartageneras. Vieja y nueva generación.

Cuando salió Yolanda Wong como candidata fue arrolladora. Duplicaba en las encuestas a William García. Ahora que la montaña comienza a empinarse, es todo lo contrario. Yolanda se quedó estancada y cayó en las preferencias electorales.

¿Por quién votar? ¿Quién le pueda disputar la alcaldía a William García? En las elecciones pasadas a la gobernación de Bolívar, Yolanda salió arrolladora. Pero finalmente fue arrollada por Dumek Turbay, quien le duplicó en la votación.

Pero hay candidatos por quién votar. Los candidatos que tenemos son: Adelina Covo, Yolanda Wong, William García Tirado, William Dau Chamatt, Germán Viana, Nabil Báladi, Armando Córdoba, Wilman Herrera Imitola, Fernando Araújo Perdomo, Claudia Fadul, Jaime Hernández Amín, Sergio Londoño Zurek y Rosmery Torres. Los únicos que se han destacado del pelotón son William García y Yolanda Wong. Es extraño que Fernando Araújo, de evidente maquinaria, no haya salido del cascarón.

Cuatro bloques por quién votar

A los candidatos los podemos clasificar en cuatro bloques. Un bloque con maquinarias: Yolanda Wong (U), William García (CJL), y Fernando Araújo (firmas, CD y MIRA). El bloque de las élites: Sergio Londoño (CR), Claudia Fadul (CC y firmas), Jaime Hernández (firmas) y William Dau (firmas). El bloque de la izquierda: Nabil Baladi (Polo y Mais), Adelina Covo (UP-Colombia Humana), Rosmery Torres (Farc) y Armando Córdoba (Verde). Los alternativos: Germán Viana (Aico-Frente Amplio), Wilman Herrera (Pre) y Minerva Romero (Ada).

Puede que esta clasificación sea arbitraria, pero se tomó en cuenta parámetros como los partidos políticos que los respaldan y antecedentes políticos y sociales. Por ejemplo, Nabil podría estar en el bloque de las élites. Pero se diferencia porque es apoyado por dos partidos caracterizados de la izquierda. Lo mismo podríamos decir de Adelina Covo o del mismo Germán Viana.

¿En el mismo lodazal?

¿William García Tirado y Yolanda Wong Baldiris merecen estar en el mismo saco? ¡No! García Tirado quien nada tiene que ver con la Casa García Romero- pertenece a otra estirpe de políticos tradicionales. Desde que rompió palitos con su antiguo socio Javier Cáceres Leal, se desmarcó y creó su propia dinámica política. Cáceres es el adalid que Yolanda tiene para el CNE y para dispararle a la campaña de W.G.T.

Poner en el mismo lodazal a los candidatos y candidatas a la alcaldía de Cartagena de Indias, sería una injusticia. O decir que solamente hay dos candidatos de los 14 que continúan en la palestra, sería una afrenta contra los demás. Lo cierto es que solamente del pelotón, hasta ahora, sobresalen en las preferencias dos: William García y Yolanda Wong.

García Tirado y Corvivienda

Tras bambalinas, Javier Cáceres es el adalid de Yolanda Wong en el CNE y su arremetida contra W.G.T.

Desde el periodismo comprometido con la verdad ¿qué se puede decir del paso de William García por Corvivienda? Hasta ahora, no se ha demostrado una irregularidad protuberante contra la buena costumbre de la administración pública. Si no hay hechos concretos, lo demás es comentario, es opinión.

Edificio Aquarela. Este proyecto existe desde 2015. O sea, antes de que llegara a Corvivienda. La construcción del edificio fue parado por razones legales, la resolución donde él le daba el visto bueno (2017) estaba condicionada y amarrada a la resolución de 2015. Nunca se hizo efectiva.

Urbanización Ciudadela de la Paz. Un ciudadano anónimo presentó la denuncia el 4 de septiembre ante la Procuraduría Provincial. Luego lo hizo la candidata Adelina Covo. Por el correo de las brujas, se dijo que se busca utilizar la influencia de Javier Cáceres en esa institución para amargarle la vida a William García Tirado. Éste respondió que la adjudicación del lote se hizo con la trazabilidad que ello demanda. Además, dijo que el costo del metro cuadrado es muy favorable para el proyecto.

¿Qué otra irregularidad se le puede demostrar? Que sea un político tradicional, sí. Que haga acuerdos políticos tradicionales, si. Que tenga maquinaria política, si. ¿Pero eso hace de William García un político corrupto? No. La presunción aceptación de una cosa como verdadera a partir de ciertas señales o indicios, sin tener certeza completa de ello es una canallada. Como investigador, parto de hechos, pruebas y de una argumentación razonable.

Fake news

A diferencia de William Dau, a quien le había llegado la información de que Lucio Torres iba apoyar a Yolanda Wong, lo cual era un fake
news, probablemente creado por amigos de Cáceres o de la misma Yolanda. Y Dau me decía por Messenger:

«¡Lucio no lo puedo creer! Dime que no es cierto».

Por supuesto que no es cierto. Como William Dau parte de información sin confirmar, sin ningún rigor de investigación y con la lengua suelta, podía creer en esas malas especies, noticias falsas. Pero parece que Dau ni siquiera había leído el primer informe que hice sobre la inhabilidad de Wong. Es fácil hablar sin investigar. A Lucio Torres no le une nada con Wong. No saldría con ella ni a la esquina.

Distinto a las investigaciones periodísticas que realizamos contra las maquinarias de la corrupción en Cartagena y Bolívar. Son estudios serios de casos de corrupción que me produjeron amenazas de muerte y procesos judiciales. Todos los gané.

La presunción no es una buena consejera para abogados ni periodistas que tenemos que hablar con la verdad. O de lo contrario, quedamos como verdaderas planilleras que hacen daño con la lengua.

Wong, la exalcaldesa

Te puede interesar: Wong ¡sí está inhabilitada!

El caso de Yolanda Wong (U) es muy diferente al de William García. Es una persona escaladora. Pasa por encima de quién sea. Busca ventajas. No le interesa si es legal o no, porque cree que lo puede dominar todo.

Cuando fue alcaldesa encargada, en solo 3 meses y medio hizo hasta para vender. Le pidió la renuncia a todos para tener la posibilidad de colocar sus fichas políticas reemplazando a las de Quinto Guerra. Utilizó a Edurbe para evadir la licitación pública. Contrató en forma directa más de $81 mil millones entre junio y agosto de 2018. Todo esto le dió una ventaja ilegal con respecto a los demás candidatos.

¿Y si el CNE la inhabilita?

La candidata de la U sabía que se inhabilitaría si se inscribía como candidata a la alcaldía de Cartagena. Cobrar el tiro de esquina (actuación como alcaldesa) y luego cabecearlo (como candidata) es una ventaja estratégica. Pidió conceptos de su inhabilidad. Le dijeron que si se inscribía, se inhabilitaría. No aceptó esos conceptos profesionales. Y ahí la vemos, al buen estilo de Quinto Guerra: inhabilitada.

Lea: 10 días de vida a candidatura de Wong

Si inhabilitan a Wong, su maquinaria se dispersaría para cuatro candidatos: Sergio Londoño, Fernando Araújo, Adelina Covo y William García. ¿Por qué? Es tema de otra entrega. Por ahora, William García es imparable. Yolanda Wong se quedó rezagada. Sus financistas le cortaron el chorro. Lo que le queda es intensificar la publicidad antes de que le salga el fallo del Consejo Nacional Electoral-CNE.

El síndrome Gossaín

Solo faltan 41 días para conocer los resultados electorales. Es poco tiempo para que haya un cambio brusco en las tendencias. Esta semana será crucial para las elecciones de Cartagena. Vendrán noticias del CNE y de la Registraduría Nacional.

Parece que en ninguno de los cuatro bloques hay algún candidato que le pise los talones a García Tirado. Sin embargo, puede suceder el síndrome del triunfador. A un mes de las elecciones, Juan Carlos Gossaín (2007) se sentía ganador y siguió a media máquina. El día de las elecciones, la Registraduría lo despertó de su sueño. Ganadora: Judith Pinedo. El sueño se le transformó en una pesadilla.

Hay por quién votar. Podría presentarse una disfuncionalidad. Y es lo que esperan los diferentes candidatos. Esperan que el síndrome Gossaín se presente en la campaña de William García.

¿Quién puede disputarle ahora la alcaldía a W.G.T.? A menos de 41 días Y.W.B. está en el tibiri-tabara y ninguno de los demás candidatos se ha hecho visible ante los votantes. Todo indica que el próximo alcalde, sin duda, es W.G.T., siempre y cuando no se aparezca el síndrome Gossaín.

Categorías
Análisis

La inhabilidad de Wong no es un cuento chino (II)

Yolanda «China» Wong con el concejal Rodrigo «Champe Reyes», el rey de las OPS. La fuerza de la inhabilidad.

El régimen de inhabilidades e incompatibilidades que se le debe aplicar a Yolanda Wong es el artículo 38 de la ley 617 de 2000. El tiempo que transcurrió entre su retiro como alcaldesa y su inscripción como candidata a la alcaldía es de 10 meses y 12 días. Su inhabilidad puya el ojo. Por tanto, la inhabilidad de Wong no es un cuento chino.

El enfoque de la inhabilidad de Yolanda Wong parte de que fue alcaldesa encargada dentro de los 12 meses antes de la inscripción y no del día de las elecciones. Si ella hubiese sido nada más Secretaria del Interior, su inhabilidad hubiese sido discutible, como lo fue el caso de Quinto. Pero el caso de Wong es tan claro que realmente puya al ojo.

Advertencia

Cuando advertimos de la inhabilidad de Antonio Quinto Guerra, algunos parientes se fueron lanza en ristre contra mí. No me escucharon. No tenía nada personal contra Quinto. En los diferentes artículos que publiqué insistí de su inhabilidad hasta cuando fue elegido alcalde. Y no escribí más nada sobre el caso hasta cuando el Tribunal Administrativo de Bolívar se pronunció y lo suspendió.

De la misma manera publicaré varios artículos bien documentados sobre la inhabilidad de Yolanda Wong. Si me quieren oir que me oigan. Pero Cartagena no merece ser sometida, por segunda vez, a una suerte de incertidumbre como cuando Quinto Guerra, quien no alcanzó a ser alcalde sino 14 días efectivos. Cartagena se merece otra suerte, y depende de sus electores.

Le puede interesar: Wong, ¡sí está inhabilitada!

Escuche procurador

Al oído del procurador Fernando Carrillo. Yolanda Wong se retiró como alcaldesa encargada de Cartagena el día que Pedrito Pereira se posesionó como alcalde designado por el presidente Iván Duque mediante decreto 1790 del 19 de septiembre de 2018.

Yolanda Wong fue designada alcaldesa encargada por el presidente Juan Manuel Santos a través del decreto 949 del 3 de junio de 2018. O sea que la Wong duró tres meses y 16 días en reemplazo de Antonio Quinto Guerra.

El Consejo de Estado establece una metodología para verificar la inhabilidad de un servidor público. Señala que se debe tener en cuenta dos extremos del tiempo. Uno que indica el inicio y el otro que marca el final. Pero es la misma Corte Constitucional la que cierra el caso de las inhabilidades con su jurisprudencia.

«Así las cosas, la Corte no solo mantuvo incólume la postura adoptada por la Sección Primera del Consejo de Estado en la que se determinó que el extremo temporal final de la inhabilidad era el de la inscripción, sino que además avaló dicha tesis al sostener que la prohibición implicaba que “quien hubiese ejercido como gobernador (o alcalde, que es nuestro caso) y se inscriba como candidato a cualquier cargo o corporación de elección popular dentro de los doce (12) meses siguientes a la cesación de sus funciones, incurre en causal de inhabilidad”.

Sentencia SU-515 de 2013

Le puede interesar: Mala comprensión lectora del «amante bandido» de la exalcaldesa Yolanda Wong.

No es un cuento chino

La inhabilidad de Wong es diciente. No es un cuento chino. Las inhabilidades e incompatibilidades para la gobernación como para la alcaldía son iguales. La fecha que mata la aspiración de Yolanda es el extremo final temporal, la fecha de inscripción: 26 de julio de 2019. Si fuera la fecha de elección, 27 de octubre de 2019, su aspiración quedaría incólume.

La fecha que debemos tener en cuenta, y que se constituye en un extremo inicial del tiempo para establecer su inhabilidad, es el 19 de septiembre de 2018. En este día Pedrito Pereira se posesiona como alcalde encargado, y cesa sus funciones como alcaldesa encargada la protagonista de nuestra historia, Yolanda Wong.

El otro extremo del tiempo para establecer la inhabilidad, es el 26 de julio de 2019, día en que se inscribió como candidata a la alcaldía de Cartagena.

Se les fueron las luces a la China

Yolanda Wong es una prestante abogada especializada. Y tiene muy buenos amigos abogados. ¿Por qué se les fueron las luces? A veces el afán de amasar fortuna ciega a los seres humanos. Cuando se creyó que se le apareció la virgen con la encargatura, en realidad lo que se le apareció fue el abismo. Hoy está a punto de caer.

En aquella oportunidad dije que la popular China se podía quedar hasta diciembre de 2019, si así lo quería. Y lo hubiera conseguido con la ayuda de los exsenadores Juancho García y Javier Cáceres Leal, amigos de Álvaro Uribe y socios directos de la Wong.

Aunque una fuente cercana me manifiesta que Juancho García está molesto con la China porque ella sacó las uñas más largas que él en los negocios que gravitaron sobre Edurbe. Pero Wong quería asegurar la financiación de su campaña a la alcaldía, y los dos se necesitaban mutuamente.

Es decir, era un maridaje por conveniencia. El compromiso era que Juancho le consiguiera el aval con el partido de la U, ya que ella logró elegir a Alonso del Río a la Cámara y a su hijo Andrés Felipe al senado. Los negocios de la China son complejos y cuenta con un respaldo también complicado. Eso no le gusta mucho a Juancho pero ambos se atraen, porque tienen lugares comunes y, repito, se necesitan.

Cuando se le apareció la virgen

A Yolanda Wong se le apareció la virgen con la encargatura de la alcaldía. Juancho García y Sergio Londoño le hicieron el milagro. Ellos la recomendaron ante el presidente Santos.

¿Y cómo consiguió el apoyo de Sergio Londoño? Ella le daba afecto -cierto o fingido- a Sergio en los momentos difíciles de la alcaldía. Sobre todo en aquel difícil momento que atravesaba Londoño Zurek a quien nadie le paraba bola como alcalde encargado, y el procurador Fernando Carrillo le había jalado las orejas, por lo cual lanzó su célebre frase:

«¡Se van a joder!»

Definitivamente a la China Wong no la salva ni Mandrake. Votar por Wong es botar el voto. Su inhabilidad no es un cuento chino, es tan evidente que puya al ojo. ¿Pero le puyarán el ojo a los cartageneros por segunda vez? Señor procurador Fernando Carrillo, ¡usted tiene la palabra!

Categorías
Análisis

Wong, ¡sí está inhabilitada! (I)

Si Yolanda Wong sale de circulación, como efectivamente saldrá, ¿cómo quedaría Vicentico Blel y los concejales que la apoyan? Análisis de Lucio en próximas entregas.

Nuestra solidaridad con los candidatos y candidatas amenazados. Ninguna fuerza extraña (mano oscura) debe interferir en estas elecciones. Pero la amenaza mayor que tiene «La China» es ella misma: Wong, ¡sí está inhabilitada!

Escribo este artículo recordando que ejercí la cátedra de derechos humanos. Derechos humanos que me violó la Registraduría y que me mantiene por fuera. Consulté con varios expertos en derecho disciplinario, especialmente sobre el régimen de inhabilidades y de incompatibilidades. Y todos coinciden conmigo: Wong, ¡sí está inhabilitada!

(Te puede interesar: Yolanda Wong es el plan «B» del conciliábulo).

Alguien podría presentar una revocatoria directa de la inscripción de Yolanda Wong y la sacaría del debate electoral ya. O el mismo procurador Fernando Carrillo, podría iniciarle un proceso disciplinario verbal. ¿Por qué? Porque Wong, ¡sí está inhabilitada!


Wong, ¡sí está inhabilitada!


Yolanda Wong, el 25 de septiembre de 2018, le presentó renuncia como Secretaria del Interior al alcalde encargado Pedrito Pereira Caballero. Éste, a su vez, reemplazó provisionalmente al suspendido alcalde Antonio Quinto Guerra. Cuando Pedrito Pereira asumió el cargo (18 de de septiembre de 2018), automáticamente la Wong dejó de ser alcaldesa encargada. El 26 de julio de 2019 se inscribió como candidata a la alcaldía de Cartagena avalada por el partido de la U.

(Te puede interesar: Si Wong lo quiere, sería alcaldesa (e) de Cartagena hasta diciembre de 2019.

¿Cuántos meses van desde la fecha de su retiro como alcaldesa encargada a su inscripción como candidata? Exactamente 10 meses y 8 días. La ley habla de 12 meses antes de su inscripción y no de la elección. Ella estaba sacando cuentas con la fecha de elección de alcalde de Cartagena, 27 de octubre de 2019.

Pero la inhabilidad general -pues viola el régimen de incompatibilidades- se produce con la fecha de inscripción y no de elección. Así lo señala la sentencia No 11001-03-28-000-2015-00051-00 del Consejo de Estado, cuyo magistrado ponente es Alberto Yepes Barreiro. Esta sentencia sacó corriendo de la gobernación de la Guajira a Oneida Pinto, ya que como exalcaldesa de Albania, violó el régimen de incompatibilidades. Lo mismo hizo Yolanda. Wong, ¡sí está inhabilitada!

La incompatibilidad de Wong

Dentro de los 12 meses anteriores, Yolanda no solo fue secretaria del Interior sino también alcaldesa distrital designada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón. Por tanto, se le debe aplicar el régimen de incompatibilidades para presentarse como candidata a la alcaldía de la misma jurisdicción. ¿Qué dice la norma?

«Incompatibilidades de los alcaldes. Los alcaldes, así como los que los reemplacen en el ejercicio del cargo no podrán:
 7. Inscribirse como candidato a cualquier cargo de elección popular durante el período para el cual fue elegido».

Artículo 38 de la ley 617 de 2000

El 18 de septiembre de 2018 Pedrito Pereira fue designado alcalde encargado por el presidente Ivan Duque en reemplazo de Yolanda Wong, cuando se produjo la falta temporal del titular. Wong venía ejerciendo ese cargo por designación del presidente Santos. Contó con el apoyo del exsenador condenado por corrupción Juancho García y del mismo Sergio Londoño, quien había sido designado por Santos para reemplazar a Manolo Duque.

(Te puede interesar: Mala comprensión lectora del «amante bandido» de la exalcaldesa Yolanda Wong

El 20 de septiembre, Yolanda Wong Baldiris, se retira como alcaldesa designada y el 25 renuncia como Secretaria del Interior. La incompatibilidad se le aplica como alcaldesa encargada. Esto es una incompatibilidad que se convierte en una inhabilidad en el momento en que la exalcaldesa se inscribió como candidata a la alcaldía de Cartagena.

La lista del Procurador

Si bien Lucio Torres se encuentra por fuera de la contienda electoral por falta de garantías de la Registraduría, la Wong no tardará en correr la misma suerte. No por la Registraduría sino por la Procuraduría, ya que violó el régimen de incompatibilidades aplicable a una exalcaldesa. Este régimen es garantía de imparcialidad, transparencia y moralidad de la gestión pública en el Distrito de Cartagena.

Por tanto, la lista de la Procuraduría se podría extender en los próximos días. Yolanda Wong no solo quedaría por fuera del debate electoral, sino que sería objeto de un proceso disciplinario por violar el régimen de incompatibilidades. Su conducta es una inhabilidad sobreviniente en el momento de su inscripción con el formulario E-6.

Conclusión: Si le entregamos el queso a una infractora del régimen de incompatibilidades, cuyo fin es evitar que lleguen potenciales exponentes de la corrupción, ¿que pasaría? Si le bastó tres meses para acabar a dentelladas el presupuesto de un año, ¿qué pasaría si Cartagena la elige para cuatro años? Wong, ¡sí está inhabilitada!

Categorías
Análisis

«En la boca del horno se le quemó el pan» a los gremios y a Blel, Pedrito Pereira nombrado alcalde

«Quiero la unidad de los cartageneros», primera declaración del alcalde

Pedrito Pereira, nuevo alcalde de Cartagena, en familia. «Quiero la unidad de los cartageneros».Foto cortesía.

«Y en la boca del horno se le quemó el pan». A pesar de la oposición del expresidente Andrés Pastrana y de la senadora conservadora Nadia Blel, y de que ya estaba cocinada la decisión de que Antonella Farah iba a ser la escogida, finalmente la mayoría parlamentaria del conservatismo se impuso para que el presidente Iván Duque nombrara —en la noche de este martes 18 de septiembre— al expersonero y exparlamentario Pedrito Pereira Caballero como alcalde encargado de Cartagena.

Con esta decisión presidencial, se suple el vacío dejado por Antonio Quinto Guerra Varela, cuya elección fue suspendida transitoriamente hasta cuando se resuelva de fondo una demanda de nulidad electoral presentada por la Procuraduría.

Mientras tanto, la Sala de Restitución de Tierra del Tribunal Superior de Cartagena declaró improcedente una acción de tutela impetrada por el excandidato a la alcaldía Javier Bustillo, ya que la suspensión del acto de elección de Guerra no está en firme. Esto quiere decir, que Pedrito Pereira gobernará con relativa tranquilidad hasta que termine el proceso contra el acto de elección de Quinto. Por lo menos el Tribunal Administrativo durará un año para tomar una decisión de primera instancia que seguramente será apelada por cualquiera de las partes. Si es apelada y es contraria, Quinto nunca regresaría, salvo que haya un fallo a favor antes del 31 de diciembre del 2019.

Luego de un análisis sobre las entrevistas a los ternados y a los vaivenes de la terna, en el artículo que titulamos El presidente Duque pasó al tablero a terna y designaría alcaldesa de Cartagena a Farah, pronósticamos:

«Según las razones expuestas, el nombramiento de Farah está asegurado. Pero como decía mi mamá, «en la boca del horno se queman los panes».

Efectivamente, cuando ya estaba cocinado, «en la boca del horno el pan se le quemó» a los gremios y a la senadora conservadora Nadia Blel que lucharon para incluir en la terna de aspirantes a la alcaldía, a la dirigente gremial Antonella Fara Louis. Contra la Farah se desató una carnicería en las redes sociales y en algunos medios de comunicación que difundieron hechos donde estuvieron involucrados el esposo y sus familiares.

«En la boca del horno»

Se esperaba que el nombramiento se hiciera el lunes, pero un grueso número de la bancada conservadora abogó por el nombramiento de Pedrito Pereira en un momento donde el presidente Duque necesita la mayoría parlamentaria para evitar la moción de censura del ministro de Hacienda Rafael Carrasquilla y garantizar el apoyo disciplinado de los conservadores para otros proyectos legislativos. Si Duque hubiese nombrado a Farah, la mayoría conservadora se le hubiese venido en contra. Farah solo tenía el apoyo de Nadia Blel y David Barguil, de Córdoba. Este hecho se convirtió en una derrota de los gremios económicos de la ciudad que votaron masivamente por Duque, y de la senadora Nadia Blel, quien se dio la pela por incluir en la terna a Antonella Farah. El comunicado presidencial dado a conocer esta noche dice:

«Luego de realizar una evaluación de los ternados, el Presidente de la República ha decidido designar a Pedrito Tomás Pereira Caballero, como nuevo alcalde de Cartagena de Indias. Así mismo, el Jefe de Estado ha delegado a la Vicepresidenta de la República, Dra. Marta Lucía Ramírez, como veedora y supervisora de los compromisos adquiridos por el Dr. Pereira en aras de garantizar una administración eficiente, transparente y de cara a la ciudadanía».

La alcaldesa encargada, Yolanda Wong, gobernó 5 veces más que Quinto. Alcanzó a contratar en forma directa más de $80 mil millones. Creó su propio eslogan: «Cartagena se mueve». En el correo de las brujas me dijeron que se prepara como candidata a la alcaldía, pero Juancho García quiere que sea candidata a la gobernación. ¿Qué opinas?

El curso de los acontecimientos se modificó por la correlación de fuerza de la bancada parlamentaria más afín a Pedrito Pereira, puesto que su paso por el parlamento le granjeó buenas relaciones y su entrevista con el presidente fue la de mayor fluidez. ¿Por qué el conservatismo se desgató demasiado y sometió a la ciudad a una incertidumbre con una interinidad que mantenía a Yolanda Wong en la alcaldía? En política criolla, las cosas no son muy lógicas. Y los juegos de intereses mezquinos van en contra de los intereses colectivos. El peso específico de Juancho García Romero se hizo sentir con la permanencia de Wong durante estos casi cuatro meses donde lograron contratar por la vía directa más de $80 mil millones, de acuerdo a la investigación de Funcicar. Como periodista de investigación, le pondré la lupa a estos contratos firmados por la alcaldesa encargada, pues, debe haber consecuencias fiscales, penales y disciplinarias.

«Seré un alcalde de unidad»

Una vez se conoció el decreto presidencial, Pedrito Pereira dijo:

«Seré un Alcalde que promueva la unión de los Cartageneros. No voy a dividir, sino, a sumar. Le llegó la hora a Cartagena, de superar la polarización, trabajando unidos para alcanzar los grandes retos y desafíos que tenemos que afrontar. Como demócrata, me corresponde sacar adelante el programa de Gobierno que en las recientes elecciones obtuvo el apoyo mayoritario de los cartageneros».

Pedrito Peira dijo que su administración será una Alcaldía de puertas abiertas, que privilegiará la eficiencia y los resultados concretos. Si esto es así y no promesa de cumbiambero, Pereira Caballero precisará del apoyo de las fuerzas estratégicas de Cartagena para que le vaya bien durante el tiempo que dure su encargatura. Lo primero que debe hacer Pereira —si quiere poner en práctica ese enunciado de unidad— es pedirle la renuncia a todo su gabinete distrital, y conformar otro que responda por un verdadero Pacto por Cartagena. Su gabinete no puede ser una colcha de retazos.

El nuevo alcalde sabe que no tiene tiempo. Y no puede dudar para actuar. No se aceptan posiciones duditativas. El nuevo gabinete debe anunciarlo una vez se posesione. Los actuales secretarios y directores de instituciones descentralizadas del Distrito, deben renunciar «ipso facto». Si no lo hacen, Pedrito puede declararlos insubsistentes y tendrá el apoyo de la ciudadanía.

En efecto, Pereira Caballero dijo:

«No tenemos mucho tiempo, pero si mucho compromiso y decisión, para que la Alcaldía de Cartagena, recupere la normalidad institucional, el liderazgo y la capacidad de obtener resultados a través de 4 grandes propósitos: (1) La eficiencia y transparencia de la gestión administrativa, (2) La seguridad y convivencia ciudadana, (3) La disminución de la pobreza, y, (4) La reactivación económica».

Las sabias palabras de mi madre Teresa de Jesús Moreno Martínez la resumía en esta frase: «En la boca del horno se quema el pan». Tú no puedes alzar los brazos si no estás seguro de tu triunfo. Una lección que aprendió Antonella Farah y Nadia Blel. Ahora, Pedrito Pereira debe concentrarse a gobernar a Cartagena sin mirar a quien, ¡si lo dejan!